Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/2011 12:00:00 AM

El Estado según Santos

El Gobierno presentó los alcances del más grande revolcón de entidades adscritas a la administración. En seis meses el Ejecutivo fue más allá de la creación de tres ministerios.

Este viernes 4 de noviembre vencieron las facultades especiales que el Congreso de la República le entregó, hace seis meses, al presidente Juan Manuel Santos. Facultades que reclamó para hacer una reforma a la estructura del Estado adscrita al poder Ejecutivo.
 
Luego de firmar los 84 decretos con los que se separaron funciones de seis ministerios, se liquidaron entidades, permitió la creación de otras y se reasignaron nuevas funciones a varias agencias. Santos aseguró que la prioridad de esta reforma es conseguir un Estado “más eficiente” y no la de reducir gastos.
 
Precisamente, hace ocho años, cuando se fusionaron seis ministerios, el objetivo era el contrario, un Estado más austero.
 
En estos seis meses de facultades especiales, el gobierno diseñó, y se tomó hasta el último día, los decretos para hacer un auténtico revolcón a la administración central.
 
Quizás la mayor reforma estatal desde mitad del siglo pasado.
 
Se eliminaron casi que una decena de entidades y en reemplazo se crearon casi que el doble.
 
El gobierno hizo énfasis en anunciar el fin de las más cuestionadas: El DAS, El Instituto Nacional de Concesiones –Inco–, Ingeominas, Acción Social, la Dirección Nacional de Estupefacientes y la delimitación de las funciones del INPEC.
 
Al DAS, cuestionado por múltiples irregularidades, como espionaje ilegal, filtración de información y hasta vínculos con grupos ilegales, lo reemplaza la Agencia Nacional de Inteligencia, una entidad que no tendrá más de 80 funcionarios.
 
La Agencia Nacional de Infraestructura reemplazará al Inco, salpicado por corrupción en algunas concesiones y cuestionada por el atraso de infraestructura del país.
 
La Agencia Nacional de Minería asumirá las funciones de Ingeominas y se encargará de fiscalizar la adjudicación de títulos mineros, en un momento donde el Estado ha anunciado una ofensiva contra la minería ilegal, a la cual ha señalado como una nueva fuente de financiación de los grupos ilegales y bandas criminales.
 
A la Dirección Nacional de Estupefacientes no la reemplazará ninguna entidad como tal. Sus funciones fueron repartidas entre el Ministerio del Interior (política antidrogas) y el Ministerio de Hacienda (administración de bienes incautados a la mafia).
 
El cuestionado Inpec no desaparecerá, pero sus funciones fueron depuradas.
 
Pero el gobierno aprovechó para crear nuevas entidades. Por ejemplo, la Agencia de protección a personas especiales (Ministerio del Interior) o la Agencia de Defensa Jurídica del estado (Ministerio de Justicia), por citar algunos ejemplos.
 
Y las funciones de seis ministerios también fueron ampliadas en esta reforma. Por ejemplo, el Ministerio de Justicia tendrá la responsabilidad del sistema penal a menores de edad (antiguamente competencia del ICBF), una unidad de justicia transicional y será la cabeza de la estrategia de defensa jurídica de la Nación.
 
El Ministerio de Ambiente tendrá la responsabilidad de la Unidad de Parques Nacionales y de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, encargada de definir las explotaciones de recursos en territorios protegidos.
 
Al Ministerio de Trabajo le fue asignada la tutela del Sena. El ministerio de Salud tendrá como nuevas funciones la agencia de depuración de las EPS y el sistema de garantía de riesgos profesionales.
 
El Ministerio de Relaciones Exteriores tendrá a su cargo las funciones migratorias que venía desempeñando el DAS, mientras que el Ministerio del Interior se encargará de garantizar la seguridad de personas protegidas, funciones que antes también eran competencia del DAS.
 
Pero entre los más de 80 decretos se crearon otras entidades y se determinaron nuevas funciones:
 
- Empresa Nacional de Renovación y Desarrollo Urbano.

- Se transformó Coldeportes en el Departamento Administrativo del Deporte, la Recreación, la Actividad Física y el Aprovechamiento del Tiempo Libre.
 
- Se escindieron unas funciones del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER) y del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, y se creó la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca - AUNAP.
 
- Se reasignaron funciones al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) en relación con planificación, estandarización y certificación de las estadísticas.
 
- Se reasignaron unas funciones del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo a la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y a la Superintendencia de Industria y Comercio.
 
- Se escindieron funciones de la Superintendencia de Industria y Comercio, y se creó el Instituto Nacional de Metrología adscrito al Ministerio de Comercio Industria y Turismo.
 
- Se creó la Unidad Administrativa Especial Agencia del Inspector General de Tributos, Rentas y Contribuciones Parafiscales (ITRC).
 
- Se creó la Unidad Administrativa Especial, Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera (URF).
 
- Se creó la Agencia Nacional de Contratación Pública –Colombia Compra Eficiente–.
 
- Se transformó el Departamento Administrativo Nacional de la Economía Solidaria (DANSOCIAL) en una Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias.
 
- Se cambió la naturaleza jurídica de la Administradora Colombiana de Pensiones (COLPENSIONES).
 
- Se cambió la naturaleza jurídica del Instituto Nacional de Salud  (INS).
 
- Se organizó el Sistema Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, al modificarse la Comisión Intersectorial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.