Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/8/2012 12:00:00 AM

"Nuestra aspiración: la paz fundada en la política"

Este miércoles se celebró en Medellín el Encuentro Ciudadano por la Democracia, con la participación de 33 líderes políticos y académicos.

Varias personalidades nacionales se reunieron este miércoles en la capital antioqueña en el evento ‘Pido la Palabra’, con el fin de buscar nuevas alternativas al futuro de Colombia. 
 
Al encuentro asistieron el exalcalde de Bogotá Antanas Mockus, el exgobernador de Nariño Antonio Navarro Wolff, la representante a la Cámara Ángela Robledo, la excongresista Cecilia López Montaño, el expresidente de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández, el exsecretario de Gobierno de Medellín Mauricio Faciolince, el exministro José Antonio Ocampo, el exsenador Juan Manuel Ospina, el exconstituyente Lorenzo Muelas, la concejal Angélica Lozano y la analista Claudia López.
 
La colectividad hizo énfasis en la necesidad de “recuperar el sentido público, ético y representativo de la política”, señalando la importancia de hacer frente a la corrupción en los sectores público y privado.
 
“Somos un colectivo de ciudadanos y ciudadanas demócratas. Somos parte de la ciudadanía indignada que por múltiples redes se ha tomado la palabra para ejercer la controversia con argumentos y propuestas ajenos a la polarización, el engaño, la arbitrariedad y la demagogia que quieren copar ahora el debate público”, afirma el comunicado emitido al término de la reunión. 
 
Los participantes expresaron su indignación ante los diferentes tipos de discriminación “que subyacen en la pobreza, la inequidad y la exclusión” y formularon su compromiso de “promover acciones permanentes para que Colombia no siga siendo líder mundial en desigualdad”.
 
A su vez, los miembros de ‘Pido la Palabra’ apelaron así mismo a la necesidad de un compromiso social, de inclusión y de igualdad, que tenga en su centro la multiculturalidad y plurietnicidad de Colombia. 
 
Dentro de las acciones de este movimiento —que explícitamente se enmarca en el respeto al espíritu y propósitos de la Constitución del 91— se encuentran “recorrer el país, incluir más voces y escuchar todos los ángulos”, así como “consolidar una plataforma de diálogo y acción política ciudadana”.
 
“Lo que necesita el país no es la reconciliación de personalismos -advierten los miembros de ‘Pido la Palabra’-, sino la reconciliación de la política con las aspiraciones de la ciudadanía”.

Declaración presentada por el colectivo:
 
ENCUENTRO CIUDADANO POR LA DEMOCRACIA PEDIMOS LA PALABRA
 
Somos un colectivo de ciudadanos y ciudadanas demócratas. Somos parte de la ciudadanía indignada que por múltiples redes se ha tomado la palabra para ejercer la controversia con argumentos y propuestas, ajenos a la polarización, el engaño, la arbitrariedad y la demagogia que quieren copar ahora el debate público. El objetivo principal que nos une es recuperar el sentido público, ético y representativo de la política. Nos proponemos hacer frente a la corrupción en el sector público y el privado, a la captura criminal de lo público, al uso de las instituciones del Estado no al servicio del ciudadano sino de la clase política que lo dirige.
 
Lo que necesita el país no es la reconciliación de personalismos, sino la reconciliación de la política con las aspiraciones de la ciudadanía. Nos comprometemos a promover acciones permanentes para que Colombia no siga siendo líder mundial en desigualdad. Nos indigna el racismo, el clasismo y el machismo que subyacen en la pobreza, inequidad y exclusión que agobia a nuestras regiones y a millones de nuestros ciudadanos y ciudadanas.
 
Nos proponemos lograr que el modelo económico incluya seria y coherentemente la política social y ambiental, y que se asuman en la práctica y no sólo en el discurso, actitudes de respeto por la Madre Tierra.

Nuestro desafío es garantizar la inclusión e igualdad real y difundir los beneficios de la economía y de la sociedad del conocimiento a todos los colombianos y colombianas.
 
Compartimos también el compromiso de impulsar una sociedad incluyente en la que se respete la multiculturalidad y plurietnicidad de la Nación y se reconozca con hechos la existencia de los pueblos originarios de estas tierras que piensan, sienten y actúan distinto, que quieren cosas diferentes de la vida y disponen de formas alternas de ejercer el control social en el marco de la Constitución. No se pueden aplazar más las soluciones al desarreglo institucional del Estado, permeado por el clientelismo y la corrupción.
 
Para ello es indispensable elevar el nivel ético e intelectual de la política, en todas las instituciones públicas, en primer lugar en el Congreso de la República. Nuestra mayor aspiración es la paz de Colombia, fundada en la POLÍTICA, así con mayúsculas.
 
En la POLÍTICA al servicio del ciudadano, de la equidad, la justicia, la inclusión; basada en la multiplicidad de nuestros saberes y diversidad de nuestros pueblos. Alcanzar estos objetivos nos exige que el rumbo de la sociedad se sostenga con firmeza y paciencia en e lrespeto al espíritu y propósitos de la Constitución del 91, con los cuales seguimos firmemente comprometidos. Hoy iniciamos un primer diálogo. Nos proponemos recorrer el país, incluir más voces y escuchar todos los ángulos.
 
Consolidar una plataforma de diálogo y acción política ciudadana que persevere en traducir estos propósitos en acciones que influyan decisivamente en el rumbo de nuestra sociedad, nuestras instituciones y la política, a través de todos los caminos que contempla nuestra democracia. Para eso pedimos la palabra.
 
Medellín, agosto 8 de 2012

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.