Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/1/2011 3:00:00 PM

¿Comienza la oposición de Uribe a Santos?

Luego de las elecciones regionales, que dejaron al expresidente Uribe como uno de los grandes perdedores, el exmandatario cuestionó el nombramiento de Rafael Pardo como ministro y pidió a la U hundir el proyecto bandera del Gobierno.

El pasado 10 de agosto, Armando Benedetti, quien fuera uno de los alfiles del uribismo, pero que ahora es ficha clave en el Congreso del presidente Juan Manuel Santos, había afirmado: “después de las elecciones de octubre, Uribe le hará oposición al gobierno de Santos”
 
Benedetti pronunció aquella frase cuando Uribe hacía reparos a decisiones del gobierno Santos, que por esos días destapaba escándalos de corrupción en varias entidades estatales y que comprometían a funcionarios de la pasada administración.
 
Pero este martes, tras la resaca de los resultados de las elecciones regionales, que dejaron a Santos como uno de los grandes triunfadores y a Uribe como uno de los principales perdedores, el expresidente se refirió en un tono algo más que crítico a las recientes decisiones del presidente de la República.
 
El lunes, cuando Rafael Pardo, jefe del liberalismo, se proclamaba triunfador de las elecciones, el presidente Juan Manuel Santos le daba la bienvenida al gabinete al designarlo ministro de Trabajo, precisamente una de las carteras que Uribe decidió fusionar en el 2002 y que fue revivida por petición del nuevo gobierno.
 
Uribe, en una larga entrevista a Francisco Santos, en RCN La Radio, no fue indiferente a la designación de Pardo: “Las acciones del gobierno nacional son hipócritas y carecen de fervor popular, por lo cual es una señal de hostilidad nombrar a Rafael Pardo ministro de Trabajo”, dijo.
 
El nombramiento de Pardo puede tener varias lecturas políticas. Porque Santos, en campaña, no sólo se comprometió con dar continuidad a las principales banderas uribistas. También se propuso generar “más empleo, mejor pagado”, precisamente una de las asignaturas pendientes de los ocho años del gobierno Uribe, en cuya administración la tasa de desempleo se incrementó.
 
Y Santos decidió poner a dirigir las políticas de generación de empleo a Pardo, jefe del partido que encabezó la oposición al gobierno Uribe.
 
El expresidente Uribe también cuestionó a Santos en materia electoral. Y dijo que haber puesto a sonar el nombre del jefe del Partido Liberal para ingresar al gabinete fue una especie de ayuda para que este partido le fuera bien en las pasadas elecciones del 30 de octubre.
 
Por eso, en el diálogo con RCN, Uribe insinuó que "el Gobierno dice que no tenía candidatos, pero el Gobierno antes de las elecciones anuncia nombramientos que muestran total hostilidad hacia nosotros (la U)".
 
Pero los dardos de Uribe no pararon ahí. Y en la misma entrevista pidió a la bancada del Partido de la U -que ostenta las mayorías en el Senado- que se opusiera a la reforma a la Justicia, el proyecto bandera del gobierno en la presente legislatura.
 
Y las palabras, o directrices de Uribe, tuvieron inmediato eco dentro del Partido de la U.
 
Este martes, tras la para legislativa por las elecciones, la bancada de senadores sostuvo una de las reuniones más agitadas.
 
En ese cónclave el sector más afín al uribismo pidió que el expresidente asumiera la dirección política del partido.
 
Juan Carlos Vélez Uribe fue quien más insistió en ese escenario. “La U es el partido que lo representa a él (Uribe), es inspirado en su obra y sería muy bueno que el expresidente, o alguien muy cercano a él (mencionó a Óscar Iván Zuluaga), dirija el partido. Pero la U debe escuchar más a Uribe, actuar conforme a su pensamiento, apoyarlo y respaldarlo más”.
 
Pero el senador Vélez no mencionó que la U fue fundado por Juan Manuel Santos, y, a diferencia de Uribe (que ganó la presidencia avalado por firmas a través del grupo significativo de ciudadanos Primero Colombia), el partido avaló su candidatura presidencial: Santos es el primer presidente de la República elegido a nombre de la U.
 
Armando Benedetti, quien este primero de noviembre salió a cobrar su premonitoria frase, admitió que al interior del Partido de la U son muchos los que quieren que Uribe asuma directamente las banderas de la colectividad.
 
Y aunque dijo que sólo sería decisión personal de Uribe asumir esa designación, reconoció que “no se puede negar que hay muchas voces que están clamando por eso”.
 
En la bancada de senadores de la U también se discutió la postura frente a la reforma a la Justicia. Y aunque no hubo una decisión oficial, el mayor dilema lo tiene, precisamente, el senador Juan Carlos Vélez, coordinador ponente del proyecto del Gobierno.
 
Vélez lo único que anticipó es que su ponencia mantiene viva la propuesta de ampliar el fuero militar, una idea de talante uribista y que metió el Gobierno a última hora en la discusión del proyecto.
 
Y aunque el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, anunció que esa propuesta sería retirada del proyecto, posteriormente rectificó y dejó en manos de la plenaria del Senado la decisión, al señalar que prefiere no pelear con los partidos políticos.
 
Juan Carlos Vélez, en su ponencia, pidió la aprobación del proyecto. Un texto firmado antes que el expresidente Álvaro Uribe pidiera el archivo de la iniciativa.
 
Pero esto apenas podría ser el primer paso. El senador Juan Lozano indicó que el próximo mes de diciembre se celebrará el Congreso nacional de la U y allí se decidirá quién asumirá las riendas de la colectividad. Faltan dos meses para saber si Uribe decide apropiarse de La U.
 
Y mientras todo esto sucedía, en la Casa de Nariño el presidente Juan Manuel Santos desayunaba con la bancada de senadores del Partido Liberal y con el jefe de esa colectividad, futuro miembro del gabinete.
 
Podría ser coincidencia de su agenda, pero este primero de noviembre podría significar muchas cosas a futuro. Los liberales en la Casa de Nariño no se cambiaban por nadie, luego del resultado de las elecciones, que también fue pretexto para que el tema de la reunificación liberal volviera a coger vigencia.
 
Si Uribe se apodera del partido de la U, que avaló a Santos, probablemente sea el escenario para que el presidente de la República se constituya en figura clave para esa reunificación liberal. El presidente de la Cámara de Representantes, Simón Gaviria, se mantiene en su tesis de que el hombre que tiene “la última palabra” en esa reunificación “es el presidente Santos”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.