Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/2012 12:00:00 AM

Fiscal por cuatro años, 'deseo' del gobierno

El ministro Germán Vargas Lleras considera que la Fiscalía estuvo año y medio en interinidad, por lo que espera que el nuevo fiscal tenga un período "personal". Dice que el presidente integró la terna pensando en cuatro años, y no en un período de transición.

La Constitución (artículo 249) dice que el fiscal general de la Nación será elegido para un período de cuatro años. El Consejo de Estado, en el más reciente concepto de su Sala de Consulta (12 de marzo del 2012), considera que el periodo del fiscal es de carácter "institucional y no personal".

Dos lecturas sobre una situación que jamás previeron los constituyentes en 1991 cuando decidieron crear la Fiscalía general de la Nación. Que el organismo que se encargaría de todas las investigaciones y acusaciones, en algún momento, pasara por un estado de interinidad.

Por eso, las dudas sobre cuánto tiempo estará a cargo quien resulte elegido de la nueva terna presentada por el presidente Santos (Eduardo Montealegre, Mónica de Greiff, María Luisa Mesa) aún no se despejan.

Una lectura literal de la Constitución establecería que el período del fiscal sería personal. Y quien sea elegido para ocupar el cargo permanecería por un período de cuatro años. Como el Gobierno se ciñe a esta tesis, ternó a juristas de gran trayectoria pensando que su período no vaya solo hasta el 2013.

Pero cuando el Consejo de Estado dice que el período del fiscal general es "institucional", el nuevo fiscal ocuparía el cargo hasta el 31 de julio del año próximo, fecha en la que, en teoría, se cumplirían los cuatro años de quien ha debido suceder a Mario Iguarán.

El único antecedente que se tenía de una situación similar fue en 1994. Gustavo de Greiff (padre de una de las candidatas al cargo) cumplió su edad de retiro forzoso cuando estaba en la mitad del período institucional. Alfonso Valdivieso fue elegido en su reemplazo, y estuvo cuatro años en el cargo. Es decir, en este caso, se aplicó un período personal y no institucional.

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, luego de conocer el concepto emitido por la Sala de Consulta del Consejo de Estado, consideró que el próximo fiscal debería ser elegido para un período de cuatro años.

"El concepto del Consejo de Estado no obliga, lo deseable sería un período de cuatro años", dice Vargas Lleras.

El principal argumento que plantean quienes "desearían" que el nuevo fiscal dure cuatro años es el que no se debería tener en cuenta el año y medio que duró Guillermo Mendoza Diago como fiscal general, pero en condición de encargado.

"No se debería involucrar ese período porque si bien quedó en el cargo, nunca quedó designado, ni elegido por la propia Corte Suprema. Mi interpretación es que se debe entender que la elección es para cuatro años, excepto que surja una demanda sobre el límite en el periodo y provoque un pronunciamiento de la Sala Plena del Consejo de Estado", explicó Vargas Lleras.

Pero quienes defienden la teoría de que el nuevo fiscal debe culminar su período el año próximo, probablemente argumentarán la inconveniencia de que el fiscal coincida con el período del presidente que lo ternó.

Constitucionalmente Juan Manuel Santos puede aspirar a un segundo período presidencial, y nunca en la historia se había dado el caso de la coincidencia de períodos completos entre presidente y fiscal general.

Los vacíos que nunca tuvo en cuenta la asamblea constituyente en 1991, ahora suponen un desafío para juristas. La Corte Suprema de Justicia, en teoría, tendrá la última palabra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.