Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/23/2012 12:00:00 AM

Mauricio Cárdenas, nuevo ministro de Hacienda

El hasta hoy ministro de Minas reemplazará a Juan Carlos Echeverry, quien podría ser candidato a un alto cargo en el Fondo Monetario Internacional. Federico Renjifo suena para el ministerio de Minas.

Tan solo un día despúés de pedirles la renuncia protocolaria a todos sus ministros, el presidente Juan Manuel Santos anunció los primeros cambios en el equipo de Gobierno. Sorpresivamente Santos movió a los ministros de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, y de Minas, Mauricio Cárdenas Santamaría.
 
En el caso de Mauricio Cárdenas Santamaría, este pasará a la cartera de Hacienda y Crédito Público. Juan Carlos Echeverry, por su parte, podría ser candidato para un alto cargo en el Fondo Monetario Internacional. 
 
"El ministro Echeverry puede sentirse muy satisfecho con el trabajo que ha cumplido. Los indicadores prácticamente en todos los asuntos son muy positivos. El tema fiscal es el que más ha evolucionado en forma muy positiva, al igual que la inversión extranjera, tal y como el tema de la deuda", dijo Santos, quien hizo el anuncio desde la Casa de Nariño acompañado por los dos funcionarios.
 
El mandatario también destacó que en dos ocasiones Echeverry fue nombrado como el mejor ministro de Hacienda de la región. "Él tiene varios planes, lo hemos candidatizado para una altísima posición en el Fondo Monetario Internacional", informó el jefe de Estado. 
 
Sobre el cambio de Cárdenas Santamaría a la oficina que deja Echeverry, Santos resaltó que el Gobierno pasa de un buen ministro a otro buen ministro, y le pidió al nuevo jefe de la cartera tener cuidado en el manejo de la economía. Gracias "a la responsabilidad y prudencia, hemos aumentado el ahorro y hemos reducido el déficit", destacó.
 
En medio del anuncio de Santos siguen las cábalas sobre el futuro de las demás carteras. Ahora es Federico Renjifo quien suena para el Ministerio de Minas y Energía que deja Cárdenas Santamaría.
 
Juan Carlos Vélez, senador del partido de La U, consideró frente a la salida de Echaverry que "ya era hora de que saliera, pues no pudo con la revaluación de nuestra moneda (frente al dólar)".
 
Dos importantes maquinistas
 
Mauricio Cárdenas fue hasta hoy el maquinista de la locomotora que más ha movido al país: la minería. El incremento de la producción de petróleo en un 20 por ciento, al pasar de 788.000 barriles diarios a 942.000, o en el Carbón, cuyo nuevo promedio es de 85 millones de toneladas, fueron sus logros.
 
Sin embargo, se le cuestionó la ausencia de políticas que den claridad sobre las reglas de juego para los inversionistas, la protección de la pequeña minería y sobre el impacto en el medio ambiente. El código minero fue su asignatura pendiente, pues a pesar de ser un proyecto reclamado, nunca apareció en los trámites del Congreso. El precio de la gasolina fue su principal foco de impopularidad.
 
Juan Carlos Echeverry se va del ministerio de Hacienda con un buen balance: 1.500.000 empleos, salarios con mayor poder adquisitivo, exportaciones por más de 60.000 millones de pesos e inversión del 28,5 porciento del PIB. Más allá de estos indicadores, el ministro de la ‘chequera’ impuso la regla fiscal y tuvo álgidas controversias por que era el encargado de darle el visto bueno a las leyes diseñadas en el Congreso.
 
 Después de haber adelantado el controvertido proyecto de reforma tributaria, no alcanzó a presentarlo en el Congreso donde había un ambiente a la contra para esta iniciativa. Parecía intocable y políticamente era con quien más se identificaba el Partido Conservador, uno de los principales socios de Santos en la Unidad Nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.