Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/07/14 00:00

Intervención de Juan Manuel Santos, la clave del acuerdo de la coalición

El Presidente electo exigió a parlamentarios de la U y del Partido Conservador “equidad” con el Partido Liberal, que ganó espacio en el Congreso, y con Cambio Radical. En la noche de este martes los partidos mayoritarios cedieron sus posturas y modificaron pretensiones.

Los partidos de la coalición de la 'unidad nacional' por fin se habrían puesto de acuerdo para distribuir las dignidades del Congreso. Una llamada del presidente electo, Juan Manuel Santos, fue clave. Foto: SEMANA

El pulso político por la repartición de las dignidades del Congreso parece haber quedado saldado en la noche de este martes 13 de julio, luego de una reunión entre compromisarios del Partido de la U y el Partido Conservador en el Club Metropólitan en el norte de Bogotá.

Los parlamentarios de estos dos partidos decidieron ceder ante las exigencias del Partido Liberal y concederle a esta colectividad la posibilidad de presidir la Cámara de Representantes en el segundo año del actual período legislativo.

De tal manera que el representante Simón Gaviria se convertirá, el 20 de julio de 2011, y con 29 años de edad, en el parlamentario más joven en asumir la presidencia de la Cámara de Representantes.

Ostentar este cargo en el segundo año de la legislatura se había convertido en la principal pretensión del Partido Liberal, postura que se había mantenido dos semanas atrás y que había impedido que los partidos de la coalición que rodeará al próximo Gobierno firmaran el acuerdo para distribuir las altas dignidades del Congreso.

Los preacuerdos, diseñados por la U y los conservadores ofrecían a los liberales la presidencia de la Cámara en el último año de la próxima legislatura, es decir, entre 2013 y 2014.

Por eso, el Partido Liberal puede apuntarse el triunfo en este pulso político que libraban, sobre todo, con los parlamentarios conservadores.

El acuerdo también ratifica la exclusión del PIN y de Apertura Liberal, dos partidos cuestionados con representación en el Congreso, de la coalición.

La llamada de Santos

Para que los compromisarios de la U, que lideraban esta negociación, modificaran el acuerdo, fue necesaria la intervención del presidente electo, Juan Manuel Santos.

Una llamada telefónica fue clave para modificar el borrador del acuerdo y para que los compromisarios de estos dos partidos tuvieran que aceptar la sugerencia de Santos.

Fuentes presentes en la reunión le confirmaron a Semana.com que Santos tuvo que comunicarse con uno de los parlamentarios del Partido Conservador para reiterarles que “el espíritu de la ‘unidad nacional’ se debería reflejar en el Congreso”.

Uno de los parlamentarios de la U confirmó la información al señalar que Juan Manuel Santos pidió “tratamiento equitativo” para los partidos de la coalición.

Pasadas las 11 de la noche, se firmó el nuevo preacuerdo, que será socializado este miércoles con el Partido Liberal y con Cambio Radical, y será firmado al medio día en el propio Capitolio.

Lo que sí se ratificó es que Cambio Radical no tendría presidencias en el próximo Congreso, tal como lo anticipó Semana.com.

Según el nuevo preacuerdo, este partido tendría dos períodos de vicepresidencia en la Cámara de Representantes y en el Senado, además de cuatro presidencias de comisiones en ambas cámaras legislativas.

Aunque los parlamentarios de Cambio Radical habían mantenido férrea su postura de exigir un año de presidencia del Congreso, esta nueva propuesta podría modificar su posición.

Sin embargo, lo que más dejaría cómodos a los miembros del partido sería el nombramiento de Germán Vargas Lleras como Ministro de Interior.

Otro punto del nuevo acuerdo es que quienes sean presidentes de Senado y Cámara no pertenecerían a las comisiones primeras. Por esa razón, Armando Benedetti, quien ocupó una curul en esa célula legislativa, pasaría a integrar la Comisión Segunda del Senado.

Conservadores definen candidatos

Tras el nuevo acuerdo, el Partido Conservador ratificó su aspiración a presidir la Cámara de Representantes a partir del próximo 20 de julio.

Este miércoles, en una junta de parlamentarios, quedaría definido el nombre de su candidato único y del eventual próximo presidente de esta corporación.

El representante Heriberto Sanabria, uno de los más cercanos a Andrés Felipe Arias, declinó su aspiración y adhirió a la del antioqueño Carlos Alberto Zuluaga, quien lleva 12 años como representante a la Cámara.

Zuluaga disputaría la aspiración con el representante por Bogotá Telésforo Pedraza, uno de los conservadores que más se opusieron a la segunda reelección del presidente Álvaro Uribe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.