Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2012 12:00:00 AM

Eutanasia, la nueva confrontación entre liberales y conservadores

El proyecto que busca reglamentar el derecho a la muerte digna empezó a ser discutido en el Senado con dos posiciones encontradas. Liberales defienden los derechos individuales; conservadores utilizan argumentos morales y religiosos.

Hace un año exactamente liberales y conservadores sostuvieron la mayor controversia ideológica de la historia reciente cuando el entonces presidente del Partido Conservador, José Darío Salazar, llevó al Senado un proyecto de reforma constitucional para penalizar el aborto.
 
En ese entonces los liberales se impusieron apenas por un voto (9-8) y evitaron que avanzara la reforma constitucional que pretendía revertir la sentencia de la Corte Constitucional que ha permitido la interrupción del embarazo en tres casos específicos.
 
Un año después de esa dura discusión, la interpretación sobre el derecho a la vida vuelve a ser motivo de controversia en el Congreso. Esta vez por cuenta de la eutanasia.
 
Fue el senador Armando Benedetti (la U) quien decidió abrir esa discusión al presentar el proyecto que pretende reglamentar “el derecho a la muerte digna”, según sus propias palabras.
 
Benedetti, senador de tendencia liberal, dice que así como la ley le garantiza a los ciudadanos el derecho a una vida en condiciones dignas, también puedan tener el derecho a morir en caso de no tenerla. “La vida no es solo respirar (…) Cuando alguien tiene una enfermedad terminal, que la ciencia y la medicina no le han dado cura, en ese momento la vida ha dejado de ser digna”, asegura.
 
Según el proyecto, la eutanasia podría ser practicada con la supervisión de un médico tratante y con la plena decisión del paciente a interrumpir su vida. No se aplicaría cuando el paciente esté en estado de coma o sin condiciones para decidir.
 
Para Benedetti el único argumento en contra de su iniciativa es el religioso, pues según la tradición católica, la vida de los seres humanos pertenece a Dios. “Quien sea católico no va a recurrir a la eutanasia por sus convicciones. Pero quie crea que la vida no es digna sí lo puede hacer”.
 
Juan Carlo Vélez (la U), de tendencia conservadora,anunció que se opondrá a leyes que pretendan acabar con la vida. El conservador Hernán Andrade admitió que su partido también se opondrá a la iniciativa. “Hemos sido el partido defensor de la vida, sospecho que votaremos en contra”.
 
Juan Manuel Galán, del partido Liberal, pidió al Congreso respetar la decisión de la Constitución del 91 de separar el Estado de la Iglesia. La Carta política garantizó la libertad de cultos, por eso consideró que no se puede privar el derecho de las personas a decidir sobre su propio destino “ni imponerle la prolongación de la vioda cuando esta no tiene condiciones dignas”.

Jorge Londoño, del Partido Verde, consideró que el Congreso no debía ser la última palabra sobre la materia y propuso que temas como el aborto, la penalización de la dosis mínima, y el del derecho a morir dignamente sean consultados directamente a la sociedad mediante los mecanismos que establece la ley para la participación ciudadana.

El debate apenas empezó en la Comisión Primera del Senado, cuya sesión de este martes fue levantada por la ausencia de la mitad de los parlamentarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.