Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/23/2012 12:00:00 AM

La carta de Vivanco en la hora cero del fuero militar

Semana.com conoció el texto que le envió el director de Human Rights Watch al presidente Santos, ocho días antes del anuncio del retiro del fuero militar. Hay versiones, entre otras del expresidente Álvaro Uribe, según las cuales la decisión fue por presión de Vivanco. El Gobierno lo niega.

El “desconcierto” político por el retiro del fuero militar del proyecto de reforma a la justicia no se detiene. Por el contrario, ha crecido desde el mismo momento en que el Gobierno, el pasado 18 de febrero, adoptó esta decisión.

El retiro de esta iniciativa, reclamada con urgencia por las Fuerzas Militares, según un senador del partido de gobierno (la U), “no estaba en las cuentas de nadie”.

Dice el congresista que el presidente Juan Manuel Santos “se había dado la pela” por defender el fuero a capa y espada, además como un reconocimiento a las Fuerzas Militares, que -en los días más álgidos del debate por los alcances de la iniciativa- “respondieron con la cabeza de Alfonso Cano”.

El fuero militar apareció de forma imprevista en la reforma. Superó, en cuatro debates, tres intentos de ‘boicot’.

Primero fue la controversia entre los ministros Germán Vargas Lleras (Interior), que anunció el retiro del artículo, y Juan Carlos Pinzón (Defensa), que lo desmintió. Santos, en reunión con los partidos políticos, decidió mantenerlo.

Luego, fueron las altas cortes que mencionaron el fuero militar como uno de los seis argumentos para retirar su respaldo al proyecto. Santos pidió al Congreso aprobar la reforma.

Y en la última semana de sesiones, José Miguel Vivanco, director de la ONG Human Rights Watch (HRW), pidió al Gobierno desistir de reformar el fuero militar. El ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, en carta institucional, respondió las inquietudes de Vivanco.

Parecía controversia superada. Incluso, el pasado 24 de enero, Esguerra reiteró que el fuero militar “no se retirará del proyecto por atender petición de HRW”. Casi un mes después, el ministro de Justicia y el de Defensa anunciaban la decisión del gobierno de retirar el polémico artículo. ¿Qué pasó?

Una carta definitiva

El sector político que le ha cuestionado a Santos retrocesos en seguridad y ha planteado la tesis de la presunta “desmoralización de la tropa”, asegura que el Gobierno atendió la presión de José Miguel Vivanco y eso motivó a renunciar a la reforma del fuero militar.
 
La hipótesis empezó a rondar el miércoles. Pero este jueves la hizo pública el expresidente Álvaro Uribe en su twitter: “por qué Human Rights Watch impone decisión de retirar el Fuero? Y la autonomía en qué queda y la defensa de los soldados?”.

Lo que motivó esta nueva versión del ‘uribismo’ fue un hecho desconocido. El pasado 9 de febrero, Vivanco le remitió a Santos una carta en la que lo “instó una vez más” a retirar el fuero militar.

Una carta, conocida por Semana.com, escrita con tono fuerte y con algunas advertencias, como la posible intervención en el país de la Corte Penal Internacional (CPI) para conocer los casos de delitos de miembros de la fuerza pública. (LEA Carta completa de Vivanco a Santos).

La carta cuestiona la “imparcialidad, la falta credibilidad e independencia” del sistema de justicia militar colombiano, y para ello anexa un informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos del 2010: Memorandum of justification concerning human rights conditions with respect to assistance for the Colombian Armed Forces (Memorando de justificación de la asistencia militar a las Fuerzas Armadas de Colombia, en lo relativo a las condiciones de derechos humanos), donde se advierte de la reducción de casos que han sido trasladados de la justicia castrense a la ordinaria.

También controvierte la posición defendida por el ministro Juan Carlos Esguerra en el sentido de que Colombia “no tiene inquietud alguna” frente a la posibilidad de ser investigada por la Corte Penal Internacional porque el país “cuenta con un sistema idóneo de justicia penal militar con la capacidad y entera disposición a llevar a cabo las investigaciones y juzgamientos contra los miembros de la fuerza pública y hacerlos comparecer ante la justicia cuando resulten penalmente comprometidos”.

En la carta, Vivanco dice que cuando Esguerra afirma que la CPI no intervendrá en Colombia, debido a que cuenta con un sistema de justicia militar con capacidad para investigar, juzgar y sancionar a miembros de la fuerza pública, “el ministro Esguerra está insinuando que los delitos de lesa humanidad y los crímenes de guerra efectivamente serían juzgados en la jurisdicción militar”.

El director de HRW también le recordó a Santos que la reforma al fuero militar, tal como estaba concebida, “podría permitir que se remitan investigaciones en curso sobre derechos humanos -incluidas aquellas relacionadas con falsos positivos- de la jurisdicción ordinaria a la justicia penal militar. Esto sería posible debido a que miembros de la fuerza pública que son investigados en relación con violaciones de derechos humanos podrían exigir la aplicación de la ley más favorable (principio de favorabilidad) y reclamar el derecho a ser investigados por la justicia penal militar, incluso por casos ocurridos con anterioridad a la sanción de la reforma”.

Este jueves, el ministro de Justicia rechazó la hipótesis de que HRW hubiera sido definitiva para la decisión de retirar el proyecto.

Esguerra admite que “todas las cosas dichas por HRW generaron eco en el Gobierno”, al señalar que fueron “tenidas en cuenta” todas las críticas, consideraciones, consejos y sugerencias que se hicieron “unas más amables que otras”.

Pero Esguerra, al preguntarse “si el retiro del fuero militar haya sido una respuesta a una reacción o a unas determinadas críticas en particular, como se ha venido diciendo”, se contesta: “la respuesta es no”.

Lo que ha dicho el Gobierno es que la decisión de retirar el fuero militar de la reforma a la justicia fue por “recomendación” de la comisión especial, convocada por el propio presidente Juan Manuel Santos, para reforma la justicia penal militar.

Congresistas que siguen defendiendo la vigencia del artículo sobre el fuero militar han exigido conocer las conclusiones de esa comisión. Juan Lozano, director de la U, en reciente entrevista con Semana.com, confirmó que en el Congreso, donde se tiene que decidir cualquier reforma, nadie conoce cuáles fueron las recomendaciones.

La controversia en Colombia se produce cuando el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón adelanta una agenda en Washington para analizar la cooperación militar de los Estados Unidos. Una de sus visitas será, precisamente a Vivanco, quien el miércoles se mostró satisfecho con la decisión del gobierno colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.