Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2011 12:00:00 AM

La U frente a la reunificación liberal

El senador Armando Benedetti dice que los acercamientos entre el Partido Liberal y Cambio Radical deben incluir a los liberales de La U. Pero frente a temas ideológicos y con el liderazgo de Juan Manuel Santos y el consenso con Álvaro Uribe.

El partido de La U nació en 2006 para rodear políticamente la reelección de Álvaro Uribe. Para muchos, se trataba de un partido coyuntural, que alcanzó un rotundo éxito en las elecciones de Congreso de ese año, pero al que se le cuestionaba su largo aliento.
 
Juan Lozano, actual presidente de la colectividad, insiste en que La U tiene “vocación de permanencia” en la política colombiana. Su principal reto inmediato son las elecciones regionales, donde tendrá que demostrar que su fortaleza está en las bases y no se reduce a los éxitos en el ámbito nacional.
 
Pero si hay algo que pueda amenazar esa “vocación de permanencia” de La U son los “pasos fuertes” que viene adelantando el proceso de ‘reunificación liberal’.
 
El Partido Liberal y Cambio Radical -que ya han demostrado su afinidad en temas de agenda nacional y en procesos electorales en algunas regiones- han dado muestras que su futuro estaría en el fortalecimiento del oficialismo liberal.
 
El jefe liberal, Rafael Pardo, ha sostenido reuniones periódicas con senadores de Cambio, y estos a su vez han admitido que el proceso avanza con fuerza y que, tras las elecciones de octubre, podría consolidarse.
 
Pero en La U, la reunificación liberal es seguida con una especie de tensión y preocupación.
 
Este partido también comparte el mismo origen liberal. Por ejemplo, 24 de sus actuales 27 senadores salieron del oficialismo liberal para acompañar el proyecto político de Uribe Vélez.
 
Por eso algunos miembros de La U no comparten que el Partido Liberal y Cambio Radical hagan negociaciones particulares que los excluyan. Para ellos, la reunificación debería ser una tarea exclusiva del presidente Juan Manuel Santos (que ganó la presidencia con el aval de La U), y que debería contar con el consentimiento del expresidente Uribe (jefe natural de La U).
 
Este jueves, luego de conocerse los “nuevos pasos” de la reunificación liberal, el expresidente del Senado, Armando Benedetti, advirtió que el acercamiento de otros partidos con el oficialismo liberal debe darse en el escenario de la “Unidad Nacional” y no en las urnas, como lo plantea la propuesta de los liberales de adelantar una consulta popular el próximo 30 de octubre.
 
Benedetti ve “con buenos ojos” los acercamientos entre los partidos, pero considera que deben darse en la mesa de Unidad Nacional y sobre “las ideas y los temas que de verdad afecten a los ciudadanos”.
 
“Una consulta es pura carpintería. Los verdaderos liberales deben unirse para trabajar en temas como la reforma a la justicia, la reforma a la educación, la política ambiental, el empleo y la seguridad social”, considera Benedetti.
 
El senador, quien afirmó que le “gustaría volver” al Partido Liberal, también dijo que el regreso de los disidentes al oficialismo no se hace mediante diálogos particulares. Benedetti considera que eso sólo se podrá de la mano del presidente Santos. “La posible reunificación del Partido Liberal sólo será posible si Santos quiere. Por ahora habrá que esperar hasta después de las elecciones”.
 
Pero Benedetti también explicó que la decisión de un regreso de dirigentes de origen liberal también depende de la opinión del expresidente Álvaro Uribe. “De los 27 miembros del Partido de La U, 24 son de extracción liberal. Ya hay 9 miembros que están de acuerdo en un futuro acercamiento, pero dependemos de lo que digan Santos y Uribe”.
 
Este escenario, de contar con el aval de Uribe, de momento se hace poco previsible. El Partido Liberal se opuso a su gobierno y Cambio Radical dejó de acompañarlo en su intento de segunda reelección. El único escenario que ha permitido que liberales de todos los colores se sienten en la misma mesa ha sido el gobierno de Santos, que en varios aspectos ha marcado distancia con el de su antecesor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.