Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2011 6:00:00 PM

Pardo dejó en libertad a liberales en proyecto de sostenibilidad fiscal

Aunque la posición institucional del partido fue votar en contra el proyecto, los representantes liberales dividieron sus opiniones y se les respetó su decisión. Eso permitió que el proyecto se aprobara en sexto debate.

El presidente del Partido Liberal, Rafael Pardo, le pidió a la bancada de representantes votar en contra de uno de los proyectos prioritarios del gobierno de Juan Manuel Santos: el de la sostenibilidad fiscal.
 
Sin embargo, antes que forzar la decisión, Pardo decidió dejar en libertad a aquellos congresistas que optaron por aprobar el proyecto. La bancada liberal se dividió en torno a la posibilidad de elevar a rango constitucional el principio de responsabilidad fiscal para las decisiones de las tres ramas del poder público.
 
Esa decisión le permitió al ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, conseguir la aprobación del proyecto en sexto debate, con una votación amplia, pues 118 representantes votaron a favor y sólo 14 en contra, de estos últimos sólo el Polo, el Partido Verde y el Mira votaron de forma unificada. Los liberales se impusieron a favor del texto.
 
Sin embargo, las cosas no parecen fáciles para el Gobierno, pues el sector liberal que más se opone al proyecto se concentra en el Senado. Este grupo el semestre pasado manifestó públicamente su negativa y esa decisión se mantendrá, a la luz de la recomendación del jefe del partido.
 
“Nos parece que este proyecto va en contravía de principios históricos que siempre ha defendido el partido como la prevalencia de los derechos fundamentales y el concepto generoso de Estado Social de Derecho”, dijo Guillermo Rivera, uno de los representantes que acogió la petición del director del partido.
 
Rivera también aclaró que no ha habido un compromiso de apoyo incondicional a la agenda del presidente Santos e insiste que este proyecto es inconveniente. El representante aseguró que la decisión del partido no afectará su participación en la Unidad Nacional.
 
“Sabemos que el presidente Juan Manuel Santos es un demócrata y entenderá nuestras razones. El hecho de estar en una coalición no significa que a todo debamos decir que sí. Conservamos un espíritu crítico a partir de nuestros principios y en esa medida los estamos expresando en esta iniciativa”, explicó Rivera.
 
En la reunión de Rafael Pardo con la bancada de senadores y representantes, el Partido Liberal insistió que no está en contra de los principios de responsabilidad fiscal, pero sí que sean elevados a rango constitucional. Sugirieron que el Gobierno lo puede consagrar pero mediante una ley ordinaria.
 
“Apoyamos un principio de responsabilidad fiscal, pero desde el rango legal, ponerlo en la Constitución es poner en riesgo la prevalencia de los derechos fundamentales, la posibilidad al amparo de la acción de tutela para hacerse reconocer sus derechos”, señaló el vocero del partido en la Cámara, Guillermo Rivera.
 
“Reforma atenta contra la tutela de los derechos fundamentales”: Salamanca
 
Pablo Salamanca fue uno de los representantes liberales que defendieron el rechazo del proyecto. En su criterio, la iniciativa del Gobierno va dirigida a limitar la acción de los jueces en su función de tutelar los derechos fundamentales de los ciudadanos.
 
“Las sentencias judiciales que buscan defender los derechos fundamentales ahora estarán determinadas por el concepto de si el Estado tiene o no presupuesto para garantizar los derechos. Ahí no se concentra el problema del déficit fiscal de la Nación”.
 
“La mejor manera de defender los derechos es un Estado viable”: Franco
 
Adriana Franco fue de las liberales que votaron en favor del proyecto. Aseguró que la iniciativa del Gobierno busca que el Estado sea viable económicamente a largo plazo y que sólo así se podrá garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos.
 
"El proyecto no niega los alcances de la tutela, pero sí trata de buscar un equilibrio para que los fallos judiciales no desborden al Estado. Para que el Estado sea viable no debe adquirir obligaciones que desborden sus ingresos".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.