06 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La confesión del cardenal Rubén Salazar al presidente del Senado

POLÍTICAEl máximo jerarca de la Iglesia católica colombiana se declara "preocupado" por la forma como el Congreso está definiendo la eutanasia y la unión civil entre parejas del mismo sexo.

La confesión del cardenal Rubén Salazar al presidente del Senado. Rubén Salazar, el máximo jerarca de la Iglesia católica colombiana.

Rubén Salazar, el máximo jerarca de la Iglesia católica colombiana.

Foto: AP.

Rubén Salazar, el octavo cardenal de la historia de Colombia, se "confesó" este jueves con el presidente del Senado, Roy Barreras. Quien es el máximo jerarca de la Iglesia Católica en el país analiza "con preocupación" la forma como la Comisión Primera del Senado definió dos asuntos que tocan los principios católicos: la eutanasia y la unión civil entre parejas del mismo sexo.

Salazar, quien se declaró respetuoso de la autonomía del poder legislativo, consideró que el Congreso está "exagerando" cuando define el derecho a morir dignamente. La Iglesia Católica "no se opone", según Barreras, a la posibilidad de los pacientes terminales a prolongar científicamente su vida. Pero sí rechaza tajantemente que la eutanasia sea definida por el Congreso como la posibilidad de someterse a un “suicidio asistido”.

Hace un mes, cuando el proyecto que pretende reglamentar la eutanasia inició su trámite en el Congreso, la Comisión Primera del Senado -a juicio de la Iglesia- fue más allá de reglamentar el derecho a morir dignamente. Porque según el texto aprobado la eutanasia fue definida como define a la eutanasia como "la terminación intencional de la vida por otra persona, esto es, un tercero calificado, el médico tratante, de una forma digna y humana, a partir de la petición libre, informada y reiterada del paciente, que esté sufriendo intensos dolores, continuados padecimientos o una condición de gran dependencia y minusvalía que la persona considere indigna a causa de enfermedad terminal o grave lesión corporal".

Roy Barreras, médico de profesión, defiende la tesis de la Iglesia. "El suicidio asistido es una exageración de la fórmula original que la Corte Constitucional había previsto", asegura.

La Iglesia no oculta su temor porque el Senado, en el segundo debate, adopte como definición de eutanasia la que ellos consideran como "suicidio asistido" o el "homicidio por piedad".

Salazar cree que el Congreso está discutiendo el tema "a la ligera", o mejor, que en temas que comprometen "la vida y la muerte" la discusión tiene que ser más profunda.

El proyecto sobre eutanasia, redactado por el senador Armando Benedetti (la U), ya completa un mes en la agenda de la plenaria del Senado. La discusión estaba prevista para esta semana, pero Barreras dio las garantías de dar un debate “a profundidad”.

Por eso, luego de una hora de diálogo con el cardenal Rubén Salazar, Barreras decidió aplazar las discusiones para el 2013. "El Senado escuchará todas las voces, las de la Iglesia, las de la academia, las de toda la sociedad antes de tomar una decisión".

Benedetti, autor del proyecto, no rechaza la amplitud del debate: "Solo espero que el aplazamiento sea porque la Iglesia esté imponiendo la agenda al Congreso".

La 'nueva concepción' de familia

La otra decisión que "inquieta" a monseñor Salazar es la definición de matrimonio que la misma Comisión Primera del Senado aprobó el pasado martes 4 de diciembre.

Al reglamentar el matrimonio igualitario, la Iglesia cree que los legisladores están modificando la concepción de familia como célula básica de la sociedad.
 
Según el texto aprobado, el código civil definiría el matrimonio como "un contrato solemne por el cual dos personas de distinto o del mismo sexo hacen una comunidad de vida permanente y singular, con el fin de convivir, procrear o de auxiliarse mutuamente”.

La Iglesia cree que con esa redacción, se está modificando la concepción de familia establecida por la Constitución del 91, que en su artículo 42, y al definir la familia, como “núcleo fundamental” de la sociedad, “se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla”

Barreras, aunque respeta las "preocupaciones" de la Iglesia en este tema, dice que la discusión sobre el matrimonio igualitario es "menos compleja" que la de la eutanasia. Igualmente ofreció todas las garantías para la discusión.

El 2013 será el año definitivo para la eutanasia y la unión entre parejas del mismo sexo. La Iglesia está dispuesta a hacerse oír en el Congreso.
PUBLICIDAD
Publicidad
artículos relacionados

ENTREVISTA

"Al legislar sobre matrimonio gay, Congreso cumple con un deber tardío"

Para Marcela Sánchez, directora de la Fundación Colombia Diversa, reconocer el matrimonio gay es un paso tímido en la protección de los derechos de la población LGBTI. ¿Por qué?

DECISIÓN

Por primera vez una comisión del Congreso aprueba el matrimonio gay

Fue la Comisión Primera del Senado, que además decidió que las parejas del mismo sexo tienen derecho a conformar una familia.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad