Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/05/31 00:00

Los candidatos, un día después

Luego de las elecciones, los candidatos volvieron a la calma. En el día después, se ratificaron varias posturas. Juan Manuel Santos está tranquilo, pero advierte que la confianza puede ser el peor consejero. Mockus reconoció que está obligado a reorientar su estrategia, pero confía en que todo es posible.

Juan Manuel Santos, el triunfador de la primera vuelta

Los candidatos que quedaron fuera no solo miran la segunda vuelta, también enfilan estrategias para las elecciones locales del otro año, y consolidar el alcance de las fuerzas políticas que representan.
 
Juan Manuel Santos, luego de obtener el 46 por ciento de respaldo en las urnas, admitió que esperaba un resultado favorable, pero no con tanta diferencia. Más allá de explicar o analizar las causas de los resultados, este lunes 31 de mayo reiteró su llamado a las demás fuerzas políticas a construir un acuerdo nacional para “conseguir objetivos ambiciosos”.
 
Santos, quien le atribuyó su triunfo al Presidente Álvaro Uribe, dijo que las circunstancias del país tumban la idea de “que con Santos será ocho años más de lo mismo”. Dijo que a Uribe le tocó conquistar el control del territorio, y ahora la prioridad será la lucha contra la pobreza, el desempleo”.
 
De cara a la segunda vuelta, Santos admitió que el partido Conservador ha sido uno de los “grandes socios” y aseguró que contaba con su participación en el poder. Lo mismo dijo de Cambio Radical, a la vez que invitó a los liberales a participar de la unidad que propone. “El liberalismo es bienvenido, yo vengo del liberalismo y uno nunca olvida su talante liberal”.
 
El ganador de la primera vuelta también invitó al Polo Democrático: “compartimos algunas de sus propuestas, y por eso los invitamos”.
 
Antanas Mockus reconoció que la diferencia que le sacó Santos fue un resultado “inesperado”, si se compara con las expectativas generadas por las encuestas. Pero que es un triunfo si se mirá desde la perspectiva de seis meses atrás: “el objetivo fue pasar a la segunda vuelta y eso lo conseguimos”.
 
El candidato del Partido Verde dice que estudiarán los votos de los partidos que no van a participar de la segunda vuelta.”tenemos tres semanas para proponerles una alternativa”.
 
Mockus ve difícil el escenario de la segunda vuelta, porque a su juicio la democracia colombiana no ha conseguido fortalecer los partidos políticos, y en ese sentido las alianzas y las coaliciones pueden quedar sin piso. “Hay países con partidos más fuertes y votaciones más disciplinadas, donde también funcionan las coaliciones, que significarían que las minorías podrían convertirse en mayoría”.
 
Mockus reconoce que tuvo errores, y aseguró que en unos debates por televisión no le fue bien.
 
Germán Vargas Lleras estuvo complacido con los resultados y agradecido con el millón 400 mil colombianos que los respaldaron. Según su análisis, los resultados dejan en claro que Cambio Radical “no va a desaparecer, nos deja un camino despejado y con posibilidad de participar en la vida nacional. La votación es superior a la de liberales y conservadores juntas, cualquiera que sea el escenario que nos toque trabajar lo haremos”.
 
Vargas Lleras atribuyó “su triunfo” a un premio que le dio el país a un recorrido de nueves meses por todas las regiones, en el que “cada semana presenté una iniciativa de interés y muchas de nuestras ideas las fueron asimilando otras campañas y se convirtieron en eje del debate. Ojalá algunas de esas propuestas las tenga el próximo Gobierno”.
 
El jefe único de Cambio Radical dijo que esta semana será decisiva para definir el rumbo del partido, en una junta de parlamentarios. Pero aseguró que no estuvo en este debate “para buscar trabajo en el próximo gobierno”.
 
Rafael Pardo asumió su responsabilidad y calificó de “muy malo” el resultado obtenido el 30 de mayo. Fue el único candidato que llamó a algunos de sus colegas a felicitarlos por el resultado, Germán Vargas Lleras y Juan Manuel Santos, fueron dos de ellos.
 
El futuro del Partido Liberal, que en las elecciones presidenciales de 2010 quedó relegado a la sexta opción de poder, tendrá días decisivos y así lo admitió su jefe único. Pardo le presentará a la junta de parlamentarios la propuesta de dejar en libertad a dirigentes y electores liberales, pero que se oirán otras posiciones y el propósito es adoptar “una decisión en consenso”.
 
Pardo dijo que su permanencia al frente del liberalismo solo depende del Congreso Nacional, que es la única instancia que se puede invocar para adoptar esa determinación. Admitió que están frente al reto de las elecciones locales de 2011, escenario donde el Partido Liberal obtuvo la mayoría de alcaldías y gobernaciones.
 
El domingo en la noche, Gustavo Petro dijo que los votos le dieron poder a su idea y que en el futuro escenario de la segunda vuelta el pleno del Polo tomará una decisión. El lunes, la presidente de la colectividad, Clara López Obregón, dijo que la izquierda sigue siendo una opción. "Se ha demostrado a la sociedad algo muy importante: que se requiere, en el espectro político, una izquierda democrática viable, seria y responsable como es el Polo".
 
Noemí Sanín, ni ningún dirigente del Directorio Nacional Conservador, se pronunciaron este lunes frente a las elecciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.