Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2012 12:00:00 AM

"La responsabilidad de ascenso y nombramiento de Santoyo es de directores de la Policía": exministra Ramírez

La exministra y excongresista Martha Lucía Ramírez responde a quienes la señalan de haber votado a favor del ascenso y el nombramiento del general Mauricio Santoyo como jefe de seguridad de Presidencia.

El general Mauricio Santoyo, pedido en extradición por narcotráfico, fue jefe de seguridad de la Presidencia de la República desde el 2002 y fue ascendido después de que el Senado avaló su promoción al rango de general en el 2007.

En ambas decisiones el nombre de Martha Lucía Ramírez estuvo presente, pues en el 2002 era la ministra de Defensa de Álvaro Uribe, mientras que en el 2007, como congresista, voto a favor del ascenso de Santoyo a general.

Ramírez, en entrevista con Semana.com, dice que la responsabilidad tanto en el nombramiento como en el ascenso es exclusiva de quienes en su momento desempeñaban la dirección de la Policía Nacional.

Semana.com¿Cuál fue su responsabilidad como ministra de Defensa en la designación del entonces coronel Mauricio Santoyo como jefe de seguridad de Presidencia?
 
Martha Lucía Ramírez: Tres meses antes de que yo fuera designada ministra de Defensa, al coronel Mauricio Santoyo le fue encargada la jefatura del esquema de seguridad del entonces candidato a la presidencia Álvaro Uribe Vélez. Esa responsabilidad fue delegada por el director de la Policía nacional de esa época (el general Luis Ernesto Gilibert). Después de que el presidente Álvaro Uribe tomó posesión como presidente, la propia Policía Nacional formalizó la designación como jefe de seguridad de Presidencia. La selección del jefe de seguridad de la Presidencia y de la Casa Militar corresponden a la Policía Nacional y las Fuerzas Militares, teniendo en cuenta criterios internos de dichas entidades que responden al perfil que deben cumplir los oficiales escogidos.

Semana.com: Como ministra de Defensa ¿conocía antecedentes del oficial Mauricio Santoyo?

M.L.R.: Cuando fui ministra de Defensa, la Dirección de la Policía Nacional la ocupó el general Teodoro Campo y mi contacto con el coronel Santoyo se limitó al contacto esporádico con la seguridad presidencial o como parte de la comitiva presidencial durante los viajes fuera de Bogotá con el presidente Uribe. Nunca recibí del general Campo preocupación alguna sobre coronel Santoyo.

Semana.com: ¿Es cierto que usted fue quien revivió la ponencia para promover el ascenso a general de Mauricio Santoyo en el 2007, como lo han recordado varios parlamentarios en el Congreso?
 
M.L.R.: Invito a quienes así lo afirman a que revisen las actas del Congreso. No fui ponente en la decisión de los ascensos. Quienes propusieron al entonces coronel Mauricio Santoyo fue el director de la Policía, general Óscar Naranjo, y el ministro de Defensa, en ese entonces Juan Manuel Santos. Como senadora acompañé ese ascenso, pero no se les puede endilgar el agua sucia a quienes así votamos, ni mucho menos al Congreso. La falta de diligencia estuvo la Dirección de Policía y en el Ministerio, donde no hubo los controles para evitar este ascensos.

Semana.com: Pero hubo cuatro senadores que fueron el debate y se opusieron al ascenso de Santoyo por sus antecedentes en materia de derechos humanos. ¿Por qué no se atendieron esas recomendaciones?
 
M.L.R.: Es cierto que los senadores Juan Manuel Galán y Cecilia López le pidieron a la Comisión Segunda negar el ascenso. Pero quiero recordarles a ellos que estamos en un Estado Social de Derecho donde las personas y los servidores del Estado no pueden estar bajo una condena perpetua. En el momento del ascenso el Consejo de Estado había anulado la sanción disciplinaria que le había impuesto la Procuraduría, es decir, no había ningún tipo de sanción vigente en ese momento.

Semana.com: ¿Quiere decir que los ascensos son sólo un trámite y que el Congreso no tiene capacidad de decidir?
 
M.L.R.: El Congreso puede negar cualquier ascenso, está en libertad de hacerlo, pero tiene que hacerlo con argumentos. Esos argumentos los entrega la misma Dirección General de la Policía, en ese momento la recomendación la hizo el general Óscar Naranjo. ¿Con qué criterio el Congreso puede ir en contra o desconocer la recomendación de la Policía?

Semana.com: ¿La responsabilidad política por el ascenso debe ser compartida por el director de la Policía y el ministro de Defensa, en ese entonces Juan Manuel Santos?
 
M.L.R.: Es grave que el Congreso haya aprobado el ascenso, pero más grave es la recomendación. Esa es una responsabilidad de la junta de generales de la Policía y del director de la Institución. El ministro de Defensa debe obrar según las recomendaciones de su director de Policía. 

Semana.com: ¿Y debe asumir la responsabilidad política el expresidente Álvaro Uribe por haber nombrado a Santoyo jefe de seguridad de Presidencia?
 
M.L.R.: Es falso que el presidente Álvaro Uribe haya nombrado al coronel Mauricio Santoyo su jefe de seguridad. Fue el director de la Policía de esa época (Luis Ernesto Gilibert) quien lo designó jefe de seguridad de Uribe como candidato. Ni siquiera el presidente de la República lo escoge.

Semana.com: Entonces, ¿Qué responsabilidad tiene que asumir el Estado en el nombramiento y en el posterior ascenso de Santoyo?

M.L.R.: Estoy perpleja e indignada. Esta situación puso en riesgo la seguridad nacional. El problema de fondo es que esta situación pone de presente la urgencia de una ley de inteligencia y contrainteligencia. Las instituciones del Estado están en riesgo de infiltración de los grupos armados, guerrillas, paramilitares y bandas criminales. La seguridad nacional estuvo en manos de quien está pedido en extradición por narcotráfico. Yo pregunto: ¿Dónde está la contrainteligencia del Estado? ¿No había como detectar la conducta del general Santoyo?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.