Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/08/05 00:00

Los otros huevitos con los que Uribe 'encartó' a Santos

La adjudicación de la Transversal de las Américas, la entrega del Tercer Canal, la agudización de las maltrechas relaciones con Venezuela, el cambio del mecanismo de elección del Fiscal, entre otras, fueron iniciativas que Uribe impulsó a última hora. ¿Por qué?

El presidente Álvaro Uribe le ha insistido al mandatario entrante, Juan Manuel Santos, que no descuide los "huevitos" de la gallina 'Doña Rumbo': la seguridad, la política social y la inversión.

Antes de dejar su cargo, el presidente Álvaro Uribe se ha empeñado en sacar adelante algunas iniciativas que, aunque Juan Manuel Santos no reprueba, no dejan de incomodarlo.

Para algunos analistas se trata del deseo de Uribe de “hacerse sentir” antes de irse; para otros, es la muestra de su apego al poder, y para sus amigos más cercanos es evidencia de su “capacidad de trabajo”.

Es así como los “tres huevitos”, expresión que el propio Uribe utilizó para designar su legado (la seguridad democrática, la cohesión social y la confianza inversionista), poco a poco se han multiplicado.

Algunos de los nuevos ministros han tenido que salir a pedir moderación en las actuaciones de última hora del Gobierno. Porque una vez Santos se posesione en la Casa de Nariño, el próximo sábado, tendrá que revertir los efectos de esas decisiones o darles continuidad a regañadientes.

Estas son algunas de las recientes decisiones del Gobierno saliente con las que el Gobierno entrante tendrá que lidiar. La mayoría, porque Uribe marcó agenda con ellas.

La Transversal de las Américas

A última hora, el Gobierno adjudicó el primer tramo del proyecto Transversal de las Américas, una obra que tiene por objetivo unir por vía terrestre a Colombia con Panamá.

La licitación de la obra, que fue adjudicada por 1 billón 158 mil millones de pesos, ha sido puesta en entredicho por aparentes sobrecostos, el impacto ambiental y los pliegos de licitación.

A pesar de esas observaciones, el Ministro de Transporte saliente, Andrés Uriel Gallego, efectuó la entrega de la primera parte del megaproyecto al consorcio Vías de las Américas, integrado por Odinsa S.A, Valorcon S.A. y Construcciones el Cóndor.

Ante la noticia, el ministro de Transporte designado por Santos, Germán Cardona, dijo que ese proyecto podría esperar un poco, que no había afán.

“No queremos recibir problemas hacia el futuro. Podemos sentarnos juiciosamente con esos entes de control, con esas personas que han manifestado inquietudes (…) Son procesos que el país está esperando hace mucho tiempo, pero podemos también revisarlos con juicio”, dijo Cardona en una entrevista con Caracol Radio este miércoles.

Las relaciones con Venezuela

A sólo 15 días de dejar el poder, con bombos y platillos, el Gobierno de Uribe anunció la presentación de unas supuestas pruebas que demuestran la presencia de campamentos de las Farc en Venezuela.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján, convocó a los directores de medios de comunicación para presentar las pruebas. Sin embargo, no las entregó para ser publicadas, con el argumento de que éstas estaban reservadas para los procesos judiciales que se adelantarían.

No obstante, el pasado 22 de julio el embajador colombiano ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, presentó las pruebas ante una sesión del organismo convocada de manera extraordinaria. Adujo que había tres campamentos de las Farc, 1.500 guerrilleros al otro lado de la frontera, y presentó videos y fotos de los jefes guerrilleros Timoleón Jiménez, Jesús Santrich e ‘Iván Márquez’, entre otros.

En reacción, el Gobierno venezolano rompió relaciones con Colombia.

Para algunos analistas, una denuncia como la que hizo Colombia se debe hacer independientemente del momento. Para otros, la denuncia era innecesaria, pues ya se sabía de la presencia de las Farc en Venezuela. Además, las solas fotografías y videos no prueban la anuencia de funcionarios del Gobierno de Venezuela con los guerrilleros.

La denuncia también fue interpretada como inoportuna, pues llegó justo en un momento en el que Santos estaba buscando acercarse al Gobierno de Hugo Chávez, con el ánimo de restablecer las relaciones comerciales en los próximos cuatro años.

Cambio a la elección del Fiscal

Tan pronto entró en funciones el Congreso, el pasado 20 de julio, el ministro del Interior y de Justicia saliente, Fabio Valencia Cossio, presentó un proyecto de ley para reformar el mecanismo de elección del Fiscal General de la Nación.

De acuerdo con la Constitución, el Fiscal es elegido de una terna que propone el Presidente de la República por la Corte Suprema de Justicia en pleno.

El cambio que intentó introducir el Gobierno fue el de dejar en manos del Presidente la designación del jefe del ente acusador. Es decir, quitarle esa facultad a la Corte.

El cambio fue considerado un “gol” a las comisiones de empalme de los ministerios, pues el ministro del Interior entrante, Germán Vargas Lleras, ni fue enterado de la iniciativa del Gobierno.

Cuando se conoció la noticia, Vargas Lleras, quien se ha reunido con los magistrados de las diferentes cortes, anunció que el proyecto sería retirado. El nuevo Ministro calificó de “inconveniente” la propuesta.

La jugada del Gobierno se dio en un ambiente de tensión causado por la negativa de la Corte a elegir el Fiscal de una terna propuesta por Uribe, y por las denuncias de persecución ilegal del DAS a los magistrados de este tribunal.

Lo más probable es que con la llegada del nuevo Gobierno, la Corte se decida a elegir sin más dilación al Fiscal, ya sea porque Santos cambie la terna o porque el Alto Tribunal sienta que ha pasado la presión política.

El Tercer Canal

Hasta última hora, la Comisión Nacional de Televisión (CNTV) intentó adjudicar el tercer canal de televisión privado. Sin embargo, un fallo del Consejo de Estado pidió suspender la licitación, pues sólo había un oferente para la subasta: El Grupo Planeta.

Esta es la tercera vez que se suspende el proceso, debido a la presión de otros grupos interesados en la licitación y de otros interesados en impedirla. Sin embargo, es probable que en esta ocasión hubiera más razones para impedir la adjudicación: Dos de los tres proponentes iniciales alegaron falta de garantías, tres de los cuatro comisionados de televisión fueron designados por el Gobierno, y hacía falta un comisionado para completar los cinco que establece la Ley.

El proceso estuvo salpicado por denuncias de supuestas presiones del Ejecutivo que, según parece, estuvo interesado en la entrega de ese canal antes de la posesión de Santos.

Ahora, la adjudicación del tercer canal privado de televisión se deberá resolver en el nuevo gobierno de Santos, cuya familia es accionista, junto al Grupo Planeta, de la Casa Editorial El Tiempo.

El Presidente entrante deberá terciar en este proceso que tendrá que pasar, primero, por la elección del quinto miembro de la CNTV que hoy sesiona con cuatro de ellos.

Seguramente no faltarán los cuestionamientos, como en los procesos anteriores, a la independencia de ese órgano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.