Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2012 12:00:00 AM

En siete semanas estaría la 'primera piedra' de las 100 mil viviendas gratis

Ese es el objetivo del designado ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, quien este jueves puso el balón en la cancha del Congreso al radicar las herramientas legales para que el gobierno pueda proceder con el plan de las viviendas para "los más pobres de los pobres".

Puede ser el acto de estreno de Germán Vargas Lleras como ministro de Vivienda, aunque oficialmente lo hizo como ministro del Interior, un cargo que aún no ha abandonado.

A las 10 de la mañana, Vargas Lleras llegó al Capitolio con el proyecto de ley de Vivienda de Interés Prioritario debajo del brazo. Lo radicó en la secretaría de la Cámara de Representantes y anunció que lo cobijará con mensaje de urgencia. Una estrategia avalada por la ley para que su trámite en el Congreso sea más expedito.

"Tenemos siete semanas para enriquecer el proyecto", le dijo Vargas Lleras a los senadores y representantes de las comisiones séptimas, donde el proyecto hará su trámite.

Una afirmación con la que Vargas Lleras se impuso una nueva meta, tener, a más tardar el 20 de junio próximo, las herramientas legales para  empezar la construcción de los proyectos de vivienda destinados a "los más pobres de los pobres".

Serán 100 mil viviendas que el gobierno aspira a entregar en el 2013 con el ciento por ciento de financiación por parte del Estado, ya que el proyecto, en uno de los principales artículos, establece "la supresión de la exigencia del ahorro programado y de la suscripción de crédito hipotecario para quienes vayan a ser beneficiarios".

Con el mensaje de urgencia, en quince días el Congreso podría darle dos debates al proyecto, y en dos semanas posteriores, las plenarias de Senado y Cámara podrían terminar el trámite.

El proyecto de Vivienda de Interés Prioritario podría convertirse en otras de las leyes en expedirse en tiempo récord. Un caso similar a la que permitió la implementación del TLC con Estados Unidos, que el Congreso colombiano la aprobó en menos de mes y medio.

"Si las plenarias de una y otra cámara nos permiten tener el instrumento el 20 de junio, simultáneamente vamos a avanzar en la estructuración de lo que será la subasta que esperamos poder abrir en el mes de julio", fue la petición que Vargas Lleras le hizo al Congreso.

Mientras se aprueba el proyecto, el ministro de Vivienda se reunirá con los alcaldes y gobernadores para sincronizar la entrega de los terrenos en los que se construirán las viviendas.

Según el proyecto, los terrenos que entregarán las autoridades locales deben contar con servicios públicos.

Posteriormente, se desarrollará la subasta. Vargas Lleras espera que en julio se haga este procedimiento, que será público. Las empresas privadas interesadas, según el proyecto, deberán garantizar obras de desarrollo de los complejos de vivienda.

Ahí iniciará el proceso de ejecución de las obras. Vargas Lleras fijó la meta de un año tras la expedición de la ley por el Congreso para que las primeras 100 mil viviendas gratis se entreguen.

Las alcaldías municipales serán las encargadas, en coordinación con el gobierno nacional, de escoger a los beneficiarios. Estos serán seleccionados, dice el proyecto, a través del Sistema de Identificación de Potenciales beneficiarios de Programas Sociales (SISBEN). El texto de la iniciativa dice que los beneficiarios deberán ser de los estratos 1 y 2.

El gobierno ha dispuesto 4 billones de pesos para financiar la construcción de las 100 mil viviendas.  

¿Proyecto insuficiente?

Hay varias preocupaciones en el Congreso. El proyecto no tiene instrumentos que blinden de corrupción o burocracia la designación de beneficiarios.

Pero también siguen cuestionando el verdadero alcance de esta política que el gobierno califica de muy ambiciosa.

Mauricio Ospina (Polo) uno de los senadores encargados de hacer la ponencia del proyecto, lo califica como "un buen inicio, pero insuficiente", además de advertir que esta ofensiva del gobierno en materia de vivienda de interés prioritario no deja de ser "una más de las políticas asistencialistas".

Ospina dice que el déficit de vivienda en el país es de 1.200.000, y que cada año se forman en el país 250 mil hogares, circunstancia que amplían ese déficit.

Las 100 mil viviendas gratis, que el gobierno se compromete a entregar, "sólo amortiza las necesidades de un año", pero no resuelve el déficit.

El proyecto, en principio, sólo se ocupa de la vivienda urbana, aunque el ministro Vargas Lleras anunció que el ministerio de Agricultura está definiendo otro para ese sector, cuyas inversiones serían de 30 mil millones de pesos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.