Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2010/03/01 00:00

¿Cómo recibió la gente el hundimiento del referendo?

¿Son más los frustrados o los contentos? ¿Son más los que creen que se fortaleció la democracia o los que creen que se debilita?

El magistrado Mauricio González, presidente de la Corte Constitucional, fue quien tuvo que leer el comunicado con el cual el tribunal informó que el referendo era inexequible.

La Cuarta Gran Encuesta Ipsos-Napoleón Franco contratada por Semana, la FM y RCN radio y televisión, no solo midió la favorabilidad de los candidatos y precandidatos a la Presidencia (ver artículo), sino que también midió el ánimo de los encuestados una vez se conoció que la Corte Constitucional declaró inexequible el referendo reeleccionista.

Fueron más, según el estudio de opinión, las personas que lamentaron la decisión del Alto Tribunal que las que la celebraron.

Una vez los encuestados se dieron por enterados del hundimiento del referendo reeleccionista, el 57 por ciento reaccionó con desagrado ante la decisión, y el 42 por ciento con agrado.

De este resultado se infiere que un poco más de la mitad de los encuestados estaba de acuerdo con la consulta popular. El registro de personas que reaccionaron con indiferencia ante la noticia, que para muchos se trató de la más importante de los últimos años en el país, fue del 32 por ciento, una cifra preocupante pues lo que estaba en juego no era un asunto menor para la democracia.

Uno de cada diez encuestados dijo estar sorprendido con la decisión.

Le empresa encuestadora clasificó las reacciones negativas a la inexequibilidad del referendo en varias categorías. Así, el 19 por ciento sintió “rabia y dolor”; el 16 por ciento, “preocupación”; el 14 por ciento, “desolación”; y el 8 por ciento “desesperanza”.
Las reacciones negativas también fueron clasificadas en varias categorías. Así por ejemplo, el 20 por ciento expresó haber reaccionado con “júbilo”; el 9 por ciento, con “tranquilidad”; 7 por ciento con “admiración”, y el 6 por ciento con “esperanza.”
Al ser preguntados por su opinión sobre la decisión del Alto Tribunal, el 46 por ciento de los encuestados dijo estar de acuerdo y un porcentaje igual dijo estar en desacuerdo. El 8 por ciento restante dijo no tener una opinión al respecto.

Sin embargo, el porcentaje de personas que dijo creer que la decisión de la Corte fortalece el sistema democrático fue mayor del que dijo creer que lo debilitaba: el 44 por ciento versus el 39 por ciento. El 17 por ciento dijo que no sabía cuáles son los efectos al sistema democrático.

La opinión de los encuestados acerca del hundimiento del referendo reeleccionista arrojó resultados interesantes, que son motivo de estudio de académicos y analistas. Para el politólogo Carlos Guzmán, de la Universidad del Norte, el hecho de que un poco más de la mitad de los encuestados haya recibido con desagrado la noticia se debe a lo que él llamo el “fenómeno del embrujo”.

Guzmán explicó que la popularidad del Primer Mandatario se ha mantenido debido a que ha logrado crear expectativas sobre las soluciones de los problemas en la gente.

En la primera elección, explicó el académico, Uribe propuso una alternativa diferente para conseguir la paz, tras el fracaso de los diálogos de Pastrana con las Farc. Para la reelección creó la expectativa de que podía resolver el problema de la corrupción en la política. Y, para esta temporada electoral, a través de los consejos comunales y de una política activa, proyectó la imagen de solucionador de todos los problemas, desde el más pequeño hasta el más grande.

“Aún cuando la gente supiera que el referendo era ilegítimo, prefería la perpetuación de Uribe en el poder, que no tener la solución a sus problemas, o la ilusión de que él los podía resolver”, dijo Guzmán.

El fenómeno de rechazo de la gente a la decisión de la Corte, también tiene un antecedente en una encuesta similar, de septiembre de 2009. Aunque la mayoría (el 54 por ciento) de la gente sabía en ese entonces de las denuncias sobre la falta de transparencia con la que se tramitó la consulta popular, una mayoría equivalente (el 56 por ciento) dijo que esas denuncias no impactaban su opinión, y el 15 por ciento se atrevió a decir que, por el contrario, después de conocer las denuncias tenían una imagen más positiva del referendo.

En la encuesta publicada el lunes en Semana.com, de los mil encuestados, el 72 por ciento dijo conocer que el día de la encuesta (27 de febrero) la posibilidad de una reelección ya estaba enterrada. El restante 28 por ciento se enteró de que la Corte Constitucional había puesto fin a una de las iniciativas más polémicas de la historia política reciente del país, con las preguntas de los encuestadores.

Se mantiene el efecto teflón

A pesar de que el Primer Mandatario no será candidato en las próximas elecciones, su imagen favorable sigue intacta. Uribe ha mantenido un registro de favorabilidad que cualquier mandatario quisiera tener, a pesar de que está en la etapa final de su mandato.

Según la encuesta, pareciera que el escándalo derivado por la emergencia social no ha mellado significativamente su popularidad. Siete de cada diez encuestados dijo tener una imagen favorable del Presidente. Ese fue el mismo resultado de una encuesta similar hecha en diciembre, es decir, la tendencia se mantiene.

En mayo de 2009 Uribe registró una imagen favorable del 74 por ciento y en septiembre del mismo año, del 78 por ciento.

Para ver los resultados y ficha técnica de la encuesta haga clic aquí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.