Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2012 12:00:00 AM

El penúltimo trámite de Otálora

Los partidos de la Unidad Nacional ya han cerrado sus filas para elegir a Jorge Armando Otálora como nuevo Defensor del Pueblo. Pero no podrá ser elegiodo sin que se apruebe su renuncia al Consejo Superior de la Judicatura. El Congreso, obligado a sesionar en pleno para aceptársela.

Por aclamación, el Partido Liberal definió su respaldo al nombre del exvicefiscal Jorge Armando Otálora para ser el nuevo Defensor del Pueblo. Una decisión ya conocida, pues este candidato es señalado como la cuota de este partido.
 
Y virtualmente será el nuevo Defensor pues los partidos mayoritarios con asiento en la Cámara de Representantes, corporación encargada de la elección de este funcionario, también han ratificado tal apoyo.
 
La bancada de representantes del partido de 'la U' (46 miembros) también se inclinó por Otálora tras haber atendido a los tres aspirantes. Lo mismo hicieron los conservadores, que en la Cámara cuentan con 38 parlamentarios.
 
Por eso el respaldo del liberalismo, de los conservadores y ‘la U’, tres partidos que vuelven a sintonizarse en una elección, no hay quien le quite a Otálora la Defensoría del Pueblo.
 
Sin embargo, un imprevisto de última hora se produjo para que tal decisión sea ratificada. Jorge Armando Otálora había sido elegido por el Congreso en pleno (Senado y Cámara de Representantes) como magistrado de la sala disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, cargo al cual decidió renunciar.
 
Sin embargo, esa renuncia hasta el día de hoy no se ha hecho efectiva porque no ha sido aceptada por la corporación que lo eligió.
 
Ante los rumores de que la elección podría ser demandada, los presidentes de Senado y Cámara, Roy Barreras y augusto Posada, respectivamente, acordaron “curarse en salud” para que la aclamación de Otálora no tenga ningún inconveniente, y por eso obligaron a sesionar al congreso en pleno sólo para aceptarle la renuncia.
 
Si el Congreso en pleno no la acepta, Otálora no podría ser ternado por el presidente de la República para el cargo de la defensoría del Pueblo. Un escenario que en el Congreso se advierte poco probable, pues los acuerdos políticos ya están establecidos para ungirlo como el Defensor para los próximos cuatro años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.