Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2012 12:00:00 AM

La despedida de Esguerra

"Hasta donde vamos he sido el único en asumir responsabilidades. Los demás han buscado endilgar responsabilidades ajenas", dijo el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra. Mientras tanto, el Congreso insistió en que el único culpable fue el Gobierno.

La plenaria del Senado de este miércoles fue aprovechada por varios parlamentarios para adelantar un control político al ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra quien, durante más de cinco horas, aguantó de forma estoica los varillazos que dos de los conciliadores de la reforma a la Justicia le lanzaron con dureza.

Fueron ellos Juan Carlos Restrepo (Cambio Radical) y Luis Fernando Duque (P. Liberal), quienes aprovechando la renuncia irrevocable del ministro, y al revelar nuevos detalles de la famosa reunión de conciliadores en el Club de Ejecutivos (en el centro de Bogotá), tildaron a Esguerra de "mentiroso" por haber dicho que los conciliadores lo habían “echado” de la sesión privada donde se definió el texto final de la reforma a la Justicia. “El Gobierno sí sabía”. “Tuvieron 17 horas para conocer el texto”. Dijeron los mencionados conciliadores.
Además, Restrepo y Duque -que aseguraron que actuaron con transparencia- dejaron como pruebas los videos de la última plenaria del pasado 20 de junio, en la que se aprobó la reforma. Videos en los que Esguerra felicitaba al Congreso y calificaba de “buena, aunque no ideal” la reforma judicial.

Incluso, el senador del Polo Parmenio Cuéllar, exministro de Justicia (en el gobierno de Andrés Pastrana), también insinuó que Esguerra no había dicho la verdad sobre lo que había sucedido alrededor del polémico proyecto.

Juan Carlos Esguerra también reveló sus propios detalles. Calificó de “episodio insólito” la sesión de conciliación y admitió que los “yerros” y las “glosas gruesas” que motivaron las objeciones a la reforma “no las vi, se me pasaron. Debí darme cuenta de las graves implicaciones, pero vine a darme cuenta tiempo después”, señaló.

El ministro les dijo a los conciliadores que a ellos también se les había pasado, pero no quiso responsabilizarlos. “Hasta donde vamos, he sido el único en asumir la responsabilidad política mientras todo el mundo está mirando para otros lados a endilgar responsabilidades. Lo hice sin tapujos. Nunca dije ¡qué horror lo que nos hicieron! Siempre dije ¡qué horror lo que a mí se me ha pasado! ”, dijo. 

Esguerra también reveló que la renuncia irrevocable se la presentó a su jefe, el presidente Juan Manuel Santos, en la noche del pasado jueves 21 de junio. “Apenas después de que había terminado su alocución me le acerqué y le dije que yo era el responsable (…)”, pero le aclaró al mandatario que se iría del Gobierno sólo después de que se resolviera la suerte del proyecto. “Yo fui el culpable y tengo que dar la cara”, por eso su presencia en las sesiones extras del Congreso.

Y al referirse a los videos en los que agradece la aprobación del Congreso, con los que Duque y Restrepo quisieron dejarlo en evidencia de que sí conocía el texto completo de la conciliación, respondió: “No les voy a decir que el del video no era yo. Estaba convencido de lo que estaba diciendo”.

Esguerra estuvo casi 10 meses paseándose por el Congreso. Su principal reto era la reforma a la Justicia y, según lo recordó Eduardo Enríquez Maya, pudo ser el primer ministro que lo conseguía desde los intentos de los gobiernos de Alfonso López, Virgilio Barco, Ernesto Samper, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe. Y aunque había dicho que no se pronunciaría este miércoles en el Capitolio, decidió hacerlo como respuesta a los dardos de los conciliadores. Esguerra finalmente anunció que volverá al Congreso para hundir la reforma a la Justicia. Será su última misión en el Gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.