Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/2011 12:00:00 AM

La U se inclina por Santos y aprobará reforma a la justicia

El presidente de la República tuvo que reunirse con los senadores del partido de gobierno y convencerlos para respaldar el proyecto, pese a que Uribe pidió hundir la iniciativa. La única exigencia de los parlamentarios, mantener la ampliación del fuero militar.

La reforma a la justicia será aprobada este miércoles en segundo debate. Porque el partido de la U, el que tiene una mayoría decisiva en la plenaria del Senado, le reiteró su apoyo al proyecto del Gobierno, a pesar que el expresidente Álvaro Uribe, considerado por algunos congresistas el jefe natural del partido, había pedido el archivo de la iniciativa
 
El proyecto debía ser aprobado en la noche del martes, pero los propios senadores de la U se encargaron de dilatar el debate.
 
Por eso, el presidente Juan Manuel Santos tuvo que convocar una reunión extraordinaria con la bancada de senadores de la U, para tratar de alinearlos en favor del proyecto.
 
Fueron casi tres horas de intenso diálogo en la Casa de Nariño. La U se convenció de que, como partido de gobierno, debían apoyar el proyecto bandera de Santos en la presente legislatura.
 
Santos, según trascendió, reiteró que la U es “su partido” por más que los liberales insistan en que la agenda de gobierno tiene talante liberal. Por eso les pidió un nuevo respaldo al proyecto.
 
Sin embargo, no fue fácil la decisión para algunos senadores que siguen al pie de la letra las instrucciones del expresidente Álvaro Uribe.
 
El más incómodo con esta situación fue el senador Juan Carlos Vélez Uribe, a quien, como coordinador ponente, el Gobierno le encomendó la misión de persuadir a la plenaria en favor del proyecto.
 
Vélez, quien defendió el proyecto en la plenaria, en la noche del martes, decidió marginarse del debate y renunciar a su condición de ponente. "Para mí es difícil defender una reforma que el expresidente Uribe pidió votar negativamente”, confesó a la salida de Casa de Nariño.
 
Fuero militar, ¿moneda de cambio?
 
Paradójicamente, uno de los temas más polémicos del proyecto de reforma a la justicia se podría convertir en la salvación para que la iniciativa supere este miércoles su segundo debate.
 
Porque la exigencia que le hizo la U a Santos es que el proyecto mantuviera vigente el artículo que pretende ampliar el fuero militar, o mejor, el que establece que todos los actos cometidos por uniformados del Ejército o la Policía deben ser conocidos exclusivamente por la justicia penal militar, antes que la justicia ordinaria.
 
“Es una forma de respaldar a los militares, diciendo que hay que creer en la justicia penal militar y es ella la que debe iniciar la acción penal y determinar si en ese acto se violó la ley o se cometió un delito de lesa humanidad. Pero no que sea la justicia ordinaria la que en primera instancia lo determine”, explicó Juan Carlos Vélez en la plenaria.
 
La U expresó su extrañeza porque el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, haya anunciado retirar ese artículo de la reforma a la justicia cuando fue por iniciativa del propio gobierno, a través del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, que se decidió incluirlo en la reforma.
 
Santos aceptó que este artículo controversial debe ser mantenido en el proyecto. Con ello, los 27 senadores de la U se comprometieron a respaldarlo.
 
La ampliación del fuero militar ha sido una antigua propuesta de talante uribista y que fue acogida sin reparos por el actual gobierno, con el propósito de elevar la moral de la tropa y granatizarle seguridad jurídica a las fuerzas militares en su confrontación con las FARC.
 
Doble instancia, la otra clave
 
Las mayorías para la aprobación del proyecto quedaron garantizadas gracias a que el Gobierno hizo ajustes a la doble instancia para el juzgamiento de congresistas, otro de los temas que aborda la reforma a la justicia.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, anunció que la fórmula para garantizarles este derecho a los aforados es que los procesos penales contra congresistas sean conocidos por el Tribunal Superior de Bogotá y sólo sean competencia de la Corte Suprema de Justicia en segunda instancia.
 
Esta fórmula garantizaría el respaldo al proyecto por parte de los 22 senadores del Partido Conservador, los más inquietos por este tema.

En la plenaria el senador Eduardo Enríquez Maya dijo que Colombia es el único país del mundo donde los congresistas carecen de inmunidad parlamentaria y el derecho a la doble instancia.

Y que incluso no se les respeta el principio del derecho “a no ser juzgado dos veces por la misma causa (non bis in ídem)”, pues en el sistema colombiano, dijo Enríquez Maya, “los congresistas son juzgados penalmente por la Corte, disciplinariamente por la Procuraduría, fiscalmente por la contraloría, y pueden perder sus derechos políticos en el Consejo de Estado”.

La fórmula de Esguerra garantizaría que el Partido Conservador, que también ha defendido la ampliación del fuero militar, respalde el proyecto.

Porque la bancada del Partido Liberal, de 17 senadores, ha manifestado su respaldo incondicional al proyecto. Y aunque sugirieron que se retirara el polémico artículo del fuero militar, no se opondrán a la decisión de los demás partidos de la Unidad Nacional de mantenerlo dentro de la reforma a la justicia.

Estos consensos, logrados este miércoles, quedarán sellados en la plenaria del Senado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.