Jueves, 19 de enero de 2017

| 2010/09/01 00:00

No voy a hacer 'mockusidio', yo vengo a ayudar: Garzón

El ex alcalde Lucho Garzón explica cuáles son sus retos al frente de la presidencia del Partido Verde y por qué, en su criterio, los verdes no están biches. "Santos gobierna con el programa de sus contradictores", dice.

Luis Eduardo Garzón es el nuevo vocero-presidente del Partido Verde. Foto: Daniel Castillo

El ex alcalde de Bogotá Luis Eduardo Garzón asumió la presidencia del Partido Verde esta semana. Según explicó en entrevista a Semana.com, no es que la presidencia colegiada de esa organización, a la que pertenecen los ex alcaldes Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, se haya acabado, sino que él asumirá la vocería.

El ex alcalde dice que estará en ese cargo hasta cuando la Dirección del partido lo decida; aduce que para octubre se consolidará un programa para que todo el movimiento Compromiso Ciudadano, del ex alcalde Sergio Fajardo, de Medellín, ingrese a las filas de los verdes, y dice que el partido está abierto a recibir líderes políticos que estén de acuerdo con los principios.

Garzón habló sobre los retos que tiene al frente de su nueva responsabilidad, cuáles serán los puntos centrales de la estrategia del partido de cara a las elecciones del 2011 y cuál es el balance que hace de lo que va del gobierno de Juan Manuel Santos.

Semana.com: ¿Cuáles son los retos que tiene en la presidencia del Partido Verde?

Luis Eduardo Garzón:
Son tres: consolidar al Partido, que tiene una nueva realidad: 3.600.000 votos, una bancada parlamentaria y unos liderazgos regionales.

El segundo es buscar que no se quede con lo que consiguió hasta el 20 de junio. Seguimos trabajando con Sergio Fajardo para que en octubre se vincule de manera directa con su gente, y vamos a buscar otros aliados.

El tercero es que el Partido siga muy fortalecido en el Congreso y sea alternativa de poder en los gobiernos locales del 2011.

Semana.com: ¿Por qué lo eligieron presidente? ¿Se acabó la presidencia colegiada?

L.E.G.:
La presidencia sigue siendo colegiada, pero la dirección ha cambiado. Ahora hay 17 nuevos integrantes en la dirección, de 10 que había antes, porque entraron los parlamentarios.

Se consideró, incluso por iniciativa de Antanas Mockkus, que yo podría dedicarle la energía a esta iniciativa, que yo fuera un presidente vocero. Eso no quiere decir que los demás no van a hablar. Los demás van a hablar, pero sí hay que articular todas las iniciativas que hay.

Semana.com: Y el ex candidato Antanas Mockus…

L.E.G.:
Va a asumir la presidencia de Corpovisionarios, pero seguirá con sus propuestas de cultura ciudadana y de renovación en la forma de hacer política.

Semana.com: ¿Cómo va el empalme con Compromiso Ciudadano?

L.E.G.:
Sergio Fajardo ha dicho que no busca cuotas, ni busca trabajo, sino que las propuestas de Compromiso Ciudadano se consoliden acá. Él tiene varias propuestas. En estos días va a escribir sobre la Escuela de Gobierno, cómo hacer un gabinete en la sombra, una evaluación de los 100 días del gobierno de Santos y cómo trabajar para las elecciones locales y municipales.

En ese sentido, le voy a proponer a la dirección nacional que trabajemos con una comisión de manera directa para que, ojalá, no lleguemos a octubre, sino que tengamos mucho antes una propuesta.

Semana.com: ¿Quiénes han levantado la mano para aspirar a la alcaldía de Bogotá por el Partido Verde?

L.E.G:
Enrique Peñalosa ha sido claro, ha dicho que quiere ser candidato, pero sujeto a los procedimientos. Antanas sí ha dicho que no está interesado. Si en su derecho, como persona natural, la esposa de él juega, pues habrá unas reglas. Hasta ahora el partido está en la discusión de esas reglas.

Necesitamos desbogotanizar el debate. Hay que buscar candidatos en otras partes para las regiones.

Semana.com: ¿Cómo le parecieron las declaraciones de Fajardo, quien dijo que los verdes aún están biches?

L.E.G.:
Pues ni muy muy, ni tan tan. Este es un Partido Verde que está en proceso de consolidación, que lleva varios años como Verde Opción centro y desde octubre es el Partido Verde. Después llegamos a este proceso eleccionario que superó nuestras expectativas.

Ahora es un partido que tiene activos. Tenemos un programa que se hizo con Sergio, unos procesos regionales como el de Londoño en Boyacá o como el de Cristian Moreno en Nariño, y también tiene una estructura, una bancada parlamentaria que está haciendo su papel. Uno mira eso y eso suma.

Yo no voy a poner el bichemetro, pero respeto a Sergio. Él tiene una velocidad, pero esto no es homogéneo, no es sólo el biche que nos endilga, sino también hay verdes que siguen en la esperanza, hay verdes que creemos que estamos maduros. Hay verdes de verdes. Al fin y al cabo, somos liderazgos fuertes y con historias diferentes y proyectos diferentes, no sólo los ex alcaldes.

Semana.com: ¿Santos está ejecutando el programa de los verdes, como han dicho algunos?

L.E.G.:
Lo que yo he dicho es que Santos ganó con la agenda de Uribe y está gobernando con la de sus contradictores. Eso es una cosa propia de Santos: él es un pragmático. Todos se lo reconocen. Unos dicen que es cinismo, otros dicen que es ‘Falsafaz’, el enemigo de Batman, otros dicen que es una cosa práctica de la política. Yo considero que ha hecho una cosa muy inteligente: no está gobernando sólo con la burocracia, está gobernando con la agenda.

Semana.com: Pero…

L.E.G.:
Ha enviado mensajes muy equivocados en algunas cosas. Por ejemplo, lo que ocurrió con el Consejo Nacional Electoral, uno no puede decir que va a darle garantías a la oposición, nosotros con 3.000.600 votos y el Polo con 1.500.000 y que gane el PIN un escaño en ese Tribunal. El CNE quedó a la imagen y semejanza de la coalición. Pero fue por el Gobierno, porque el que pelea eso es el Gobierno. Me pareció un triste espectáculo el que acabaron de dar.

Semana.com: Usted está vestido hoy de rojo y le escuchamos decir que había que abrir el partido a otros sectores. ¿Qué significa eso?

L.E.G.:
El partido verde no se puede desdibujar. El verde es verde. Tiene un tema ambiental, tiene unas reglas de juego, tiene unos principios, pero nosotros tenemos que buscar que crezca. Y no va a crecer a medida y semejanza de nosotros. Hay mucho amarillo que está mirando para acá, pero bueno, que se decida para entrar. Creo que hay otro blanco por ahí que está buscando, y otro rojo.

Semana.com: ¿Se refiere a Gustavo Petro, quien dijo que no quiere entrar a los verdes?
L.E.G.:
Creo que él tiene qué resolver su situación en el Polo Democrático. Yo represento un partido, estoy absolutamente legitimado y legalizado por su dirección. No estoy diciendo que Petro no es un extraordinario líder. Petro representa una agenda que me parece fantástica, pero tiene que decir a nombre de quién. Petro es un activo del país extraordinario, un demócrata absoluto y un hombre muy valiente. Pero no se sabe si es del Polo Democrático, de una fracción del Polo, o si está generando un nuevo movimiento.

Semana.com: Bueno, y si eventualmente Petro aterrizara en el Partido Verde, ¿cómo cree que lo recibirían los otros ex alcaldes?

L.E.G.:
Usted está hablando de intolerancia y yo no quiero especular. Usted se refiere a Peñalosa, y yo le digo: él ha sido claro. Él ha dicho: consolidemos el verde y que nos digan en qué condiciones quieren llegar al verde. No ponga el problema en el verde, póngalo en los demás, que es en donde está.

Semana.com: Finalmente, ¿cuánto tiempo estima que va a durar en la dirección del Partido?

L.E.G.:
Hasta cuando la dirección lo quiera. Y puede ser hasta esta noche. Qué tal que estas declaraciones mías no gusten, y me saquen. Yo no estoy aquí por desprogramado, yo estaba buscando mi propio escenario de qué vivir. Tengo una pensión de tres millones y tengo que saber cómo voy a jugar. Yo a este partido le dedico de tiempo completo. Si Antanas Mockus no estuviera de acuerdo con esta vocería, yo no estaría aquí, porque para mí el líder natural del Partido es él. Yo no voy a hacer mockusidio, yo vengo a ayudar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.