Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/26/2009 12:00:00 AM

“Nos declaramos parte de la esperanza del país”

En la instalación del Congreso del Polo, Carlos Cardona, uno de los delegados jóvenes de la colectividad, habló de cómo era ejercer la política desde la izquierda y a su edad. Dice que la unidad del partido hay que bajarla a sus bases.

Minutos antes de la instalación del Congreso del Polo, Semana.com habló con uno de los delegados jóvenes, Carlos Andrés Cardona, de 31 años, quien viajó desde Itagüí, Antioquia, para asistir a la convención de su partido.

Cardona, integrante de una de las listas de Carlos Gaviria, contó cómo era pertenecer a un partido político de izquierda en una región donde la mayoría tiende a la derecha. También contó cómo llegó al Polo Democrático y cuál es su mirada de la política desde su condición de joven.

Semana.com: ¿Qué significa este Congreso para usted como delegado joven de este partido?

Carlos Andrés Cardona: Que el país tenga una esperanza. Este Congreso significa abandonar varios paradigmas de la historia, por ejemplo, la macartización por pensar diferente, la estigmatización por defender los derechos humanos.

Para nosotros como jóvenes, asumirnos dentro de un contexto partidista es muy importante. No sólo porque ampliamos la militancia dentro de un partido, sino porque bajo nuestra concepción de Colombia, nosotros tenemos una propuesta, y sentimos la urgencia de sacar al país de la crisis en la que está metido. Con nuestro concurso, con nuestra participación creo que lo estamos logrando.

Semana.com: ¿En dónde trabajan?

C.A.C.: En el municipio de Itagüí, Antioquia.

Semana.com: ¿Cómo es participar un proceso político de izquierda en una región que se ha derechizado tanto?

C.A.C.: Muy difícil. Solo para darle una idea de lo que significa: nosotros tuvimos la oportunidad de sacar un candidato al Concejo de Itagüí y a los dos meses ya teníamos amenazas de grupos paramilitares. Tuvimos esquema de seguridad durante toda la campaña. Eso es demasiado limitante para uno como joven que cree en la existencia de la democracia, pero que cuando va a ver, en la práctica existe la coerción política, de quienes creen que si llegamos al poder vamos a arrebatarle lo que han construido por las buenas o por las malas.

Semana.com: En el municipio de Bello, también hubo amenazas, hasta un grupo que se hacía llamar los “antipetristas”...

C.A.C.: Exactamente fue en el eje Itagüí, Medellín y Bello, donde hubo una persecución a todo el Polo y entre los amenazados estuvo un grupo de compañeros petristas.

Semana.com: ¿Cuáles van a ser los postulados que su grupo va a defender?

C.A.C.: Aquí hay algo que es muy importante rescatar: la unidad. Parece eslogan de campaña, pero hay que trabajarla, hay que barajarla. Para nosotros significa que a pesar de la diversidad, político e ideológica, nosotros podemos estar bajo un mismo concurso, que es el que estamos construyendo desde el Polo.

Lo segundo es la paz. Creo que al país le urge una propuesta de la paz, y dentro de el ideario de unidad que recoge el partido está incluida esa apuesta. Eso está acompañado de una salida política al conflicto social y armado que vive el país. Usted y yo nacimos en el conflicto y creo que necesitamos una solución para esto y creemos que participando lo vamos a lograr.

En tercer lugar buscamos que el movimiento social, cultural, estudiantil y popular del país, logre en algún momento tomar las decisiones. Es muy especial ver acá a compañeros de las negritudes, personas lgtb, indígenas. Uno dice ‘hombre, nuestro país es diverso’ y frente a esa diversidad tan siquiera deberíamos tener la capacidad de reconocer al otro como diferente pero válido para el ejercicio de lo político, como decía Estanislao Zuleta.

Semana.com: ¿Estuvo en el Congreso del Polo Joven?

C.A.C.: Allá fueron dos delegados de Nueva Gente. Fue muy bonito porque a pesar de las diferencias ideológicas que hubo, al final, en la resolución de los jóvenes quedaron varias consignas que vale la pena mencionar: Nosotros los jóvenes queremos un país en paz, buscamos una salida negociada al conflicto social y armado, queremos la unidad de la izquierda, estamos contra la combinación de las formas de lucha, y ante todo, nosotros nos declaramos como parte de la esperanza del país.


Semana.com: Finalmente, ¿cómo llegó usted al Polo?

C.A.C.: Nosotros teníamos un grupo en la Universidad de Antioquia, el Grupo de Estudios Sociales, GES, y desde allí hacíamos un trabajo de análisis de lo que estaba pasando en la sociedad, cómo se vivía el conflicto. Después vimos la necesidad de seguir trabajando afuera de la universidad y conformamos unos equipos de trabajo, agrupados en la organización Nueva Gente. Desde ahí buscamos participar directamente, pero no había ningún partido que lograra satisfacernos políticamente, ni recoger lo que como jóvenes pensábamos, y en ese sentido el Polo se presentó como una clara opción de poder.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.