Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/21/2011 12:00:00 AM

Las teorías contra la reforma a la justicia

El proyecto prioritario del gobierno Santos tendrá que superar una extraña oposición de quienes quieren que fracase para motivar una Constituyente. Paradójicamente, la controvertida ampliación del fuero militar podría salvar su aprobación en el Congreso.

La reforma a la justicia, la principal apuesta del gobierno en la presente legislatura, se está convirtiendo en un auténtico dolor de cabeza. El propio presidente Juan Manuel Santos lideró un año de concertación con las altas cortes, pero el trámite del proyecto en el Congreso parece enredado.
 
Y varias son las teorías. Tanto las Cortes, como el propio Congreso, decidieron agarrar el proyecto e incluirle todo tipo de modificaciones, con el propósito de ejercer presión contra el Gobierno.
 
Esa es la tesis del senador Armando Benedetti quien considera que la reforma a la justicia se convirtió en un “Frankenstein” al que todo el mundo le “está poniendo lo que le conviene”.
 
Benedetti dice que el Gobierno, en su ánimo de conciliación (o de quedar bien con todo el mundo), “perdió el control del proyecto”, y esta iniciativa ya no cumple su principal objetivo, que es el de la descongestión de los despachos judiciales y el fácil acceso de los colombianos a la administración de justicia. Por eso, sugirió retirar la iniciativa.
 
Sin embargo, el escenario del retiro de la iniciativa podría motivar al sector político que pretende -con el argumento del fracaso de la reforma a la justicia- convocar a una asamblea constituyente.
 
El senador Luis Fernando Velasco (Partido Liberal) fue el primero en advertir que sobre la reforma a la justicia se está tendiendo una especie de ‘boicot’, todo con el propósito de enviar el mensaje al país de que el Congreso “fue incapaz de reformar la justicia” y entonces el único mecanismo sería la constituyente.
 
Roy Barreras (La U) considera que una Constituyente, que tiene amigos en “los dos espectros opuestos de la política”, podría terminar en “una caja de pandora” que puede “reformar todo, hasta el periodo presidencial”.
 
El senador Juan Fernando Cristo (P. Liberal) dice que quienes proponen una constituyente solo pretenden “fortalecer las aspiraciones políticas de algunos sectores del país”.
 
Este viernes el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, rechazó ese escenario, y calificó de “inconveniente” la convocatoria de una asamblea constituyente. “Sería inconveniente en este momento, eso no solo retardaría enormemente el proceso, sino que no vemos que haya ni el ambiente, ni que sea esta la ocasión para convocar toda una asamblea nacional constituyente, con el fin de impulsar unas normas que bien pueden aprobarse a través de la vía ordinaria”, dijo.
 
Quienes han ventilado la tesis de la convocatoria de una Constituyente han sido cercanos al ideario del expresidente Álvaro Uribe: José Obdulio Gaviria, en una columna en El Tiempo, y el senador Juan Carlos Vélez (La U), ponente de la reforma a la justicia.
 
El Senado, que debía haber dado segundo debate al proyecto en la semana que termina, decidió congelar la discusión hasta pasadas las elecciones regionales. En noviembre, la plenaria de la corporación deberá darle trámite al proyecto.
 
Paradójicamente, una de las fórmulas de salvación del proyecto podría ser la ampliación del fuero militar. El polémico tema que fue incluido a última hora por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, fue muy bien acogido por los dos partidos que hacen mayoría en el Congreso: La U y el P. Conservador. 
 
Quizás por eso, el propio ministro Vargas Lleras, quien hace dos semanas anunció que eliminarían el polémico artículo del fuero militar, este viernes dijo que será decisión de los partidos políticos aprobar o hundir la ampliación del fuero militar.   
 
Pero de superar el segundo debate, en la Cámara de Representantes la discusión podrá ser más álgida. El tema de la eliminación de la Comisión de Acusaciones podría generar mayor controversia. En reciente entrevista a Semana.com, el representante Germán Blanco le advirtió al Gobierno que allí podría fracasar el proyecto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.