Jueves, 19 de enero de 2017

| 2010/11/02 00:00

La fórmula para que La U marche en el Congreso

Los mensajes de urgencia con los que el Gobierno rodeó dos proyectos del partido mayoritario buscan que éste marche al ritmo que quiere el MinInterior. Así se podría destrabar la ley de víctimas.

Blanco de muchas críticas ha sido el senador Juan Lozano, presidente de la U. El Gobierno pretende encontrar la fórmula para que el partido siga rodeando la agenda legislativa. Foto: SEMANA

Las afirmaciones de algunos parlamentarios de la coalición del presidente Juan Manuel Santos, que señalan al partido de La U de tener “su propia agenda” pueden tener fundamento.

Tras una semana en que La U fue clave para que los proyectos de Ley de víctimas y de reglamentación de la reforma política se dilataran en el Congreso, este martes, se podría alinear al partido mayoritario para que acompañe las reformas propuestas por el Gobierno al mismo ritmo que el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, pretende imponer en Senado y Cámara.

La fórmula del Gobierno para destrabar la agenda fue dos mensajes de urgencia que envió el viernes pasado y con que rodeó dos iniciativas que poco espacio han copado en la agenda legislativa y de las que la U reclama su paternidad: la reforma al sistema de salud y la ley del primer empleo.

Para el senador Juan Lozano, presidente de La U, estos dos proyectos se constituyeron en la principal apuesta de Juan Manuel Santos en la campaña presidencial. Incluso recuerda que cuando la estrategia de campaña dio un giro y dejó el color naranja para adoptar los colores y la imagen de La U, la cuña radial que más se difundió fue la que decía “más empleo, mejor pagado”.

Nadie desconoce que en los primeros meses de Gobierno Santos le impuso una agenda al Congreso de marcado corte liberal. Por ejemplo, la Ley de víctimas (bandera del Partido Liberal) ha copado tanta atención al punto que fue el único proyecto que ha radicado personalmente.

Los liberales lo han reivindicado públicamente (incluso el actual eslogan del partido es “ideas que gobiernan”), y eso, al interior de la ‘Unidad nacional’, ha sido una circunstancia que ha generado algunos pulsos internos.

En cuanto a la Ley de empleo, los liberales también reclaman su autoría, pero los de la U dicen que el proyecto que finalmente radicó el Gobierno es el que se diseñó en la campaña de Santos.

Los mensajes de urgencia a la reforma a la salud, la Ley de empleo, y uno tercero que se le imprimirá al proyecto de seguridad ciudadana (el llamado complemento de la política de seguridad democrática, bandera del ex presidente Álvaro Uribe, jefe natural de La U) le permiten a estas iniciativas un trámite ágil en el Congreso.

Gracias a ese mensaje se reducen sus tiempos y las comisiones respectivas de Senado y Cámara deberán darle debate conjunto. Lo cual quiere decir que podrían ser leyes antes que otros proyectos que hoy han copado la atención. Esa sería la reivindicación de La U como líder de la coalición.

Por eso, este martes el Gobierno espera dos respuestas: que La U acompañe la ponencia de la Ley de víctimas, y en la tarde, en la plenaria de la Cámara, aporte sus mayorías para que se apruebe el segundo debate de la reglamentación de la reforma política.

En cuanto a la Ley de víctimas, la bancada de representantes de La U se reunirá toda la mañana para socializar el proyecto. Efraín Torres, el ponente de ese partido, se negó a firmar la ponencia conjunta la semana pasada con el argumento de que tendría que debatirla al interior del partido.

Semana.com conoció que La U va a apoyar la ley de víctimas, pero tiene dos caminos que podrían complicar su trámite.

El primero, presentar una ponencia aparte, en la que se le incorporen los ajustes que la U considere convenientes al texto que ha diseñado el Ministerio del Interior.

El segundo, firmar la ponencia conjunta, pero en el primer debate en la Comisión Primera de la Cámara de representantes incluir algunas proposiciones para poder modificar la ponencia, y que los demás partidos discutan y opten por aprobarlas.

Al medio día de este martes se sabrá por cuál de los dos caminos se inclina el partido. Si lo hace por el segundo, probablemente, La U empezaría a marchar al ritmo que quiere el Gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.