26 mayo 2011

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

En Colombia, cerca de 58 mil personas fueron desaparecidas: Gobierno

NACIÓNEl Estado logró establecer la plena identidad de casi 10 mil N.N., de los que 445 se encuentran en las bases de datos de los casos denunciados por desaparición forzada.

En Colombia, cerca de 58 mil personas fueron desaparecidas: Gobierno. El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, presentó los resultados de la labor de identificación de cuerpos sepultados como N.Ns. Casi diez mil fueron identificados plenamente.

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, presentó los resultados de la labor de identificación de cuerpos sepultados como N.Ns. Casi diez mil fueron identificados plenamente.

Foto: Guillermo Torres - SEMANA

La cifra no deja de ser escabrosa. En Colombia, según lo admitió este jueves el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, han sido desparecidas 57.854 personas, a la luz de los casos que han sido denunciados.
 
Por eso, desde el pasado mes de diciembre, el gobierno inició una nuev
a ofensiva para la búsqueda de desaparecidos, cuando se  firmó un convenio interinstitucional con la Registraduría Nacional y Medicina Legal.
 
Ese convenio, y en tan solo cinco meses le permitió al Estado colombiano dentificar a 9.969 cuerpos que habían sido sepultados como N.N.
 
Se trata de una cifra significativa, si se advierte que entre 2007 y 2010 tan solo seis cuerpos habían podido ser identificados por los organismos estatales.
 
Dicha ofensiva del Estado para identificar a los desaparecidos tenía como objetivo establecer la plena identidad de 22.690 cuerpos, sobre los cuales Medicina Legal tenía información y que fueron contrastados con las bases de datos de la Registraduría.   
 
Uno de los antecedentes para emprender esta ofensiva fue un debate de control político que adelantó el pasado mes de septiembre el representante del Polo Iván Cepeda, quien alertó de la existencia de un cementerio con más de 2.000 cuerpos no identificfados y que, en ese entonces, sugirió que podrían tratarse de ejecuciones extrajudiciales.  

De los casi 10.000 cadáveres que permanecían en los cementerios sin que nadie los hubiese reclamado, y que se pudieron identificar desde el mes de diciembre, se comprobó  que 445 corresponden a personas que habían sido registradas como desaparecidas.
 
En todo este este proceso se contrastó la información de personas que habían muerto desde 1971.
 
El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, presentó los resultados de este proceso de identificación de desaparecidos y advirtió que esa labor se ha constituido en prioritaria para el actual gobierno.
 
Aunque la apuesta de esta ofensiva era identificar 22.600 N.N, fue imposible para la Registraduría y Medicina Legal establecer la plena identidad de 12.724 cadáveres.

Entre otras razones, porque la información decadatilar de los cuerpos ya estaba en tal estado de deterioro que fue imposible contrastarla con las bases de datos que reposan en la Registraduría.

Sin embargo, tal como lo reveló el registrador Nacional Carlos Ariel Sánchez, se presume que al menos 4.210 de estos cuerpos que no pudieron ser identificados corresponden a menores de edad, pues "se estableció que nunca realizaron el proceso de expedición de su cédula".

Vargas Lleras también afirmó que los resultados la tarea de identificación de N.N., adelantada desde el pasado mes de diciembre, también constituye un avance significativo, pues desde los años de la época de la Violencia, hasta el 2009, el Estado colombiano sólo había podido identificar 2.177 N.N., menos de un tercio de lo conseguido el presente año.
 
Medicina Legal será la entidad encargada de buscar a las familias que puedan reclamar los restos de los casi 10 mil cuerpos identificados en estos cinco meses.
 
¿Cómo fue el proceso?

Medicina Legal envió la información decadactilar a la Registraduría que las contrastóen el sistema AFIS (Sistema de identificación automatizada de huellas dactilares) para establecer la plena identidad de estas personas que fueron sepultadas como N.N.

El primer paso para identificar a los 22.690 N.N. consistió en digitalizar las necrodactilias con las que cuenta Medicina Legal, es decir las impresiones dactilares tomadas a los cadáveres.

Luego, estas huellas se cotejaron con las que reposan en el sistema AFIS y se realizó las búsquedas mediante el sistema 1-N, para comparar una huella o impresión dactilar contra todo el universo de las huellas almacenadas en las bases de datos de la Registraduría.

El sistema arrojó la coincidencia de la huella con un porcentaje de seguridad cercano al 98 por ciento. Con estos datos, el dactiloscopista rindió un dictamen técnico que fue entregado al instituto de Medicina Legal para establecer la plena de identidad de la persona que fue sepultada como NN.

Hace una década, antes de entrar en funcionamiento el Programa de Modernización Tecnológica, el procedimiento de búsqueda técnica era manual, se hacía con base en las tarjetas decadactilares y la fórmula dactiloscópica derivada del sistema Henry Canadiense, sólo permitía hacer un promedio de 5 búsquedas de identidad al día.
 
Luego del proceso de renovación de cédulas de ciudadanía y con la tecnología disponible, cada búsqueda tarda menos de un minuto, alcanzando más de 12.000 búsquedas diarias.

En la Registraduría, actualmente reposan en su base de datos más de 740 millones de huellas dactilares, correspondientes a los más de 38 millones de colombianos que se han acercado a la Entidad a realizar trámites de identificación, desde el año de 1952, cuando comenzó la expedición de la cédula blanca laminada, a la fecha.
PUBLICIDAD
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad