Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/19/2012 12:00:00 AM

Los líos de los embajadores de Santos

Tres embajadores del actual presidente han tenido que renunciar a su función diplomática por aparecer vinculados a sonados casos que ocupan a la justicia colombiana. Jorge Visbal, el general (r) Mario Montoya y José Fernando Bautista.

La política diplomática del presidente Juan Manuel Santos ha sido una de las más elogiadas en el país. Desde dirigentes políticos hasta la opinión pública en general la han calificado con una nota aprobada.

Una muestra, en la reciente encuesta de aprobación de gestión, elaborada por la firma Gallup, el manejo de las relaciones exteriores fue avalado por el 81 % de los consultados.

Pero la diplomacia de Santos se ha visto empañada por los líos judiciales de tres embajadores que adelantaron misiones diplomáticas durante su gobierno.

Tres nubarrones que podrían empeñar la labor de la canciller María Ángela Holguín, que en casos concretos, según el congresista Iván Cepeda (Polo), "tardó en tomar decisiones" frente a algunos embajadores con líos judiciales.

Bautista y los Nule

El 10 de agosto de 2010, el mismo día en que los presidentes de Colombia y Venezuela reestablecieron las relaciones bilaterales en la famosa cumbre de Santa Marta, Juan Manuel Santos anunció el nombramiento de José Fernando Bautista -uno de sus hombres de confianza-, como embajador en Caracas.

Bautista vivió los momentos dulces, pues su labor en la embajada, según la propia canciller María Ángela Holguín, "fue determinante" para la consolidación de las buenas relaciones.

Pero Bautista no cumplió un año en el cargo. El 16 de mayo de 2011 presentó su renuncia irrevocable, motivada por la aparición de unos documentos que lo relacionaban con los primos Nule, los mismos contratistas acusados de defraudar el erario público en Bogotá, en el mayor escándalo de corrupción en el Distrito, y que la opinión pública denominó como “carrusel de la contratación”.

Días antes de la sorpresiva renuncia, Se conocieron unos correos electrónicos que Bautista cruzó con los Nule. Dichos documentos reposan en el voluminoso expediente que tiene la Fiscalía.

En su carta de renuncia, Bautista admitió que cuando no desempeñaba cargo público alguno tuvo negocios con ese grupo "“... facilité una relación comercial entre dos compañías privadas, una de ellas el grupo Nule, que en ese momento se le reconocía públicamente como uno de los grupos empresariales más exitosos de Colombia". Santos agradeció su labor y aceptó la renuncia.

El caso Montoya

El general en retiro Mario Montoya, comandante del Ejército en el segundo periodo del gobierno Uribe (del cual Santos fue ministro de Defensa) fue el segundo en renunciar.

Representaba al país en República Dominicana, gracias al nombramiento que le hizo Uribe en 2008, luego de su renuncia a la comandancia del Ejército tras el escándalo de los ‘falsos positivos’.

Aunque Montoya se fue del país con investigaciones preliminares, sólo hasta el 21 de julio del 2011 dimitió de su cargo.

Dos hechos motivaron su renuncia. El caso 'Tolemaida Resort', o los beneficios en prisión a militares condenados hasta por violación a los Derechos Humanos, durante la administración de Montoya como comandante del Ejército.

La Fiscalía también investiga a Montoya por su presunta responsabilidad en la falsa desmovilización del supuesto frente Cacica Gaitana de las FARC, un proceso por el que se ordenó la captura del excomisionado de paz de Uribe, Luis Carlos Restrepo, quien hoy ostenta la condición de prófugo de la justicia.

Visbal y la parapolítica

Jorge Visbal, expresidente de Fedegan, incursionó en la política en la campaña al Congreso de 2006 avalado por el recién fundado Partido de La U. No alcanzó votos suficientes, pero dos años después obtuvo una curul como reemplazo del fallecido senador Luis Guillermo Vélez.

Pocos días después de su posesión, en el 2008, la Corte Suprema de Justicia le abrió una investigación por presuntos nexos con Salvatore Mancuso y otros jefes paramilitares. Visbal decidió renunciar al Congreso y su caso pasó a la Fiscalía.

El 21 de enero del 2011, el presidente Juan Manuel Santos posesionó a Visbal como embajador en Perú, pese a que las investigaciones seguían en curso.

El pasado miércoles, la Fiscalía ordenó su captura porque, según la medida de aseguramiento, Visbal, como presidente de Fedegán y miembro del Consejo Nacional de Paz, se reunió con jefes de las Autodefensas en más de 10 ocasiones para explorar acercamientos de paz.

Pero la investigación advierte que en esas reuniones, Visbal habría aprovechado para “promover o fomentar grupos de autodefensas”. El embajador en Perú renunció y anunció su entrega a la justicia

La advertencia

En julio del 2011 el representante Iván Cepeda le había insistido a la Canciller María Ángela Holguín pedir la renuncia de Montoya y Visbal Martelo, con el argumento que ellos "no deberían ostentar el privilegio de ser vocero de Colombia ante el mundo".
 
Pero Cepeda advierte que la decisión fue tardía y la respuesta que recibió del gobierno a su petición fue que "ante la ausencia de antecedentes penales o sentencias ejecutoriadas en contra de los precitados Embajadores y ante la inexistencia de causales que los inhabiliten, no procedería la separación del ejercicio de sus funciones".

Holguín, recuerda Cepeda, en declaraciones a los medios de comunicación reiteró que "mientras sólo haya una investigación preliminar, el Gobierno asume la presunción de inocencia. El día que se abra una investigación formal por cargos, es otra cosa".

En julio del 2011, dice Cepeda, la Fiscalía llamó a indagatoria a Jorge Visbal, una decisión que significa la apertura de investigación formal. El embajador en Perú continuó en su cargo.

El congresista señaló que el Gobierno pudo evitar "una vergüenza internacional" y retirar en su momento a Visbal del cargo diplomático, antes de que la justicia dictara medida de aseguramiento en su contra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.