Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2012 12:00:00 AM

No soy el Ramírez al que señalan, dice coronel Ramírez Rozo

En un comunicado dirigido a Germán Vargas Lleras y al periodista Daniel Coronell, el coronel Eduardo Ramírez Rozo -encargado de la seguridad de Álvaro Uribe- se defiende de las acusaciones que lo vinculan con un complot contra el ministro de Vivienda.

La semana pasada el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, denunció ante la Fiscalía la existencia de un complot contra él que buscaría involucrarlo en nexos con jefes paramilitares. Vargas Lleras señaló a esmeralderos, a Santiago Uribe Vélez -hermano del expresidente Álvaro Uribe- y a un coronel de apellido Ramírez.
 
El hecho tuvo eco en la última columna del periodista Daniel Coronell publicada en SEMANA, 'Otra coincidencia', en la que identifica al oficial de la Policía como Eduardo Ramirez Rozo, quien actualmente está encargado de coordinar la seguridad del expresidente Álvaro Uribe y de su familia.
 
Horas después de publicada la columna del periodista, el expresidente Uribe publicó en su página web un comunicado del coronel Ramirez en el que asevera que se debe tratar de "otro Ramirez" y en cinco puntos niega los señalamientos que se han hecho en su contra. 
 
"A partir del día 7 de agosto del 2010, fui asignado por la Policía Nacional, a través de la Dirección de Protección y Servicios Especiales, como coordinador de seguridad del señor expresidente de la República doctor Álvaro Uribe Vélez y su familia, labor que he desempeñado con responsabilidad, lealtad y compromiso. Nada tiene tuvo que ver el señor expresidente en ese nombramiento".
 
En el segundo punto señala que "jamás el señor expresidente Álvaro Uribe, su hermano Santiago Uribe, o cualquier otro miembro de su familia, me han solicitado, exigido o siquiera sugerido averiguación o actividad en contra de persona alguna".
 
Ramirez Rozo también niega que el decreto que le asignaba un sobresueldo haya sido creado por el entonces presidente Álvaro Uribe, tal y como asegura el periodista, sino que se trata de la "actualización del decreto 1214 de 1997, firmado por el entonces presidente Ernesto Samper Pizano".
 
Igualmente, el oficial señala que "la mención del apellido 'Ramírez' hecha por el señor ministro Vargas Lleras debe corresponder a persona diferente a mí, o ,en su defecto, a error inducido en la información que manifiesta haber recibido".
 
Por otra parte, Ramírez acusa al periodista de haber puesto su nombre en la palestra pública.
 
"Será posible que de existir un coronel de la Policía Nacional, en servicio activo, plenamente identificable y ubicable, haciendo parte de un 'complot' contra un ministro de Estado en ejercicio, no cualquier ministro, este no hubiera exigido de manera inmediata a la Policía Nacional su intervención para confrontar al oficial y esclarecer su participación en un acto tan delicado".

Este es el texto completo del comunicado del coronel Ramirez
 
En relación con las declaraciones del señor ministro de la vivienda Dr. Germán Vargas Lleras el dia jueves 05 de julio de 2012 ante los medios de comunicación, y a la columna de la revista Semana, edición #1.575 del 08 de julio del corriente año, escrita por el periodista Daniel Coronell, titulada "Otra Coincidencia", me permito poner en conocimiento de la opinión pública lo siguiente:

A partir del día 07 de Agosto de 2010, fuí asignado por la Policía Nacional, a través de la Dirección de Protección y Servicios Especiales, como coordinador de seguridad del señor ex presidente de la Republica Dr. Álvaro Uribe Vélez y su familia, labor que he desempeñado con responsabilidad, lealtad y compromiso. Nada tiene tuvo que ver el señor ex Presidente en ese nombramiento.

Jamás el señor ex presidente Álvaro Uribe, su hermano Santiago Uribe, o cualquier otro miembro de su familia, me han solicitado, exigido o siquiera sugerido averiguación o actividad en contra de persona alguna.

Como funcionario adscrito al área de protección de personas, no tengo atribuciones o funciones para adelantar investigaciones, solicitar o practicar pruebas, manejar o proteger testigos, recolectar testimonios, etc… ya sea por iniciativa propia o bajo dirección de autoridad judicial o disciplinaria alguna.

Durante los últimos 5 años (cuando menos), no he acudido a ningún despacho judicial, fiscalía o procuraduría, en calidad de funcionario declarante, testigo o denunciante dentro de cualquier investigación penal o disciplinaria, de la cual yo sea parte, o en contra de persona alguna. "Coincidencia" como lo llama el periodista Coronell, es que la primera de ellas me correspondiera el día de mañana para aclarar palabras supuestamente dichas por el mayor® Juan Carlos Meneses, relacionadas en su libro "El Clan de los Doce Apóstoles" por la periodista Olga Behar. ¿Es su columna una "coincidencia"?

El decreto 1700 de 2010 NO fue creado por el entonces Presidente Álvaro Uribe para asignarle un sobresueldo a los encargados de su seguridad. Ese decreto es sólo la actualización del decreto 1214 de 1997, firmado por el entonces Presidente Ernesto Samper Pizano el cual se puede encontrar en: (
www.presidencia.gov.co/.../decretoslinea/.../30/dec1214301997.doc). Alguien en Colombia piensa que no sea necesaria la seguridad que provee el estado a sus ex Presidentes o que ésta actividad no represente un riesgo adicional para quienes hacen parte de ella?
 
La mención del apellido “Ramírez” hecha por el señor ministro Vargas Lleras debe corresponder a persona diferente a mí, o en su defecto a error inducido en la información que manifiesta haber recibido. El periodista Coronell dice en su columna: “Probablemente el nombre del coronel Ramírez no habría saltado a la palestra de no haber sido porque el ministro de vivienda Germán Vargas Lleras, le pidió esta semana a la fiscalía investigar si es cierta la existencia de un complot contra él detrás del cual estarían esmeralderos, el señor Santiago Uribe Vélez y un coronel de apellido Ramírez”. Jamás he escuchado al señor ministro Germán Vargas Lleras referirse a mí. “Ramírez” es un apellido bastante común en nuestro país y por ende entre los miembros de la Fuerza Pública. Quien pone mi nombre en la palestra pública es el señor Coronell. Será posible que de existir un Coronel de la Policía Nacional, en servicio activo, plenamente identificable y ubicable, haciendo parte de un “Complot” contra un ministro de estado en ejercicio, no cualquier ministro, éste no hubiera exigido de manera inmediata a la Policía Nacional su intervención para confrontar al oficial y esclarecer su participación en un acto tan delicado?

Como oficial de la Policia Nacional, hago parte de la promoción 059, donde fueron graduados junto a mi 226 subtenientes, entre ellos el hoy mencionado mayor (r) Meneses, a quién valga la pena aclarar, y sin negar el vínculo que nos une de por vida a los miembros de cada promoción, no he vuelto a ver ni cruzar palabra desde finales de los años 90. Más aún, no conozco que Juan Carlos Meneses haya dicho nada en contra o a favor mío; ésa información la transmite el periodista. Entiendo que Meneses se encuentra prófugo de la justicia colombiana. 

Durante mi vida profesional no solo he recibido la “Orden de la Justicia” que el periodista menciona, como queriendo dejar la impresión de que me fué regalada por el entonces Presidente Álvaro Uribe. Y valga la pena aclarar, que esa condecoración la otorga es el Ministerio de Justicia. Y que seguramente ha sido otorgada a otras personas que en Colombia han demostrado singular consagración a la causa de la justicia. Mi trayectoria profesional puede ser confrontada en mi historial institucional, construido durante 26 años de servicio profesional, responsable y leal, al servicio de la ciudadanía, de la patria y de la Policía Nacional de Colombia.

Coronel EDUARDO RAMIREZ ROZO Bogotá, julio 08 de 2012

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.