Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/1/2011 12:00:00 AM

Grupos ilegales ponen en alto riesgo electoral a 199 municipios

El suroccidente del país es la zona más vulnerable ante la amenaza y la presión que los grupos ilegales puedan ejercer en las próximas elecciones. Las bacrim y las FARC tendrían estrategias para incidir en los comicios, advierte la Defensoría.

Para la Defensoría del Pueblo son 199 los municipios vulnerables en las elecciones del próximo 30 de octubre. Allí, el proceso democrático se podría ver afectado no sólo por la alteración del orden público, propia del conflicto armado, sino por las amenazas a candidatos y constreñimiento a los electores.
 
Esto significa, según el Sistema de Alertas Tempranas, que a tres meses de las elecciones presentó su mapa de riesgo, que el 18 por ciento de los 1.103 municipios de Colombia está en alto riesgo.
 
Aunque la cifra no difiere de otras fuentes, como las investigaciones de la Corporación Nuevo Arco Iris, muestra un significativo descenso frente a las elecciones regionales de 2007.
 
Hace cuatro años, la Defensoría del Pueblo había alertado sobre 403 municipios en alto riesgo, es decir el 36,7 por ciento del total de municipios del país.
 
Sin embargo, los factores de riesgo son los mismos. La influencia del conflicto armado y la incidencia de grupos armados ilegales. Las bandas criminales, especialmente en la región Caribe, y las FARC, en el resto del país, son la principal amenaza al normal desarrollo de los comicios.
 
Para la Defensoría del Pueblo, los grupos armados ilegales ponen particular atención en las elecciones locales, como las del próximo 30 de octubre, pues ante “la ofensiva de la fuerza pública” pretenden “recuperar el control territorial, en determinadas zonas rurales, donde además hay eslabones del narcotráfico”.
 
La forma de influir de los ilegales en los comicios se refleja a través de actos de sabotaje, amenazas a candidatos y líderes locales, y la obstaculización de la libre participación de ciudadanos.
 
Los 199 municipios en riesgo se concentran principalmente en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Huila, Tolima, Chocó, Bolívar, La Guajira, Norte de Santander, Arauca, Meta, Caquetá, Putumayo y Guaviare.
 
Sur del país, concentra el mayor riesgo
 
Pero es el suroccidente del país la zona más crítica. Allí, en los departamentos de Nariño, Cauca, Putumayo, Caquetá, Huila y Valle del Cauca se concentran 56 de los 199 municipios críticos. Con la particularidad de que las FARC, las bandas criminales y el ELN suponen el mismo factor de amenaza.
 
En estos departamentos, según la Defensoría, las amenazas a candidatos se han incrementado y se prevé hostigamientos de las FARC a poblaciones, así como confrontaciones con la fuerza pública.
 
Bacrim, principal amenaza en el Norte
 
En la región caribe, la principal amenaza la constituyen las bandas criminales (Águilas Negras, los Urabeños, los Paisas, el Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista de Colombia (ERPAC), Renacer y lRastrojos).
 
La Defensoría identificó 42 municipios en todos los departamentos de la costa caribe donde las bacrim pueden alterar el proceso democrático. Aunque su ‘modus operandi’, dice el informe, está más relacionado con el constreñimiento electoral, la compra de votos y la presión hacia determinados candidatos.
 
Y además de intimidación a candidatos, la Defensoría alerta que en el norte del país las amenazas estarían contra la población y líderes campesinos. Particular atención sobre los que reclaman tierras a víctimas de despojo.
 
Según el mapa de la Defensoría, las bacrim y las FARC también se reparten el riesgo en el nororiente del país. Las primeras en Norte de Santander y el Magdalena medio, y las FARC en Arauca, Norte de Santander y parte del sur de Bolívar.
 
La Defensoría le hace ocho recomendaciones al Gobierno y las entidades del Estado encargadas para que se adopten las medidas de prevención y de protección que sean necesarias para prevenir posibles atentados contra los aspirantes a cargos de elección popular, sedes de partidos y la infraestructura electoral.
 
Piden incrementar las medidas de seguridad en las zonas urbanas y rurales, y que se fortalezcan las estrategias y acciones que busquen neutralizar el accionar de las diferentes organizaciones al margen de la ley en el marco del actual proceso electoral.
 
También insta a los organismos competentes a adelantar las investigaciones correspondientes sobre denuncias de actos constitutivos de fraude, constreñimiento y compra de votos. Al respecto señala 73 municipios, principalmente en los departamentos de Norte de Santander, Córdoba, La Guajira, Nariño, Valle del Cauca, Antioquia, Bolívar y Magdalena, donde el voto no es un ejercicio libre. 
 
Otros sitios críticos

La Macarena y el departamento del Guaviare
 
De acuerdo con el informe de la Defensoría del Pueblo, la presencia de las FARC en La Macarena -Meta- y en el departamento del Guaviare podría afectar el normal desarrollo del proceso electoral por actos de perturbación, ataques, hostigamientos y restricciones a la movilidad.
 
El escenario de riesgo en esa zona del país también considera la posible incidencia del ERPAC en algunos municipios de Meta con la realización de amenazas contra aspirantes y dirigentes comunitarios, y se pueden presentar homicidios, atentados y actos de corrupción.
 
Región del Piedemonte araucano y casanareño
 
En los municipios de Tame, Fortul, Arauquita, Saravena, Recetor, Chameza y Aguazul, que se encuentran localizados en la región del piedemonte araucano y casanareño, las FARC y el ELN serían el principal grupo armado generador de riesgo de hostigamientos, amenazas, constreñimientos y atentados contra pobladores y aspirantes; además, se pueden presentar declaratorias de paros armados, ataques contra la infraestructura eléctrica, actos de restricción a la movilidad y de perturbación electoral.
 
El ERPAC y otras estructuras armadas ilegales son fuente de amenazas, actos de corrupción al sufragante en algunos municipios del piedemonte del departamento del Casanare, tales como Yopal, Villanueva y Monterrey.
 
Subregión del Atrato y San Juan chocoanao
 
En la subregión del Atrato y San Juan chocoano se pueden presentar riesgos de amenazas contra aspirantes, dirigentes y servidores públicos; confinamientos y constreñimientos contra la población afrocolombiana e indígena; secuestros, restricciones a la movilidad por parte de las FARC, el ELN y las estructuras armadas ilegales conocidas como los Urabeños, las Águilas Negras y los Rastrojos.
 
Las FARC y el ELN les han impuesto restricciones a los aspirantes de determinados partidos para sus actividades proselitistas. En la vía Quibdó-Medellín es posible que se presenten acciones armadas por parte de estas dos organizaciones al margen de la ley.
 
Región de Córdoba y Sucre, y subregión del bajo Cauca y el nordeste antioqueño
 
En los departamentos de Córdoba y Sucre, así como en la subregión del bajo Cauca en el nordeste antioqueño, la presencia de grupos armados ilegales como los Urabeños o Águilas Negras, los Paisas y los Rastrojos, se puede traducir en amenazas, homicidios, desapariciones, presiones, constreñimientos y actos de corrupción en algunos municipios de Córdoba, Sucre y el bajo Cauca. En el nordeste antioqueño el informe considera la probable ocurrencia de actos vulneratorios del proceso electoral como constreñimientos, así como atentados y restricciones a la movilidad por parte de las FARC.

Región del Magdalena Medio

En los municipios de Morales, Simití, Regidor y Rio Viejo, que pertenecen a la región del Magdalena Medio, se han conocido amenazas proferidas por el grupo armado ilegal los Urabeños para que los pobladores no ejerzan el derecho al voto.
 
Algunos aspirantes a corporaciones públicas en los municipios de Santa Rosa y Simití han sido declarados objetivo de ataque. De igual manera, se podrían presentar amenazas por parte de las FARC, el ELN, los Rastrojos y los Urabeños contra aspirantes, dirigentes y servidores públicos, lo mismo que actos de constreñimiento al sufragante, homicidios, secuestros, restricciones a la movilidad y actos de corrupción en los mencionados municipios de esta región del país.
 
La subregión de Ocaña y el Catatumbo

El informe de riesgo electoral 2011 la considera como la séptima zona geográfica que requiere de especial atención por las amenazas proferidas por un reducto del EPL contra aspirantes y servidores públicos de esta subregión, particularmente de los municipios de San Calixto, Convención y Ocaña. Se conoce de homicidios de aspirantes a la Alcaldía del municipio de Convención. También se podrían presentar actos de restricción a la movilidad, de perturbación electoral y hostigamientos por parte de las FARC, el ELN y un reducto del EPL en los mencionados municipios y en Tibú, El Tarra y Teorama.

La Serranía del Perijá
 
En la Serranía del Perijá las FARC podrían realizar actos de perturbación al proceso electoral, atentados contra la infraestructura energética, restricciones a la movilidad de aspirantes y de los habitantes de la zona rural para sufragar; lo mismo en los corregimientos y las veredas ubicados en la Serranía del Perijá en jurisdicción de los municipios de Maicao (corregimientos de Majayura y Carraipía), Albania, Barrancas, Fonseca, San Juan del Cesar y El Molino.
 
Así mismo, en los municipios de Riohacha, Maicao, Uribia y Dibulla, en el departamento de La Guajira, se prevén posibles interferencias de miembros de las estructuras armadas ilegales conocidas como los Rastrojos y los Urabeños, que hacen presencia en esa zona del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.