Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2011 12:00:00 AM

Congreso sugiere al Gobierno aplazar reforma a la justicia

Esa será la petición que el presidente de la Comisión Primera del Senado, Eduardo Enríquez Maya, le hará al ministro del Interior. Hay varios proyectos que "tienen peligro" en su trámite y la reforma podría alterar la agenda.

A partir de este jueves, el ministro del Interior discutirá con los senadores y representantes de las comisiones primeras del Congreso la conveniencia o no de presentar la reforma a la justicia.
 
Para el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, este proyecto “es urgente” para el país, especialmente para afrontar dos de los principales problemas de la rama judicial: la congestión y el acceso a todos los colombianos.
 
El propósito del ministro es que este semestre empiece el estudio de la reforma. Un proyecto que, por ser una reforma constitucional, requiere ocho debates. Según Vargas Lleras, esta legislatura, la más corta de cada periodo, el Congreso podría avanzar, si hay acuerdos, en los primeros cuatro debates del proyecto. Y después del 20 de julio dar “un debate más profundo”.
 
“Si logramos unos consensos mínimos en materias de acceso, descongestión, temas institucionales que parecen ser los más complejos, y asuntos de seguridad jurídica que queremos impulsar en este proyecto, sería extraordinario que este semestre le demos primera vuelta para que a partir de julio del 2011, ya de una manera más pausada y meditada, se avance en la discusión”, pedirá Vargas Lleras a los partidos políticos este jueves en Anapoima.
 
Pero el Congreso tiene otra opinión. Semana.com dialogó con el presidente de la Comisión Primera del Senado, el conservador Eduardo Enríquez Maya, quien fue categórico al afirmar que el gobierno debe posponer el debate de la reforma a la justicia.

“Considero que el proyecto se debe presentar en las sesiones ordinarias a partir del 20 de julio. Hoy no es conveniente. Tenemos peligro en muchos proyectos, el tiempo es muy estrecho y puede haber muchas dificultades en su trámite”, dijo Enríquez Maya.

Esa observación será trasladada al ministro del Interior. Además le explicará que las comisiones primeras ya se están ocupando de cuatro reformas constitucionales: regalías, impedimentos de congresistas, sostenibilidad fiscal y el paso de empleados provisionales a la carrera administrativa.

Además hay proyectos acumulados que no se pueden dejar de lado, como el de la reparación a las víctimas y la restitución de tierras. “Las comisiones primeras hemos decidido sesionar de lunes a jueves, de lo contrario no nos alcanzará el tiempo”, explicó Enríquez Maya.

Los puntos de una reforma a la justicia

A diferencia de lo que considera el gobierno, el Congreso considera que la reforma a la justicia debe ir más allá de los temas de la descongestión y el acceso.

Según el presidente de la Comisión Primera del Senado, una reforma a la justicia integral, como la prometió el propio gobierno, también debe afrontar el tema de los funcionarios aforados.
 
En este sentido, el Congreso insistirá en que senadores y representantes deben tener las mismas condiciones y garantías de los demás ciudadanos en los procesos judiciales. Es decir, el derecho a la doble instancia.
 
También, explicó Eduardo Enríquez Maya, y acogiendo sugerencias de la Corte Suprema de Justicia, se debe fortalecer la investigación, las acusación y los juicios contra altas dignidades del Estado que son competencia de la Cámara de Representantes. “El presidente de la Corte Suprema de Justicia ha insistido en que la Comisión de Acusaciones debe estar integrada por juristas y debe funcionar de la misma forma que una sala de casación”.
 
La reforma también debe afrontar “de una vez por todas” el tema de la tutela, especialmente el de evitar que se convierta en un “choque de trenes entre las altas cortes”.
 
Reforma, la asignatura pendiente
 
No sólo el presidente Juan Manuel Santos, también el ministro del Interior, en sus épocas de campaña, coincidieron en la necesidad de reformar la justicia.
 
Sin embargo, esta ha sido una idea de gobiernos anteriores que nunca se ha podido consolidar.

El gobierno del presidente Álvaro Uribe fue el que más insistió pues en sus ocho años de gobierno radicó ante el Congreso cuatro proyectos de reforma judicial.

Los ministros del Interior de Uribe, Fernando Londoño, Sabas Pretelt de la Vega , Carlos Holguín Sardi y Fabio Valencia Cossio fracasaron en el Congreso. Sus proyectos se hundieron en el trámite, o en el caso de la reforma liderada por Valencia Cossio tuvo que retirarla por la puerta de atrás, sin que superara un solo debate.

El actual gobierno recogió las sugerencias de una comisión de expertos y presentó un borrador de la reforma a la justicia que no fue bien acogido por las Cortes. Decidió aplazar la presentación de la reforma y crear una mesa interinstitucional para buscar consensos. De momento no se han logrado.
 
El presidente Juan Manuel Santos, luego de su gira en Estados Unidos, se reunirá este viernes en anapoima con los congresistas. Definirá la suerte de la reforma a la justicia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.