Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2012 12:00:00 AM

"No hay nada más político que la paz": Horacio Serpa

El director de la nueva revista digital Olapolítica.com dice que hace 20 años Álvaro Uribe le pidió reanudar las negociaciones con las Farc que habían quedado suspendidas en Tlaxcala. "Prefería al Uribe de hace 20 años".

Horacio Serpa, el mismo que perdió en sus dos intentos por ser presidente de la República y al que recientemente pusieron a sonar para regresar a un gabinete ministerial, ahora aspira a conquistar el cuarto poder. En los próximos días debutará en los medios de comunicación electrónicos con el que será su único proyecto político tras declararse jubilado de toda actividad electoral.

Ese proyecto se llama Ola Política (www.olapolitica.com), una revista digital especializada en política con la que Serpa, el director escogido “por concurso de méritos”, pretende “dignificar la política”, que a su juicio “hoy está de capa caída”.

Podría tratarse del estreno de Serpa como periodista, pero no. Porque este abogado penalista, que tiene el récord nacional (y quien sabe si mundial) en cargos públicos, que fue el último ministro de Gobierno y el primer ministro del Interior que tuvo el país; además, primer procurador en ser “reelegido” sin tener esa posibilidad; y también representante a la Cámara, Senador, presidente de la Asamblea Constituyente, Alto Comisionado para la Paz, y gobernador de Santander, tiene tarjeta profesional de periodista expedida por el Ministerio de Comunicaciones. “Tuve la osadía de certificar que era periodista”.

Porque Serpa no sólo ha sido desde hace más de 30 años columnista de Vanguardia Liberal, la revista Cambio, y alguna vez miembro del consejo editorial del noticiero CM& de Yamid Amat, sino que “desde los años de Matusalén” fue periodista en Barrancabermeja, primero en la emisora Radio Yarima, donde dirigió el espacio Impacto Informativo, para luego fundar su primer medio escrito, el semanario Magazín del Magdalena Medio. “En mi niñez fue tipógrafo y escribía mis artículos. Siempre he estado untado de tinta e imprenta”.

Sin embargo, Horacio Serpa aclara ante los reporteros que “no soy periodista”. Que su revista digital se concentrará en el análisis y la opinión. “No vamos a chiviar”, y aunque no descarta “alguna que otra noticia”, sí anticipa que habrá un nutrido grupo de columnistas que representarán a todos los sectores democráticos, aunque la orientación será social demócrata.

Serpa, al hablar “exclusivamente” como director de Ola Política, no pudo caer en la tentación de dar algunas opiniones sobre la actualidad, pues así se haya declarado “desactivado electoralmente”, aclara estar “políticamente activo”. 

Semana.com: ¿Cual es su visión del actual proceso de paz?

Horacio Serpa (HS): Como director de Ola Política, como demócratas y como buenos colombianos, vamos a acompañar el proceso de paz del presidente Santos. No quiere decir que por ello no seamos independientes, o que cuando veamos alguna inconsistencia no vayamos a ofrecer alguna opinión para que se mejore alguna cosa. Tenemos apoyo decidido y eso ya lo señaló nuestro consejo editorial y queremos contribuir de la mejor manera que sea un buen suceso.

Semana.com: ¿El director de Ola Política ha detectado algunas inconsistencias en el actual proceso de paz?

HS: Hasta ahora no. Perdóneme la pretensión, pero yo soy experto en esa materia, porque me he formado en procesos de negociación y porque los he hecho. Y me sorprendió gratamente que el gobierno y las Farc hubiesen estado hablando sobre la posibilidad de un proceso de paz durante casi dos años sin que eso hubiese sido motivo de controversia pública. Eso me demuestra el grado de madurez que tanto el gobierno como la guerrilla han tenido luego de tantos años de ajetreos y fracasos.

Semana.com: ¿Es cierto que el gobierno le ofreció el ministerio del Interior o ser miembro negociador? 

HS: Eso fue un sonajero, hasta el presidente del Partido Liberal (Simón Gaviria) me puso a sonar en un acto de confianza extrema. Pero eso fue un favor que me hicieron los medios de comunicación porque estaba medio oculto y me pusieron en el primer plano. Ya me volvió la gente a saludar en los aeropuertos, en las calles, ya me llaman por teléfono, me piden declaraciones. Pero nunca hubo ningún ofrecimiento por parte del gobierno.

Semana.com: ¿Con qué va a sorprender en el estreno de la revista? 

HS: Una de las secciones de Ola Política será una entrevista semanal que el director tendrá la osadía de hacer a un personaje de la política en el país. Para inaugurar la sección podría ser una entrevista con el ministro de la política, el doctor Fernando Carrillo, voy a llamarlo a ver si acepta.

Semana.com: ¿Y en la entrevista lo abordará como ministro de la política o como ministro de la paz?

HS: Es que no hay nada más político que la paz, entonces siendo el ministro de la política tendrá mucho que ver con el tema de la paz. No porque así lo haya dispuesto el presidente Santos, que nombró como jefe negociador a Humberto de la Calle, sino que yo conozco las funciones del ministerio del Interior, sobre todo en la creación de condiciones importantes para el post-conflicto.

Semana.com: ¿Cómo ve que la guerrilla insista en Simón Trinidad como uno de sus negociadores?

HS: No me preocupé mucho cuando la guerrilla lo propuso. Y que lo hubieran mencionado no me generó ninguna inquietud.

Semana.com: ¿Y que la guerrilla dijera que no tiene secuestrados y que no se dedica al narcotráfico tampoco le generó inquietud?

HS: Todos sabemos que las Farc sí han cometido secuestros. Todos sabemos que sí han estado en el negocio de la droga, y ellos en oportunidades sí lo han reconocido. Lo que pasa es que han dicho que lo hacen para financiar sus actividades guerrilleras. Establecen una conexión entre esos delitos y el denominado delito político que es la rebelión. Si la guerrilla dice eso no me causa un gran escándalo porque van a terminar diciendo que han estado luchando por el país, por el mejoramiento de la situación social. Ustedes no saben cómo es de difícil cuando uno se pone a hablar con la guerrilla y uno está del otro lado y le dicen “ustedes los políticos son unos corruptos”, y uno sabe que se han cometido actos de corrupción. “Que el Estado ha cometido delitos”, y aun cuando uno sabe que no se trata de crímenes de Estado, algunos agentes del Estado han cometido delitos. Negociar es muy difícil, por eso es que apoyamos el proceso.

Semana.com: Y que opina de quienes pretende ponerle palos en la rueda o están ladrando a la orilla de la carretera…

HS: Siempre ha ocurrido así. Se volvió a poner de moda la frase (de Otto Morales) los “enemigos agazapados de la paz”. Ahora también hay enemigos alborotados de la paz. Cada quien tiene derecho a opinar porque vivimos en una democracia, pero en estas materias de paz debemos ser todos positivos. La crítica vale. En 1992 el doctor Álvaro Uribe me envió una carta cuando yo era negociador de paz (gobierno César Gaviria).

En ese momento las negociaciones de Tlaxcala (México) se habían suspendido y el doctor Uribe (en ese entonces senador), me decía en la carta que él quería que se reanudaran los diálogos sin que el Estado dejara su actitud firme de lucha contra la subversión, porque esa, como ahora, también fue una negociación en medio del conflicto.

Semana.com: ¿Por qué cree que Uribe habrá cambiado de opinión?

HS: Azorín, quien fue premio nobel de literatura español, escribió un libro que se llama El Político. Y tiene una frase que la recuerdo desde que estaba en la Universidad “la contradicción y la inconsecuencia son la misma esencia de la vida”. Han pasado 20 años. Los conceptos del doctor Uribe han cambiado, muchos otros conceptos en nosotros también han cambiado.

Semana.com: ¿Cree que ha cambiado por una pelea personal con Santos?

HS: Está que se me sale la respuesta pero no puedo darla, porque estoy hablando como director de Olapolítica.com. Yo sé que algunos van a mirar con reticencia el proyecto y van a decir que si Serpa está ahí va a ser una publicación del Partido Liberal. Y no lo es. Yo soy liberal, pero todos los sectores democráticos tendrán cabida. 

Semana.com:  Por estos días hay un columnista que parece haber quedado cesante de El Tiempo. ¿Le puede dar cabida?

Yo estudiaría detenidamente una solicitud que me hicieran por escrito.

Semana.com: Y cómo director de un medio de comunicación, y como experto en paz, ¿cómo cree que debería ser el cubrimiento periodístico del proceso de paz?

La Constitución dice que no habrá censura, pero los medios tienen una responsabilidad social. Y en este tema es esencial. En Tlaxcala el proceso de paz lo hacíamos al lado de los medios. Era bueno porque había información diaria de todas las cosas. Malo porque terminábamos tratando de hacer la paz en los medios. Entonces salía Cano a decir una cosa que a mi no me gustaba, y yo salía a contestarle. Terminábamos cada jornada en buenos términos y al día siguiente la empezábamos peleando. Eso no le servía a la paz. Hay que permitir que estas conversaciones se hagan en un ambiente de discreción.

Semana.com: ¿A quién va a mandar Olapolítica a La Habana a cubrir el proceso de paz?

Como somos partidarios de que los dejemos tranquilos, por ahora nos quedaremos aquí, nos atendremos a las informaciones que den el gobierno y las Farc, aunque tenemos dos pasajes abiertos para usarlos cuando sea necesario.

Semana.com: ¿Los usará el director?

Al director le gustaría mucho ir.

Semana.com: Otro tema del que le tocará opinar desde su revista es la elección de procurador. Usted, que fue elegido procurador, ¿cómo ve esta elección comparada con la suya?

Fui designado procurador por decreto del presidente Barco, en reemplazo de Carlos Mauro Hoyos cuando lo asesinaron. Después el presidente envió una terna al Congreso en la que me incluyó y la Cámara de Representantes me escogió. Me posesioné dos veces como procurador general…

Semana.com: ¿Y en ese entonces invitaba a su casa a los congresistas para que votaran por usted, como suele suceder actualmente?

Cuando el presidente Barco presentó mi nombre en la terna fui a la Cámara de Representantes, hablé con los congresistas, visité a los jefes de los partidos. Pero como yo era un hombre de la política, no me extraña que hubiera estado en algún desayuno o en algún almuerzo hablando con ellos. Es una función que a uno le corresponde. No se puede pensar un candidato a la presidencia que no le toque pedir el voto a los ciudadanos. Eso es normal. 

Semana.com: ¿Es normal la campaña del procurador Ordóñez?

Todos los aspirantes a cargos de elección hacen campaña. 

Semana.com: Pero en las campañas presidenciales, por ejemplo, todos los candidatos hacen campaña de forma simultánea…

Hay personas que han ganado elecciones porque han hecho una campaña cortica. Eso se lo puede decir el nobel Mario Vargas Llosa con Fujimori. La política es lo más impredecible. 

Semana.com:  ¿Este proyecto periodístico es de largo aliento?

La idea de olapolítica.com es, en un año, convertirnos en un referente de la política. aspiramos con nuestros análisis a proponer motivos de reflexión. Sí, es de largo aliento. 

Semana.com: ¿Y no le da mala espina ponerle el nombre de Ola política cuando recientemente hubo otras olas políticas que fueron flor de un día, o de veinte días por mucho?

Como nuestra Ola no tiene pretensiones electorales ni pretensiones económicos, entonces le auguro una larga duración.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.