Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/08/17 00:00

"Gobierno nunca volverá a referirse a la oposición como terroristas": Vargas Lleras

El Ministro del Interior se comprometió con el Polo a garantizar su ejercicio de la oposición. Respaldó la ratificación de Felipe Muñoz como director del DAS y pidió a la coalición reglamentar "con urgencia" el estatuto de la oposición.

El senador Jorge Robledo, en nombre del Polo, pidió al Ministro del Interior garantías al ejercicio de la oposición. Foto: Karen Salamanca - SEMANA

En su “estreno” como Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras suscribió varios compromisos con los dirigentes políticos que se declararon en abierta oposición al gobierno de Juan Manuel Santos.

Las principales garantías a las que se comprometió fueron la defensa de los derechos humanos y la no estigmatización ni persecución por parte del Gobierno a quienes defienden ideologías distintas a las de los que administran el Estado.

En ese sentido, y como sucedió hace dos semanas con las altas Cortes, Vargas Lleras fue enfático: “La instrucción del Gobierno es que ninguno de sus funcionarios volverán a referirse a la oposición como terroristas o con ningún adjetivo similar”.

Para ello, el Ministro del Interior también reafirmó, como premisa del Gobierno, que se garantizará a todos los ciudadanos el derecho a la intimidad, y aseguró que ninguna agencia estatal volverá a vulnerarlos.

Vargas Lleras manifestó el respeto a la Constitución y al artículo 112, que establece el derecho a la libertad de expresión, al acceso de la oposición a la información, a los medios de comunicación, el derecho a la réplica en igualdad de condiciones y la presencia en mesas directivas de corporaciones públicas. Derechos que el Polo Democrático calificó de poco reales en la práctica.

Por eso, Vargas Lleras le hizo un llamado al Congreso, y especialmente a la coalición de partidos que rodean al Gobierno, para que se promueva una ley estatutaria como fórmula para reglamentar los principios del mencionado artículo de la Constitución.

El pronunciamiento de Vargas Lleras se produjo como respuesta a una serie de formulaciones y exigencias del Polo Democrático para que sus derechos como oposición sean plenamente garantizados.

Las exigencias del Polo

Los senadores Jorge Enrique Robledo y Alexánder López Maya aseguraron en el debate de control político, celebrado este martes 17 de agosto en la plenaria del Senado, que en Colombia a la oposición nunca se le han respetado sus derechos y, por el contrario, que muchas han sido “las prácticas sistemáticas” para “desaparecer a diferentes sectores políticos que representan la izquierda democrática”.

Robledo y López recordaron que, en el pasado gobierno, el DAS persiguió al Polo e intentó “eliminarlo del espectro político”. Y que varios funcionarios del anterior gobierno calificaron como “terroristas vestidos de civil” a varios dirigentes de este partido.

Ambos senadores exigieron que a los dirigentes del Polo les sean respetados los mismos derechos que privilegian a la oposición en “democracias más desarrolladas”. Y en ese sentido sirvieron varias exigencias para que sean contempladas en el estatuto a la oposición, una de las prioridades del Gobierno en el proyecto de reforma política.

Entre esas exigencias, el Polo Democrático reclamó asiento en las comisiones de relaciones exteriores y acusaciones del Congreso; en los organismos de control, como la Procuraduría y la Contraloría; así mismo, lugares de representación en el Consejo Nacional Electoral y la Registraduría, al señalar que todos los partidos políticos con representación en el Congreso “deben tener espacio” en esa corporación. Todo con el propósito de que haya “un verdadero control”, dijo el senador Robledo.

El ministro del Interior dijo que “compartía en general” las principales sugerencias del Polo. Sin embargo, advirtió que rechazaba alguna de ellas.

Vargas Lleras dijo que la presencia de la oposición en la comisión de relaciones exteriores del Congreso, y en la comisión de acusaciones, “son autonomía del Congreso”, y el Ejecutivo nada tiene que ver en la designación de sus integrantes.
 
Pero lo que a título personal rechazó el ministro del Interior es que la Procuraduría o la Contraloría “hagan parte de la confrontación política”. Sin embargo, aclaró que esa postura no es obstáculo para que se discuta.

“Espaldarazo” de Vargas Lleras al director del DAS

Quizás el tema más controversial del debate fue la ratificación de Felipe Muñoz como director del DAS.

El Polo Democrático y senadores de la coalición, como la liberal piedad Córdoba, rechazaron la decisión del Gobierno de ratificar al mencionado funcionario como director de la agencia de inteligencia.

Según los senadores, el nombramiento de Felipe Muñoz no es un ejemplo de que el nuevo gobierno rompa definitivamente con la persecución y las conductas irregulares que los medios de comunicación revelaron al interior del DAS.

Jorge Robledo calificó ese nombramiento como la intención de “tapar y ocultar la verdad de todo lo sucedido al interior del DAS”.

Sin embargo, el Ministro del Interior defendió la ratificación del director del DAS al advertir que por disposiciones de ese funcionario, se ha colaborado con las investigaciones judiciales y disciplinarias que la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría han venido adelantando con motivo del escándalo denominado por la opinión pública como “las chuzadas del DAS”.

Vargas Lleras dijo que por orden de Felipe Muñoz la Fiscalía conoció más de un centenar de archivos (A-Z) y aseguró que de allí se han desprendido los principales hallazgos de las investigaciones.

También dijo el Ministro del Interior que por orden de Muñoz, y hasta la fecha, han sido declarados insubsistentes 140 funcionarios del DAS por irregularidades que vulneran los derechos humanos.

Vargas Lleras explicó que Muñoz seguirá como director del DAS hasta cuando se produzca la transformación de esa entidad. El Ministro explicó que el proyecto que pide facultades para la creación de ministerios “servirá para cambiar al DAS por una nueva agencia civil de inteligencia”.

El Polo Democrático rechazó el que calificó como un "espaldarazo" a Muñoz y aseguró que al DAS, como institución, lo quieren convertir en un “chivo expiatorio”, y que con la eliminación de ese organismo lo que pretende el Gobierno es que “toda la verdad no pueda salir a flote”.

Durante el debate, el Polo ratificó las razones por las cuales se declaró en oposición al Gobierno. El senador Jorge Robledo dijo que esa decisión ideológica obedece a que el Ejecutivo representa la continuidad, y que por los modelos económicos y sociales que defiende, “Juan Manuel Santos es Uribe III”.

El senador del Polo Camilo Romero le pidió a Vargas Lleras que sus palabras no se queden en mero discurso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.