Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2011 12:00:00 AM

Ley de inteligencia: verdades bajo 55 años de reserva

El Gobierno propone que la reserva a la información de inteligencia sobre la guerra contra las FARC y el ELN se extienda hasta 55 años. ¿Se trata de un candado a la verdad?

Si el Congreso lo decide, los archivos y documentos clasificados de los servicios de inteligencia y contrainteligencia tendrán una reserva de 40 años. Pero en determinados casos, y por orden del presidente de turno, podría extenderse por 15 años más.
 
En la práctica, el controvertido proyecto de ley de inteligencia pretende cubrir bajo el manto de la confidencialidad por 55 años aquellos documentos que “comprometan la seguridad y la defensa nacional”.
 
En la Cámara de Representantes, donde el proyecto empezará su trámite a partir del lunes de pascua, consideran que ponerle candado a la información clasificada por el tiempo que propone el Gobierno es “exagerado”.
 
Más aún, cuando la información que podría ampliar su término de reserva es la que tiene relación con la confrontación a la subversión.
 
El ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, quien tendrá que defender a capa y espada el proyecto, aclaró que sólo aquellos documentos y archivos relacionados con las FARC y el ELN serán los que puedan, de forma excepcional, extenderse hasta 55 años de reserva. Así se lo dijo a los representantes a la Cámara que tendrán que discutir el proyecto.
 
“No es capricho del Gobierno”: Mindefensa
 
Para el ministro Rivera, 40 años de reserva para la información de inteligencia sobre una confrontación que, como la que tiene el Estado contra las FARC, que inició en 1964 y aún no ha terminado, “es insuficiente”.
 
“Es legítimo que un Presidente valore y ampare la información con un periodo de reserva adicional. Es una buena estrategia para ganar esa confrontación. No es por capricho. Es razonable que a la inteligencia frente a las FARC o el ELN se le amplíe la reserva”, explica Rivera al aclarar que la ampliación de la reserva será para casos puntuales y no debe asumirse como regla general.
 
Y como el Gobierno ha admitido sugerencias, pero parece que en este caso no dará su brazo a torcer, en el Congreso y en la sociedad civil hay quienes califican que la verdad será un principio que se afectará por esta decisión.
 
¿Golpe a la verdad?
 
El representante liberal Guillermo Rivera dice que el tiempo de reserva “va en contravía del derecho de la sociedad a conocer la verdad”. En su criterio, varios episodios de la lucha contra la insurgencia merecen explicaciones públicas e inmediatas antes que dejarlas bajo llave y por un periodo que califica como exagerado.
 
Para Guillermo Rivera, uno de los golpes más duros contra las Farc fue el bombardeo al campamento de 'Raúl Reyes' en Sucumbíos (Ecuador) en febrero de 2008, sin embargo, ha despertado muchas observaciones. “Hay denuncias sobre el uso de los gastos reservados, el pago de recompensas a la información de inteligencia que permitió ese bombardeo”.
 
El congresista también señala que “mucha de la información de inteligencia demostraría que algunas unidades del Ejército hicieron operaciones conjuntas con grupos paramilitares”.

Guillermo Rivera también advierte que hay numerosas piezas judiciales que demuestran que el exterminio de la Unión Patriótica contó con la participación de miembros de la fuerza pública.
 
“Esa información tendrá 40 años de reserva y podría extenderse otros 15 años más. Yo pregunto, ¿de qué tanta verdad nos vamos a privar? La verdad es el pilar de toda democracia”, cuestiona Rivera.
 
La real guerra contra la guerrilla
 
Gustavo Gallón, presidente de la Comisión Colombiana de Juristas, va más allá y denuncia la existencia de documentos que podrían contener los excesos de la guerra contra la subversión.
 
Según Gallón, un documento de inteligencia denominado ‘Reglamento del combate antiguerrilla’, expedido en 1969 y actualizado en 1987, “contiene la orden de practicar crímenes y la forma sistemática para ejecutarlos”.
 
Ese documento, que hoy está bajo la reserva podría aportar a la verdad sobre los excesos de los miembros de la fuerza pública. Por eso, frente al Gobierno, Gallón propuso que la reserva no se aplique a aquella información de inteligencia que sea contraria a los derechos consagrados en la Constitución.
 
Al ministro Rodrigo Rivera le tomó por sorpresa las afirmaciones de Gallón y al ser consultado por Semana.com, al término de una audiencia pública sobre la ley de inteligencia en la Comisión Primera de la Cámara, dijo “no conozco ese documento”.
 
El representante del Partido Verde Alfonso Prada anticipó que el debate de la ley de inteligencia no será fácil porque más allá de las normas para regular esta labores, la controversia planteada es si la defensa legítima de la Nación puede llegar hasta la violación de derechos fundamentales”.
 
Más allá de los argumentos del Gobierno, el representante del Polo Germán Navas Talero dice que si se necesita ampliar hasta 55 años la reserva a la inteligencia contra las Farc, no es más que un "golpe bárbaro" para los que tienen la esperanza de la pronta resolución del conflicto. “Quiere decir que guerra contra las Farc habrá hasta en 55 años”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.