Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2012 12:00:00 AM

Congreso mantiene la Vicepresidencia

El proyecto que intentaba acabar con la figura del vicepresidente de la República fue rechazado de forma mayoritaria en el Congreso. Estado de salud de Angelino determinó la suerte de esta reforma.

La actual condición de salud del vicepresidente Angelino Garzón, paradójicamente, se convirtió en el principal motivo para que el Congreso colombiano se abstuviera de acabar con la entidad de la Vicepresidencia de la República.

Este miércoles, la Comisión Primera de la Cámara se pronunció sobre la posibilidad de regresar a la figura del designado presidencial para reemplazar al mandatario en caso de sus faltas absolutas, la cual existía en Colombia antes de la Constitución del 91.

Un total de 21 representantes se opusieron a acabar con la Vicepresidencia, mientras que 9 representantes votaron en favor de regresar a la figura del designado.

Tras esa decisión, la idea de acabar con la vicepresidencia no sólo quedó archivada, sino que una iniciativa de esta naturaleza no podrá volver a ser discutida en la presente legislatura.

La decisión de la Cámara tiene una consecuencia inmediata. En el próximo debate presidencial, el del 2014, los candidatos tendrán que escoger una fórmula a la vicepresidencia, y quien sea escogido por voto popular para ese cargo será quien reemplace al presidente en caso de falta absoluta.

La idea de acabar con la vicepresidencia había sido impulsada por el conservador Telésforo Pedraza y había sido respaldada por cerca de una veintena de parlamentarios, quienes firmaron el proyecto de reforma constitucional.

Entre las motivaciones de Pedraza para hacerle esa propuesta al Congreso era que la vicepresidencia era una entidad “costosa” para el Estado, cuyas funciones no se conocen con claridad además de considerarle “políticamente inconveniente” por los “choques” entre presidente y vicepresidente que se han registrado desde 1991, y hasta por considerar que el vicepresidente se puede convertir “en una rueda suelta” del gobierno. El representante conservador aseguró que la figura del designado no le significa un solo peso al país.

El representante Germán Navas Talero (Polo) fue quien lideró la defensa a la institución de la vicepresidencia en el debate de este martes. Dijo que el diseño institucional que acordaron los constituyentes en el 91 es el apropiado, pues la persona que vaya a sustituir al presidente no solo se conoce de antemano sino que es elegida de forma democrática, y no designada a dedo como sucedía antes de la carta Política.

Además, dijo Navas, las diferencias entre presidente y vicepresidente “son propios de la condición humana y no de un diseño institucional equivocado”. Por eso se opuso a una reforma constitucional que surgió cuando Angelino Garzón ostenta la condición de vicepresidente de la República.

Incluso, el representante conservador Óscar Bravo calificó el proyecto de “inoportuno”, entre otras porque la opinión pública podría bautizar esta reforma “contra Angelino”.

“Le estamos haciendo el juego al Presidente del Senado, quien de manera absurda quiso acabar con el vicepresidente Angelino. Tratar de reformar la Constitución para darle gusto a Roy Barreras no lo va a hacer este Congreso”, explicó Bravo.

Pedraza rechazó tal argumento y dijo que su propuesta no tenía nombre propio, además porque de haber sido aprobada por el parlamento, solo podría regir a partir del 2014, por lo que en nada afectaría a Angelino.

El propio Angelino Garzón había respetado la autonomía del Congreso a la hora de tomar esa decisión, pero aseguró que tenía más legitimidad un vicepresidente escogido por voto popular que designado a dedo.

Roy Barreras, presidente del Congreso, se pronunció sobre la decisión de la Comisión primera de la Cámara. Dijo que la idea de acabar con la institución de la vicepresidencia nunca tuvo consenso, y que sólo tendría resultado si así lo acordara el gobierno con los partidos de la Unidad Nacional. Barreras dijo que de momento no es prioridad del parlamento acabar con la vicepresidencia, pero que si a futuro hay consenso, una iniciativa de esa naturaleza podría tener éxito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.