Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/2011 12:00:00 AM

La extraña campaña (IV)

Las elecciones del 2011 en La Guajira han estado rodeadas de situaciones extrañas. La finca de uno de los candidatos fue asaltada y no se conocen los responsables. De un extraño atentado en plaza pública tampoco se conocen los autores.

Pero la campaña en La Guajira no se ha concentrado en denuncias y rumores. Extraños episodios han surgido en la recta final de esta disputa por el poder departamental y ninguno de los candidatos ha estado exento de ello.

En agosto, según registró el Diario del Norte, la finca Nicolandia, del candidato Bladimiro Cuello, fue atacada por desconocidos, quemaron un kiosco y no dejaron huellas. Hasta la fecha, nadie se ha reivindicado el hecho. Y las autoridades policiales, que anunciaron investigación, no han encontrado pistas que den con los móviles o los responsables de lo sucedido.

Meses antes, en Distracción, desconocidos atacaron e incendiaron el kiosko de la finca del ex parlamentario Ángel Daza Caycedo, coordinador de la campaña de Kiko Gómez Cerchar.
 
Pero en la noche del domingo 9 de octubre se produjo, quizás, el hecho más extraño de la campaña.

El candidato Kiko Gómez fue herido de bala en la pierna izquierda. Según la información publicada por el diario El Tiempo, el atentado se produjo a las 6:45 p. m. en el parque del barrio Jorge Pérez, donde había llegado dos minutos antes y esperaba en una tarima para ser presentado a la multitud.

“Un desconocido que lucía gorra de béisbol y permanecía a unos dos metros, según testigos, le disparó desde abajo y quiso repetir, pero el arma, al parecer un revólver, se le atascó. Un policía que protegía al candidato lo cubrió con su cuerpo y el desconocido lo hirió posteriormente. El agente responde al nombre de Cualdo Navarro Cuello”.

Al día siguiente, tras un consejo de seguridad en Riohacha, el general Rodolfo Palomino López, director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, anunció una investigación y ofreció una recompensa de 50 millones de pesos para quien brinde información que permita la identificación y captura del autor del atentado.

Kiko Gómez tuvo que interrumpir sus apariciones en campaña, y en su lecho de enfermo en una clínica de Barranquilla se refirió al atentado en declaraciones al diario El Heraldo.

“Lo que quiero es que se investigue esto. Y sobre mi vida ¿por qué en una manifestación tan numerosa no estaba una patrulla de la Policía? Gracias a Dios no hubo más afectados. El sicario, estoy seguro, no estuvo solo. Las autoridades tenían conocimiento de que se estaba fraguando un atentado contra mí”, decía Kiko.
 
El periodista interrogó si el atentado era político, y Gómez, dice el artículo, levantó la voz para decir: “En mi campaña estoy hablando de que quiero manejar una Guajira transparente, sin corrupción, segura. Y para ello los gobernantes tenemos que dar ejemplo. El tema de salud y de cuentas claras. ¿A quién le estoy pisando los callos? No sé. Se están tejiendo muchas conjeturas, por ello le solicito al gobernador Jorge Pérez que aclare lo que afirmó una funcionaria suya que quiso minimizar el atentado al decir que un fue tiro que se escapó. Que investigue y entreguen resultados”.

Según los relatos de los testigos, el atentado tuvo ( o trató de tener) escenas similares al crimen de Soacha (Cundinamarca) en 1989, cuando el entonces candidato presidencial Luis Carlos Galán fue asesinado en plena plaza pública.

Luego del atentado, los simpatizantes de Kiko difundieron a través de redes sociales y en teléfonos celulares una imagen que elaboraron pocas horas después del atentado.
Se trataba de un montaje que tenía, en la parte izquierda, la imagen de Luis Carlos Galán, y en la derecha la de Kiko Gómez, que pretendía relacionarlos con una inscripción: “Dios está contigo” (Foto)
.

Hasta la última semana de la campaña, las autoridades policiales y judiciales de La Guajira no cuentan con ningún tipo de información sobre el atentado, que al parecer marcó el final de la actividad proselitista de este candidato, quien prefirió mantenerse a la espera de lo que suceda en las urnas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.