Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2012 12:00:00 AM

El giro en la agenda conservadora

El mismo día en que los conservadores fueron derrotados en el debate de la eutanasia, el presidente del Conservatismo definió la protección del medio ambiente como la prioridad que defenderán en el parlamento.

A comienzos del 2011, cuando asumió las riendas del Partido Conservador, el senador José Darío Salazar sorprendió al país con una agenda de prioridades cargada de temas morales y éticos.

La primera decisión que en ese entonces Salazar asumió en el Congreso fue presentar, con el respaldo de cinco millones de firmas, un proyecto que pretendía reformar la Constitución para que en Colombia se penalizara la práctica del aborto.

No fue la única iniciativa. Salazar también impulsó una estrategia para contrarrestar el fallo de la Corte Constitucional sobre el matrimonio de parejas del mismo sexo. Circunstancias que no sólo polarizaron y generaron controversia, sino que significaron ataques de la opinión pública hacia la ideología conservadora.

Un año después las cosas parecen haber cambiado al interior de las toldas azules. Porque el mismo día en el que la Comisión Primera del Senado debía definir su posición sobre la reglamentación de la eutanasia, el actual presidente del partido Conservador, senador Efraín Cepeda, definió otras prioridades que, según sus palabras, se convertirán en las banderas que defenderá la colectividad en el Congreso. La principal bandera será la defensa del medio ambiente.

Por eso no dejó de ser significativo el hecho de que mientras la bancada conservadora de la Comisión Primera del Senado era derrotada en su oposición a la reglamentación de la eutanasia, el presidente de los ‘godos’, el gran ausente en ese debate, se encontraba en la secretaría del Senado radicando “con bombos y platillos” un proyecto de ley para elevar las sanciones administrativas y penales para quienes atenten contra el medio ambiente.

Cepeda se hizo acompañar del nuevo ministro de Ambiente, Juan Gabriel Uribe, quizás el ministro con el que más se sienten identificados los conservadores en el actual gabinete.

La situación contrasta con los sucedido hace un año, cuando en la discusión sobre la penalización del aborto, los conservadores pusieron toda la carne en el asador en favor de su iniciativa, y el entonces presidente de los conservadores, José Darío Salazar, fue quien lideró el debate en la Comisión Primera del Senado, pese a que no pertenece a esa célula legislativa.

En el debate de la eutanasia pasaron cosas distintas. Los conservadores llegaron resignados como lo admitió el vocero del partido en el Senado, Hernán Andrade, quien antes del debate anticipó la derrota. Incluso, los conservadores no fueron tan activos en el debate y la oposición a reglamentar la eutanasia fue liderada por el senador de La U Juan Carlos Vélez.

Es apenas una muestra del viraje que ha tenido el partido Conservador bajo la administración de Cepeda. En la que las prioridades de la agenda ‘goda’ han dejado de ser los temas morales y éticos.

Cepeda asegura que el Partido Conservador ha sido, históricamente, el partido de la paz y de la protección del medio ambiente. Sobre el primer asunto, recuerda que fueron en los gobiernos conservadores de Belisario Betancur y Andrés Pastrana los que apostaron a la reconciliación. Y en materia ambiental recuerda que las primeras iniciativas en la materia se produjeron en el gobierno de Misael Pastrana Borrero (1970 – 1974).

El actual presidente conservador no oculta su interés de que el partido sea reconocido, principalmente por este tipo de causas, por ser los defensores de las fuerzas militares, y por ocuparse del mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos, y por la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Sin embargo el propio cepeda subraya que el Partido Conservador “es el pionero” en la defensa de derecho a la vida y que esa “seguirá siendo nuestra bandera”.

Hernán Andrade asegura que si en el primer debate de la reglamentación de la eutanasia los conservadores llegaron derrotados, otra cosa será en los siguientes tres debates. Desde ya anunció que en la plenaria del Senado convocarán a la sociedad civil para que se pronuncien en contra de la eutanasia.

El proyecto ambiental

El primer proyecto que radicó en el Congreso el presidente del Partido Conservador pretende que, en adelante, quien contamine el medio ambiente pague por eso.

El propósito, según Cepeda, es que se reparen los daños causados a través de multas. Una parte de ellas serán destinadas al presupuesto de la Fiscalía General de la Nación, para fortalecer la investigación de las infracciones. Otra parte de esos recursos deberán ser utilizados en programas de reparación del ecosistema y “servir de estímulo para que el causante mejore su gestión ambiental”.

Además, promueve la creación de unas unidades de denuncia a violaciones al medio ambiente y de una línea telefónica gratuita, en la que los colombianos podrán informar sobre cualquier delito relacionado. También se establecerán unidades de reacción inmediata que acudirán al sitio para verificar el daño causado y así poder abrir una investigación.

Entre las infracciones que tendrán especial vigilancia por parte de esas unidades están el tráfico de biodiversidad, la explotación minera ilegal, la tala de bosques, los incendios forestales, y los daños contra ríos y fuentes hídricas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.