Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/18/2012 12:00:00 AM

Entrar al gabinete de Santos, el nuevo dilema del Partido Verde

Siete meses después de haber ingresado a la Unidad Nacional, los verdes tendrán que escoger si su papel en la coalición mantiene la independencia o si debe tener reconocimiento burocrático. La decisión se adoptará este jueves en la reunión de la mesa directiva.

El Partido Verde, que atraviesa por el proceso de construcción de su ideario político, afronta un nuevo dilema. Si su presencia en la Unidad Nacional del gobierno de Juan Manuel Santos debe mantener la independencia o si merece un mayor reconocimiento, como sería la presencia en el gabinete ministerial.
 
Y en este dilema, de nuevo, se enfrentan los dos sectores que tradicionalmente han mantenido diferencias en la colectividad: ‘peñalosistas’ y ‘mockusistas’.
 
Los ‘peñalosistas’, que no pusieron reparos a la decisión del ingreso a la Unidad Nacional, ahora advierten que el acompañamiento del Partido Verde en el Congreso a las iniciativas del gobierno Santos, merecerían el reconocimiento de tener participación en el gabinete.
 
Esa es la opinión del representante a la Cámara Alfonso Prada al señalar que el partido “colabora ya con el Gobierno” en el Congreso y en distintos escenarios, “de tal manera que una consecuencia natural para mí sería la participación en el gabinete”.
 
Prada aclaró que esa circunstancia no sería mediante una exigencia del partido, sino que dependería del propio presidente Juan Manuel Santos, en el sentido de que media algún ofrecimiento.
 
Los ‘mockusistas’, que aceptaron, con algunos reparos, la decisión adoptada por el presidente vocero del Partido Verde, Luis Eduardo Garzón, en julio del 2011, dicen que aún siendo parte de la Unidad Nacional deberían mantener su independencia.
 
La representante Ángela María Robledo considera que el Partido Verde debería continuar con su papel en la Unidad Nacional, pero con independencia y como opción alternativa.
 
Según Robledo, el ingreso de un miembro del Partido Verde al gabinete significaría “entregar el último bastión como partido alternativo”. “El mismo presidente Juan Manuel Santos dijo que la Unidad Nacional no es una hegemonía. También hay disidencia y que el debate interno es bienvenido. Ese lugar es el que debe mantener el Partido Verde".
 
En ese sentido, Robledo le dirigió una carta al presidente vocero del Partido Verde, Luis Eduardo Garzón, en la que insiste en mantener su papel en la Unidad Nacional y que su participación en la coalición obedezca a los consensos en una agenda programática, que a los acuerdos en materia burocrática.
 
“Un Partido como el nuestro, el Partido Verde, que nace como alternativa a los partidos tradicionales que han monopolizado por décadas el control de los niveles centrales de gobierno, tiene el deber de plantear alternativas de solución a los problemas de los colombianos”.
 
“Lamentablemente la cultura política en Colombia propicia que el debate sobre los grandes problemas de la sociedad, incluidos los del desempleo, la pobreza, la miseria y la exclusión social, la violencia intrafamiliar, la degradación medioambiental, etc. no se debatan con fuerza sino al ritmo de los calendarios electorales. Ya hace décadas que los partidos tradicionales perdieron su identidad ideológica, aplastada por la “lógica” de la transacción burocrática y el cogobierno sin responsabilidades claras”, dice Robledo en la carta.
 
Las versiones sobre la posible entrada del partido al gabinete aumentaron gracias a los recientes encuentros del presidente Santos con Enrique Peñalosa y Lucho Garzón. Los rumores periodísticos apuntaban a que Peñalosa se podría convertir en el próximo ministro de Vivienda.
 
El propio Peñalosa desvirtuó las versiones este miércoles. En diálogo con el programa 6 A.M. de Caracol Radio admitió sus reuniones con Santos, pero no con el propósito de tranzar cuotas burocráticas para el Partido, sino que fueron diálogos sobre asuntos como movilidad, tierras y vivienda.
 
Jhon Sudarsky, otro de los senadores de la línea ‘mockusista’, confía en las palabras de Peñalosa, y por eso considera que el debate no debe ser de carácter burocrático, sencillamente porque “no ha habido ningún ofrecimiento”. “Ha habido una presentación confusa y dañina. El debate debe ser la conveniencia de que el partido verde forme parte de la unidad nacional”, dice.
 
Sudarsky coincide con Robledo en que el papel de los verdes en la Unidad Nacional debe ser marcado por la independencia. “Es cierto que fuimos alternativa al gobierno de Santos, pero oponerse mediante el ataque mecánico, como lo adelanta el Polo, es absurdo, sobre todo con un gobierno bastante razonable como el actual”.
 
El senador Sudasrky también considera que la entrada al gabinete es “irrelevante” porque considera que la gente que está participando del gobierno “es la mejor”. “Yo no sé ni a que partido pertenecen los miembros del gabinete. Han sido escogidos por ser los mejores”.
 
Este nuevo debate interno será resuelto este jueves en la reunión de la mesa directiva del Partido Verde en Bogotá. La conclusión de estas discusiones servirá como carta para la reunión que Luis Eduardo Garzón y la bancada de senadores y representantes del Partido Verde sostendrán el próximo viernes con el presidente Santos, en la Casa de Nariño.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.