Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2011 12:00:00 AM

El futuro de la curul de Iván Moreno

No habrá 'silla vacía' para el Polo. El nariñense Parmenio Cuéllar sería el reemplazo, pero pondría en aprietos al partido en su intención de mantener uno de sus botines políticos.

La ‘silla vacía’, la sanción más drástica y novedosa de la reforma política de 2009, que señala que los partidos políticos perderán la curul de un congresista si es detenido por orden de la justicia, no será aplicada en el caso de Iván Moreno.
 
La sanción sólo se aplica cuando el congresista es investigado por el delito de concierto para delinquir, el que tipifica las relaciones con grupos armados al margen de la ley.
 
A Moreno lo investiga la Corte por cohecho, un delito que tiene relación con conductas de corrupción y que no le significan al Polo la perdida de sus derechos en el Congreso,
 
Por eso, el partido tendrá la oportunidad de reemplazar a Moreno. El Polo, según lo dijo su presidenta Clara López, esperará que el alto tribunal resuelva la situación jurídica de Moreno. De producirse, Parmenio Cuéllar sería el encargado de ocupar esa curul.
 
Cuéllar, quien fue senador entre 2006 y 2010, pero que se quemó en sus aspiraciones de regresar al Congreso, no representa a ninguna de las corrientes políticas más enfrentadas dentro del Polo, según varios dirigentes del partido. Ni a la corriente del Moir de Jorge Robledo, ni al ala progresista más afín a Gustavo Petro y que la representa en el Congreso el senador Luis Carlos Avellaneda.
 
La prueba de la independencia de Cuéllar es que en el pasado debate interno, no apoyó ninguna de las precandidaturas del Polo representadas por Carlos Gaviria y Gustavo Petro.
 
Esa independencia lo tuvo sonando para ser presidente del Polo cuando, hace un año, el entonces senador Jaime Dussán se marginaba de la dirección del partido. A pesar de esa independencia, Cuéllar no contó con el suficiente respaldo. El Polo prefirió buscar la unidad del partido con Clara López Obregón, quien había renunciado a la administración del alcalde Samuel Moreno para acompañar la aspiración presidencial de Gustavo Petro.
 
Parmenio Cuéllar, que antes había militado en el Partido Liberal, fue ministro de Justicia en el gobierno de Andrés Pastrana. Volvería al Senado a la misma curul que ocupó en el pasado periodo, en la Comisión Primera, la encargada de temas constitucionales y por donde pasan los proyectos más trascendentes para el actual gobierno.
 
Entre 2006 y 2010 fue compañero en esa comisión con Gustavo Petro. Ambos se enfrentaron a la poderosa coalición del gobierno de Álvaro Uribe, y claudicaron en varias iniciativas como, la de la reforma política para sancionar a los partidos políticos que avalaron a congresistas con vínculos con los paramilitares, y la segunda reelección presidencial.
 
Sin embargo, el regreso de Cuéllar pone en aprietos a su propio partido. Pues al no estar en el Congreso orientó su trabajo político con miras a disputar la gobernación de Nariño, uno de los principales botines políticos del Polo que hoy lo representa Antonio Navarro Wolf. Aunque Cuéllar no había definido su candidatura, era la principal opción del Polo para mantener la gobernación. Parmenio había sido gobernador de Nariño entre 2001 y 2003, aunque en ese entonces representó a un movimiento independiente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.