Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2012 12:00:00 AM

Las renuncias protocolarias de los 12 secretarios de Bogotá: ¿qué buscará Petro?

En la Alcaldía se dice que las dimisiones obedecen a una reorganización del equipo para que se inicie la implementación del Plan de Desarrollo aprobado en la última semana de mayo. El alcalde Gustavo Petro no confirma ni niega las razones de la salida de su círculo más cercano.

Para dejar en libertad al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en la designación de su gabinete de Gobierno, los 12 secretarios en la Alcaldía renunciaron de manera protocolaria. Ese es al menos el primer mensaje que desde el Palacio de Liévano se ha querido dar. Sin embargo, las renuncias podrían tener otro trasfondo: ¿Una crisis política?
 
Para otros, lo que puede suceder es que este anuncio no pasa de ser eso mismo: una renuncia protocolaria en la que al final el alcalde ratificará en el puesto a todos sus colaboradores.
 
Para algunos observadores más agudos la eventual salida del círculo más cercano del alcalde tiene otros significados. Esta se da luego de que Petro y su equipo sacaran adelante la aprobación del Plan de Desarrollo en el Concejo. Para que este se aprobara la administración aceptó más de 600 modificaciones que le hicieron los concejales al plan. ¿A cambio de qué?
 
El remezón también se da justo cuando la administración cumple los primeros cinco meses de gobierno y en un momento en que el alcalde no logra recuperarse de la caída en su imagen favorable. A principios de mayo se conoció la encuesta Gallup en la que el 65% desaprobaba la forma como Petro ejercía su cargo, en tanto que solo el 30% la apoyaba (en febrero era de 48%).
 
Este ambiente lleva a pensar, primero, que la administración habría tomado la decisión de generar una crisis para cumplir varios objetivos. Al parecer se quiere reestructurar el gabinete que no ha sido ajeno a cuestionamientos, en algunos casos, por la falta de gerencia o inclumplimiento de metas.
 
Segundo, los nuevos nombramientos, que seguramente serían definidos en los próximos días, podrían responder a reacomodos partidistas tras la discusión del plan en el Concejo. En enero Petro había optado por un equipo de trabajo en el que combinaba a sus amigos cercanos y tecnócratas, ahora podría escoger personas con perfiles de origen político y con cercanía a las bancadas en el Concejo.

Oleada de renuncias

Otro termómetro para conocer qué es lo que pasa en la Alcaldía está en las versiones sobre las renuncias que se han presentado a lo largo de estos cinco meses de gobierno. Incluso, quienes le hablaban al oído a Petro.
 
El considerado cerebro de Bogotá, Antonio Navarro Wolff, anunció su salida del gabinete tan solo tres meses después de llegar al mismo. "Presento mi renuncia desde el día primero de abril, lo hago por motivos estricta, exclusiva y únicamente personales", dijo Navarro en una rueda de prensa en la que al final se abrazó con el alcalde. A pesar del gesto en el ambiente quedó una presunta pelea entre los dos.
 
Tan solo 20 días después, el entonces gerente de Transmilenio Carlos García dimitió de su cargo. La salida de García se dio aparentemente por desavenencias con el gobierno distrital. El alcalde dijo en un debate en el Concejo sobre el tranvía que García renunciaba por un problema de salud. El exfuncionario lo negó.
 
La presión desde la Alcaldía luego de los bloqueos y desmanes que se presentaron el viernes 10 de marzo en varias zonas de la ciudad, produjeron la salida de tres altos funcionarios del sistema Transmilenio. El subgerente del sistema, Fernando Rojas; el director operativo, Mario Valbuena, y el director financiero, Rigoberto Lugo. Luego pararon la carta de renuncia de sus cargos la encargada de desarrollo de negocios, Martha Lucía Gutiérrez; la subgerente técnica, Sandra Ángel y la jefe de la oficina jurídica, Clara Elena Zabaraín.

A eso se suma el intento fallido del nombramiento del dirigente deportivo Carlos González Puche en el Instituto Distrital de Recreación y Deporte. A mediados de marzo declinó el nombramiento para dirigir esta entidad. Aunque hubo decreto, González Puche dejó entrever que en el instituto había prácticas poco transparentes.
 
Este miércoles se podría conocer la verdad sobre la eventual salida de los 12 secretarios de la Alcaldía y cuya decisión no deja de sorprender pues es la primera que vez que se dá en la capital una renuncia masiva, así sea protocolaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.