Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2011 12:00:00 AM

Los tres caminos de Mockus

Las alternativas que le quedan al excandidato presidencial y exalcalde: conseguir firmas y crear su movimiento, aliarse con otro sector político, o dedicarse a la pedagogía ciudadana.

La salida de Antanas Mockus del Partido Verde estaba cantada. Sus diferencias con la colectividad surgieron a raíz del apoyo que el expresidente Ávaro Uribe le dio a Enrique Peñalosa, el candidato de ese partido a la Alcaldía de Bogotá.

Durante varios meses, Mockus no ahorró críticas a ese apoyo, pues en su criterio contraviene los postulados de lo que significó la “ola verde: “la vida es sagrada”, “los recursos públicos son sagrados”, "no todo vale" entre otras. No obstante, Peñalosa y Luis Eduardo Garzón, el vocero presidente del partido, han insistido en que no pueden ser sectarios y que en La U (partido del expresidente) “no todos son corruptos”.

Tras su salida del partido, surge la pregunta por cuál es el siguiente paso que dará el excandidato presidencial.

Mockus no ha ocultado su interés en continuar en la vida política. Hace dos semanas, el excandidato le pidió a Peñalosa que se fuera para La U, pues, en su criterio, esa era la forma de resolver el problema. El hecho fue interpretado por algunos analistas como la clara intención de lanzarse a la Alcaldía de Bogotá. Para algunos de sus asesores, él es el único capaz de tomar las riendas de la ciudad.

En cualquier caso, su salida del Partido Verde significa un cisma dentro de la organización, pues buena parte de los participantes de la “ola verde” son seguidores de Mockus. No obstante, congresistas como John Sudarsky y Ángela Robledo, probablemente continuarán en el partido pues sus curules le pertenecen a la organización y ellos no pueden pasarse a otra, pues incurrirían en doble militancia.

¿Qué podría pasar con Mockus en el futuro inmediato?

1- Conseguir firmas

La posibilidad de lanzar una candidatura por la vía de las firmas no está cerrada. La popularidad de Mockus a nivel nacional no es menor. En la más reciente encuesta bimestral de Gallup Poll, el 50 por ciento de los encuestados dijo tener una opinión favorable en todo el país. En Bogotá, donde ya administró la ciudad con notable éxito, su prestigio le podría dar alguna ventaja a la hora de recoger firmas.

La cantidad de firmas válidas necesarias para lanzar una candidatura en Bogotá es 50.000, según contemplan las normas electorales.

2- Una alianza con otro movimiento

Mockus tampoco ha descartado la posibilidad de una alianza con otros movimientos políticos. De hecho, hace una semana expresó su simpatía por el candidato Gustavo Petro y dijo: “Espero que de algún modo los caminos conduzcan en algún momento de la vida, no sé si ahora pronto o más tarde, a una construcción conjunta”.

Petro, por su parte, lo ha invitado a hacer parte del movimiento de los Progresistas (movimiento fundado por él), razón por la cual varios analistas no descartan la posibilidad de que Mockus sea el candidato de ese movimiento.

En el mismo sentido, la posibilidad de una alianza con la candidata Gina Parody también ha sonado. De hecho, una vez se conoció la noticia de su renuncia, Parody escribió en su cuenta de twitter: “Hoy Mockus demostró que es consecuente con sus principios”.

Los dos tienen en común haber sido críticos del presidente Álvaro Uribe y haber renunciado a sus colectividades. Parody se desencantó del uribismo en el 2009, razón por la cual renunció a La U, y Mockus se salió de los verdes por la cercanía de Peñalosa con Uribe.

No obstante, también existe la posibilidad de que Mockus busque el aval de la Alianza Social Indígena. En el pasado Mockus ya fue candidato de esa organización y esta no tendría problema en avalarlo.

3- Dedicarse a la pedagogía política

Una de las preocupaciones más sobresalientes de Mockus es la cultura política del país. Con su movimiento “Visionarios”, Mockus se ha dedicado a recorrer las ciudades y dar talleres sobre participación política, democracia y cultura ciudadana. Por eso, una de las probabilidades de su futuro es que continúe con esa actividad pedagógica.

Sin embargo, esta posibilidad, en criterio de los analistas, es la más remota. ¿La razón? Su capital político en Bogotá es grande y creció con su candidatura en el 2010 a la Presidencia. Es improbable que lo deje perder.

El analista político Rodrigo Pardo escribió en su cuenta de twitter: “Mockus era el más verde de los verdes, el que se ha debido ir es Peñalosa, muy cercano a los uribistas de la U y del conservatismo”. La pregunta es, con el evidente cisma de la colectividad, ¿qué camino tomarán las mayorías?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.