13 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

"Levantarse de la mesa" también es una opción: Congreso

POLÍTICAA una semana del inicio de las mesas de negociación de La Habana, en el Congreso colombiano cuestionan la "voluntad de paz" de las FARC. Si no la hay, piden al gobierno "replantear" los diálogos.

"Levantarse de la mesa" también es una opción: Congreso. Humberto de la Calle (derecha), jefe del equipo negociador del Gobierno.

Humberto de la Calle (derecha), jefe del equipo negociador del Gobierno.

Foto: AP

La mesa de diálogo entre el Gobierno y las FARC en La Habana ya no será instalada el jueves sino el próximo lunes. Un nuevo aplazamiento, esta vez de solo cuatro días, que según el gobierno colombiano se produjo para encontrar "los mecanismos de participación ciudadana".
 
A los president
es de Senado y Cámara, Roy Barreras y Augusto Posada, ambos del oficialista Partido de La U, no les sonó el nuevo anuncio. Por eso dejaron de lado el optimismo con el que habían recibido el nuevo proceso de paz con las FARC, y sin ser escépticos del todo, les inquieta los "nuevos cambios" en las reglas de juego establecidas.
 
El hecho que los negociadores de las partes busquen la mejor fórmula para la "participación ciudadana" no fue bien recibido por Roy Barreras. "No nos gusta el aplazamiento. La participación ciudadana está en marcha. 1200 organizaciones en 6 mesas regionales", dijo al referirse a las jornadas que las comisiones de paz del parlamento han adelantado en varias regiones del país, socializando el proceso de paz.
 
A Augusto Posada el aplazamiento, "y otros hechos recientes", permiten poner en duda la verdadera voluntad de paz de la guerrilla. "No veo una voluntad clara por parte de las FARC, un mensaje claro al pueblo colombiano de que quieren la paz. Ya el Gobierno con las FARC acordaron una preagenda de cinco punto en la que se establecieron los negociadores, quiénes debían estar en la mesa de negociación y quienes no", dijo.
 
Por eso, los presidentes del máximo poder legislativo por primera vez coinciden en recordarle al gobierno que una de las opciones que hay contemplar en La Habana es "levantarse de la mesa de diálogos".
 
Barreras, con un optimismo más moderado, consideró que un gobierno es capaz de hacer la paz "si eventualmente es capaz de no hacer la paz. Por eso le pidió al gobierno "firmeza" para firmar la paz, pero también "firmeza para pararse de la mesa".
 
Posada, en tono más crítico, consideró que "así como se ha tenido la voluntad y entereza para sentarse en la mesa de negociación, el Gobierno tendrá que pensar nuevamente si continúa o no con estos diálogos".
 
El ambiente de optimismo frente a los diálogos de paz se ha moderado en el Capitolio. Especialmente tras la apertura de las negociaciones en Oslo, el pasado 28 de octubre. En el Congreso también han reiterado la preocupación por recientes actos terroristas por parte de las FARC, que han mermado el entusiasmo en torno al proceso.
 
El presidente Juan Manuel Santos, quien está de visita diplomática en Portugal, recordó desde Lisboa que "si hay buena voluntad hay acuerdos; si no hay buena voluntad pues no hay acuerdos".
PUBLICIDAD
Publicidad
artículos relacionados

POLÍTICA

Por "participación ciudadana", postergan inicio de diálogos de paz

El inicio de la negociación entre el Gobierno y las FARC estaba previsto para este jueves, pero las partes decidieron postergarlo para el lunes.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad