Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2011 12:00:00 AM

Ley de víctimas: La U, entre dos orillas

Los senadores de La U no encuentran la fórmula para respaldar el proyecto bandera del presidente Juan Manuel Santos sin que esa decisión incomode al expresidente Álvaro Uribe. Este martes se decidirá si el proyecto reconoce el conflicto armado.

El proyecto de reparación a las víctimas le está significando más de un dolor de cabeza al Partido de La U. Por un lado, es la iniciativa bandera del presidente Juan Manuel Santos, fundador del partido. Y por otro, sigue incomodando al expresidente Álvaro Uribe, inspirador y jefe natural del movimiento, quien mantiene algunos reparos al proyecto.
 
La U, según lo reconoció el liberal Juan Fernando Cristo, autor y ponente de la ley de víctimas, ha hecho un esfuerzo y su trabajo ha sido “fundamental para enriquecer el proyecto”. Sin embargo, hay quienes piensan que es el partido que más dificultades le ha puesto a su trámite en el Congreso.
 
Juan Lozano, presidente del partido, lo desmiente: “Apoyamos la ley. Queremos que el país tenga una buena ley de víctimas”.
 
La nueva controversia surgió por la nueva redacción del tercero de los 209 artículos del proyecto. Allí, los ponentes de todos los partidos políticos acordaron delimitar que la reparación contemplada en la ley será sólo para las víctimas del “conflicto armado interno”.
 
El autor de esa redacción fue el senador Roy Barreras, miembro de La U. Recogía la preocupación del presidente Juan Manuel Santos de que de la ley se hicieran a la reparación administrativa víctimas de la violencia común e incluso de las bandas criminales, algo que haría poco sostenible una ley que tendrá diez años de vigencia a partir de su expedición.
 
Uribe, de momento, impone su tesis
 
Pero la propuesta de Barreras no les gustó al expresidente Álvaro Uribe y al sector del partido que más ha defendido su obra de gobierno (entre ellos los senadores Juan Lozano y Juan Carlos Vélez).
 
Según Uribe, el reconocimiento explícito del conflicto armado en la ley de víctimas le daría reconocimiento político a los grupos armados ilegales, especialmente a las guerrillas, a quienes en sus ocho años de gobierno ha calificado como narcoterroristas.
 
Barreras mantiene su postura de que reconocer el conflicto armado en la ley “de ninguna manera” significa un reconocimiento político al terrorismo. “Las FARC seguirán siendo terroristas en Colombia y en el mundo”.
 
El senador aclaró que ya hay dos leyes, expedidas en el gobierno de Álvaro Uribe, que hablaban de conflicto armado. Y advirtió que hablar del Derecho Internacional Humanitario es el reconocimiento del conflicto. “El país debe tener claridad de que hoy las fuerzas militares puedan actuar, atacar al enemigo, es en el marco del DIH, y el marco del DIH, es el marco del conflicto armado”.
 
Barreras no encontró la forma para convencer a su antiguo jefe, el expresidente Álvaro Uribe, y levantarle sus preocupaciones.
 
Por eso, en la reunión del lunes, Uribe impuso su tesis y La U le presentará al presidente Juan Manuel Santos una redacción alternativa de ese artículo tercero, para que no se mencione el conflicto armado.
 
"Lleguemos a un acuerdo para reparar a las víctimas pero no abrirle espacio de legitimación al terrorismo", dijo Uribe después de reunirse con cinco senadores de La U (Lozano, Vélez Uribe, Barreras, Armando Benedetti y Manuel Enríquez Rosero).
 
El camino de Santos 
 
El texto alternativo señalaría que de la reparación “serán excluidas las víctimas de delincuencia común u ordinaria y de las bandas criminales”.
 
Esa fórmula fue propuesta por los senadores Lozano y Vélez Uribe y lo que pretende es imponer la tesis uribista.
 
Barreras dice que esa redacción alternativa es confusa: “si solo mencionamos a los grupos armados y excluimos a los comunes, no quedan precisas las definiciones de las bandas criminales, sobre las que hoy no hay claridad si son grupos armados ilegales o son delincuentes comunes”.
 
Parece una discusión semántica pero de mucho fondo. Uribe, al conseguir que La U le llevara esta nueva propuesta a Santos, impuso su tesis dentro del partido.
 
Pero este martes, con la bancada en pleno de La U, el presidente Santos deberá o aceptar esa fórmula para darle impulso definitivo a la ley de víctimas, o mantenerse en la propuesta que aceptó de los ponentes de los demás partidos que conforman la unidad nacional.
 
Cualquier escenario supondrá la imposición de una tesis frente a otra. La de Uribe o la de Santos. Y quien tiene la palabra, por sus mayorías en el Congreso, que son definitivas, es el Partido de La U.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.