Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/4/2011 3:00:00 PM

Investigador de Uribe renunció al proceso por las 'chuzadas'

El representante Alfredo Bocanegra aceptó la recusación presentada por el abogado del expresidente Álvaro Uribe y se margina de la investigación previa contra el exmandatario por los seguimientos ilegales desde el DAS.

Alfredo Bocanegra dejó de ser el investigador del expresidente Álvaro Uribe en el proceso por las chuzadas desde el DAS. Este miércoles, aceptó la recusación presentada por el abogado de Uribe e incluso dejó en la mesa su renuncia a seguir siendo parte de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.
 
Bocanegra había sido recusado por el abogado Jaime Lombana quien puso en duda su imparcialidad en el proceso, por cuenta de unas declaraciones que el representante hizo al diario El Nuevo Día de Ibagué y en las que manifestó: “Uribe no iba a tener en él (Bocanegra) al Heyne Mogollón que tuvo Samper”.
 
Esas declaraciones, incluso, motivaron a una llamada del expresidente Uribe que hoy, días después de producirse, Bocanegra las calificó como “intimidatoria”.
 
En ese entonces, el representante investigador volvió a salir a los medios de comunicación y en una clara advertencia a Uribe afirmó: “para un paisa berraco, aquí hay un tolimense más bravo”.
 
Pero esa advertencia se desvaneció con el tiempo y así quedó clara este miércoles en la comisión de Acusaciones. Bocanegra, quien públicamente había manifestado su independencia, a pesar de ser parte del Partido Conservador, uno de los principales socios del gobierno Uribe, decidió declararse recusado y marginarse del proceso.
 
Entre sus argumentos, Bocanegra manifestó que quiere recuperar su “independencia crítica” y adelantar debates políticos sobre las irregularidades del gobierno anterior, incluso el de las ‘chuzadas’.
 
“Cada vez que voy a hablar del gobierno Uribe inmediatamente me viene una recusación. Prefiero recuperar mi independencia crítica en el Congreso para adelantar control político a quedarme callado con el pretexto que soy investigador de una de las tantas causas que se adelantan en contra de Uribe”, dijo Bocanegra en la Comisión.
 
El representante negó versiones sobre presuntas presiones del Partido Conservador en su contra. “El partido no es tan afín al presidente Uribe. Lo acompañó en la política de seguridad democrática, pero condena muchos de sus desaciertos. El Partido Conservador puede ser leal, pero no cómplice”.
 
¿Fue estrategia de Bocanegra?
 
Así, cargado de dardos, Bocanegra renunció a ser el investigador de Uribe. La Comisión de acusaciones tenía intenciones de recahazar la recusación, con el argumento de la inviolabilidad de las declaraciones de los congresistas.
 
Pero no hubo manera. Todo lo contrario, hubo la sensación de que el representante tolimense hizo lo posible, incluso en las declaraciones a los medios, para evadir la responsabilidad de investigar a Uribe por las ‘chuzadas’. Eso también lo niega Bocanegra quien además cuestionó la independencia de la Comisión de Acusaciones.
 
“Es una comisión mayoritariamente ‘uribista’. Si no hay utilidad y avance en los procesos no tiene sentido pertenecer a ella. Sería formar parte de la complicidad o hacer una expresión hacia el exterior que va a haber justicia cuando no la hay”.
 
La investigación preliminar contra el expresidente Álvaro Uribe quedó, por segunda vez, sin coordinador. Antes, Augusto Posada, del Partido de La U, había sido recusado por la exsenadora Piedad Córdoba, parte civil en el proceso.
 
La mesa directiva de la comisión tiene pensado sortear de nuevo la investigación, en la que únicamente permanece el representante Heriberto Escobar, miembro del PIN.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.