Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/5/2011 12:00:00 AM

La estrategia de Uribe 2011: ¿promover líderes o repartir ‘guiños’?

La estrategia del ‘uribismo’ de cara al presente año electoral será la promoción de líderes regionales que, de recibir el ‘guiño’ del ex presidente, serían las cartas de los partidos de la U y el Conservador para consolidar su fuerza política.

Es año electoral, y a diferencia de otras épocas, el 2011 tendrá un protagonista particular. El expresidente Álvaro Uribe, consecuente con su afirmación de seguir trabajando por la patria y “desde cualquier trinchera”, ya tiene planeada su estrategia.

Será muy difícil que su participación en política no sea relevante. Uribe sigue gozando de una importante aceptación popular, a la luz de las recientes encuestas, y su intervención podrá ser decisiva, aunque no dejará de ser incómoda, por ejemplo, para el presidente Juan Manuel Santos, para la Unidad Nacional, y porqué no, para las direcciones del Partido de la U y el Partido Conservador.

La estrategia del uribismo está a punto de consolidarse, y tendrá como eje la misma rutina y dinámica con la que Uribe ascendió en popularidad hace una década, cuando aspiraba a la presidencia y en poco tiempo saltó de un mínimo porcentaje de intención de voto a ganar la presidencia en primera vuelta en las elecciones de mayo de 2002.

Esa dinámica se concentra en los denominados ‘talleres democráticos’, un ejercicio que busca el diálogo directo con las regiones y sus líderes, y que esta vez tendrá el propósito de “promover la participación de los ciudadanos en política y en el ejercicio de la función pública”, tal como lo define el exministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, quien es una piedra angular en esta nueva ofensiva política del uribismo.

Zuluaga se define como un enlace entre el ex presidente, “un facilitador”, entre la fundación Primero Colombia (plataforma de la estrategia) y el expresidente Uribe, y advierte que sí tiene intereses políticos, pero no electorales, y estos se concentran dentro del Partido de la U, al cual pertenece.

Semana.com dialogó con el exministro de Hacienda quien dio algunos detalles de la forma cómo el expresidente Álvaro Uribe volverá a la escena política de cara a las elecciones de octubre.

¿Líderes o candidatos?

Pero, ¿qué busca Uribe? Según Óscar Iván Zuluaga, Uribe lo que pretende es “contribuir” a que las ideas que lideró durante su gobierno de ocho años “se mantengan vivas y activas”.

Para ello, dice Zuluaga, serán los ‘talleres democráticos’, que además, “lo único que quieren es estimular y fortalecer procesos de participación política y propuestas programáticas”.

En lenguaje común, y acorde a aquellas declaraciones que Uribe hizo públicas el año pasado en un homenaje al ex ministro Andrés Uriel Gallego, el exmandatario buscará escoger “buenos candidatos” a alcaldías y gobernaciones.

Sin embargo, Zuluaga controvierte esta tesis, y aclara que los ‘talleres democráticos’ “no tienen dinámica electoral”, al señalar que es jurisdicción de los partidos políticos la escogencia de candidatos y sus respectivos avales. “Cada partido tiene su institucionalidad, su dirección y son ellos quienes determinan la mecánica electoral”.

Pero lo cierto es que Zuluaga no oculta que los ‘talleres democráticos’ incluyen la participación del Partido de la U y el Partido Conservador, quienes fueron los principales socios de Uribe en sus dos periodos presidenciales. Eso fortalece la tesis que muchos plantean, y que de estos talleres saldrán las cartas de estos partidos.

¿Autonomía de la U y los Conservadores?

En ese sentido, la estrategia del ‘uribismo’ podría suponer un conflicto para las direcciones del Partido de la U, pero sobretodo al Partido Conservador. Hay quienes tienen la idea que Uribe estaría en capacidad de imponerle candidatos a la alianza entre estos dos partidos. Esa tesis, más allá de fortalecer a los partidos, podría minarles su autonomía.

Pero Óscar Iván Zuluaga dice que la idea de “fortalecer la coalición natural entre La U y Conservadores” no va a alterar “la institucionalidad” de los movimientos. Incluso, el exministro le reveló a Semana.com que Uribe ha tenido “constantes y permanentes diálogos” con los senadores Juan Lozano y José Darío Salazar, presidentes de la U y el P. Conservador, respectivamente.

Según Zuluaga ambos partidos “conocen de sobra” la intención del expresidente Uribe “y la ven con buenos ojos”. Pero lo que no está claro es la forma como podrá incidir en las decisiones de los partidos.

En lo que respecta al Partido Conservador, el pasado 23 de diciembre expidió la resolución institucional de cara a las elecciones de octubre. En ella afirman la disposición de participar con candidato propio, en lugares donde haya condiciones políticas para hacerlo, o en alianza, donde las condiciones políticas lo aconsejen.

Pero la elección de esos candidatos, según los estatutos del Partido Conservador, serán a través de procesos democráticos internos o de consulta popular.

¿Agenda ‘antisantista’?

Óscar Iván Zuluaga dice que los ‘talleres democráticos’ serán de corte “académico y programático” y buscan “conocer la realidad y las necesidades de las regiones”. Pero también reitera que entre sus objetivos está el de mantener vivos y vigentes políticas como la seguridad democrática, la confianza inversionista y la cohesión social.

Los tres grandes principios de Uribe, y que han sido caricaturizados como los ‘tres huevitos’, pero que parecen haber sido relegados por la agenda reformista que en un semestre ha implementado el actual presidente Juan Manuel Santos con el principio de ‘Prosperidad democrática’, que ha puesto en prioridad asuntos a los que Uribe fue muy crítico (léase ley de víctimas, restitución de tierras, por ejemplo).

El enlace de la estrategia uribista, Óscar Iván Zuluaga, advierte que la agenda programática busca “fortalecer y apoyar” al gobierno de Juan Manuel Santos. Y a causa de la tragedia invernal, la agenda en las regiones ha cambiado, y en muchas de ellas la reconstrucción está entre las prioridades, tal como las ha redefinido el propio presidente Juan Manuel Santos. “El expresidente Uribe sabe hasta dónde va su papel y cuáles son sus límites”, dice Zuluaga.

Detalles por afinar

Los talleres democráticos que marcarán el regreso de Uribe a la política nacional están a pocos detalles de ponerse en marcha. La previsión es que se inauguren a finales de enero, en un lugar aún por definir.

La logística está a cargo de la fundación Primero Colombia, promovida por José Obdulio Gaviria y que sirvió de plataforma para la candidatura de Uribe en 2002.

El corte de los talleres será académico y aspiran a que “una nómina de lujo” de académicos acompañe al expresidente. Aún no se conoce quiénes la integran.

Aún no se han definido fechas, pero los cronogramas que se plantean son tres jornadas de trabajo semanales, con la mayor cobertura regional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.