Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2012 12:00:00 AM

El 'choque de trenes' en el gobierno

Los ministros Germán Vargas Lleras y Juan Camilo Restrepo, bastiones de la ley de víctimas, ahora se culpan y se sacan los trapitos al sol por el retraso en el proyecto de desarrollo rural, principal reto del Ministerio de Agricultura.

Germán Vargas Lleras (ministro del Interior) y Juan Camilo Restrepo (ministro de Agricultura) fueron los principales bastiones del Gobierno para impulsar la Ley de víctimas y restitución de tierras.

Recorrieron juntos el país promoviendo la iniciativa. Se trasnocharon en el Congreso y convencieron al parlamento para que el proyecto se convirtiera en ley. Se tomaron la foto al lado de Ban Ki-moon (secretario general de la ONU) cuando se sancionó la ley, y han promovido marchas y concentraciones de respaldo a la política de restitución, en Barranquilla y Necoclí.

Ahora, cuando las agendas de los ministerios tienen retos particulares, Restrepo y Vargas Lleras, dos de los ministros estrella del gabinete de Santos, se enfrentan.

El Ministerio de Agricultura tiene como su principal reto la política de tierras y desarrollo rural, una reforma integral que muchos opinadores han calificado como la gran reforma agraria por la que ha apostado el presidente Santos.

El ministro Juan Camilo Restrepo tenía la instrucción de presentar el texto del proyecto el próximo 16 de marzo. Pero advierte que no lo cumplirá por una razón de trámite. Dicho proyecto necesita de las consultas previas a comunidades afrodescendientes e indígenas, una responsabilidad del Ministerio del Interior que, según el funcionario (en un artículo del diario El Tiempo), el proceso ha sido tan dilatado que afectará el cumplimiento de los cronogramas trazados.

Dice Restrepo que el proceso de consultas a estas comunidades tiene "dificultades y tropiezos” a tal punto que “están traumatizando la buena marcha de la agenda legislativa”, y que la mecánica de esas consultas, según el ministro, “es cada vez más laberíntica, dispendiosa y desgastadora”.

De inmediato, el Ministerio del Interior rechazó las afirmaciones de Restrepo. El viceministro de participación e igualdad de derechos, Luis Felipe Henao, en una carta respaldada por Vargas Lleras, respondió a Restrepo relacionándole algunas responsabilidades que la cartera de Agricultura habría incumplido.

En la carta, remitida desde el Ministerio del Interior a las redacciones de los medios de comunicación, se indica que el proyecto de ley de Tierras y Desarrollo Rural ha tenido hasta cuatro modificaciones, antes de enviarlo al trámite de las consultas.

"La falta de rigor por parte del Ministerio a su digno cargo ha representado además un esfuerzo presupuestal de parte nuestra en atención a cada modificación que se realiza sobre el texto en mención, mediante seis (6) mesas permanentes de concertación, rubros estos que deberían ser asumidos por la cartera responsable de la iniciativa legislativa", dice el ministerio del Interior en la carta.

La misiva también agrega que "sin embargo, apreciado señor ministro, teniendo en cuenta la premura por usted manifestada frente al trámite del proyecto de ley propio de su sector, lo ideal habría sido que el Ministerio de Agricultura hubiera aprovechado el período vigente de la Comisión Consultiva en el 2011, en el cual contaron con todo el apoyo de nuestra parte, como sucedió con los decretos de víctimas y regalías...”

El ministro Juan Camilo Restrepo, en su rendición de cuentas, se comprometió con que el proyecto de tierras y desarrollo rural podría ser una realidad al final de la presente legislatura, que por ser de sólo tres meses, tiene términos muy reducidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.