Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/25/2011 12:00:00 AM

Dos posiciones políticas frente al matrimonio de parejas del mismo sexo

José Darío Salazar, presidente del Partido Conservador, y Guillermo Rivera, vocero del Partido Liberal en la Cámara, controvierten sobre el matrimonio homosexual. Para uno, están en juego las leyes naturales. Para el segundo, el respeto a la libertad.

El Partido Conservador y el Partido Liberal han sido tradicionales contradictores, políticos e ideológicos. Hoy, por distintas circunstancias, son socios políticos alrededor de un gobierno que, como el de Juan Manuel Santos, apuesta por la llamada ‘Tercera vía’.
 
Pero si en algunos temas han caminado hacia el mismo lado, no pasa lo mismo con los temas morales. En estos mantienen sus posturas contrarias y alimentan sus históricas diferencias.
 
La Corte Constitucional, que está a punto de fallar una demanda sobre el concepto de familia, y cuya decisión podría determinar el derecho a parejas del mismo sexo a contraer matrimonio, ha encendido este debate.
 
Por un lado, las posiciones conservadoras, cercanas al planteamiento católico de que el matrimonio, y el concepto de familia, “es un contrato por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse” (tal como lo señala el artículo 113 del código civil, vigente desde 1987).
 
Y por el otro, las posturas liberales, que defienden que la Constitución, al establecer un estado laico, no sólo respeta la libertad de cultos, también garantiza la no discriminación entre cualquier sector de la sociedad.
 
Pero estas posiciones morales, al menos en los partidos tradicionales, no parecen tener puntos de encuentro ni de equilibrio.
 
Cuando la Corte Constitucional decida pronunciarse sobre esta demanda, alguna de las dos posturas se impondrá sobre la otra. ¿Qué piensan dos dirigentes políticos sobre este debate?
 
"La Corte no puede patear la Constitución": conservadores
 
El senador José Darío Salazar, presidente del Partido Conservador, no sólo defendió su postura frente al matrimonio y el concepto de familia. Sugirió que los magistrados de la Corte Constitucional no pueden aceptar esa demanda al considerar que una decisión que permita a las parejas del mismo sexo contraer matrimonio, sería sustituir la Constitución.
 
“Sería una inconsecuencia -dice Salazar-. La Constitución dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. ¿Pueden fallar los magistrados algo distinto a lo que dice la Constitución?”.
 
En ese tono, el dirigente conservador dice que los magistrados deben preservar la ley, que en su criterio está más aferrada a los postulados católicos, al asegurar que una pareja del mismo sexo va en contra de leyes naturales: “el hombre y la mujer están hechos para conservar la especie humana, el matrimonio es entre hombre y mujer”.
 
“Como dijo el obispo Juan Vicente Córdoba, ellos (los magistrados) son los cancerberos de la Constitución. No pueden cogerla a patadas (...) Si fallan (a favor del matrimonio de parejas del mismo sexo), sería un segundo precedente muy grave”.
 
Posiciones conservadoras alimentan la homofobia: Partido Liberal
 
Guillermo Rivera es vocero del Partido Liberal en la Cámara de Representantes y tiene cuatro argumentos con los que controvierte las posturas conservadoras.
 
A diferencia de lo que señala Salazar, Rivera dice que la Constitución del 91 establece la libertad de cultos y la libertad religiosa, los principios constitucionales son laicos y profesan la igualdad ante la ley proscribiendo la discriminación.
 
“¿Qué significa?,-dice Rivera-. Sencillamente que, aunque respetables, los postulados de cualquier Iglesia o credo no son mandato para nuestro ordenamiento jurídico”.
 
Para Rivera la existencia de parejas del mismo sexo es una realidad de la humanidad a lo largo de su historia, que por fortuna para ellos, el mundo cada vez más lo advierte como la expresión legítima de sentimientos y afectos que varios ordenamientos jurídicos reconocen y protegen.
 
Por eso, señala que el ordenamiento jurídico e institucional colombiano “no puede seguir anclado en concepciones de tradición conservadora y clerical porque eso significaría discriminar a un amplio sector de la población que tiene el derecho a conformar una familia y a ser reconocido y protegido por las instituciones”.
 
Pero el vocero del Partido Liberal va más allá y señala que las posiciones esgrimidas por el Partido Conservador “alimentan concepciones homofóbicas en una sociedad que necesita avanzar hacia el pluralismo y la tolerancia para superar años de conflicto”.
 
Este martes la Corte Constitucional deberá pronunciarse. El fallo no dejará indiferente a nadie y, como cualquier debate, una será la postura que prevalezca.
 
El aborto, el próximo debate
 
Sin embargo, este no será el único tema de debate entre estas dos tendencias políticas y de pensamiento. Una nueva discusión sobre la legalidad del aborto está prevista y el debate parece ser igual de intenso.
 
La Corte Constitucional, hace varios años, se pronunció al respecto y permitió el aborto en tres casos específicos. Cuando se trate de malformación genética del feto, cuando es producto de una violación o cuando la vida de la madre esté en riesgo.
 
Ese histórico y controvertido fallo, de mayo del 2006, es el mismo al que el conservador José Darío Salazar se refiere como “el primer precedente grave” de la Corte Constitucional.
 
Y para revertirlo, en los próximos días los conservadores presentarán en el Congreso un proyecto de referendo para abolir el aborto.
 
La intención es reformar la redacción del artículo 11 de la Constitución, el cual garantiza el derecho a la vida. A la expresión “el derecho a la vida es inviolable”, los conservadores quieren agregarle “desde el momento de la procreación”.
 
José Darío Salazar reveló que ya han recogido alrededor de cinco millones de firmas para esa causa. “Es la expresión de la sociedad colombiana para que el Congreso legisle sobre ese tema y se termine el aborto en Colombia”.
 
En el Congreso, el escenario del debate, los liberales han advertido que sus posturas serán respetando el fallo de la Corte Constitucional, tal como lo consideró el presidente de la Cámara, Simón Gaviria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.