Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/23/2010 12:00:00 AM

Pardo y Vargas Lleras: lejanos ahora, ¿juntos después?

Mientras cada vez está más claro que irán por su cuenta en la primera vuelta, otro sería el cantar si alguno de los dos pasa a la segunda y el otro se queda. Muchos ven esa como la única posibilidad real para que el liberalismo vuelva a la Presidencia.

Aunque Germán Vargas Lleras negó cualquier contacto con el jefe del liberalismo, Rafael Pardo, en busca de una posible alianza antes de la primera vuelta presidencial, cada vez más crece el ambiente hacia un regreso del jefe máximo de Cambio Radical a la disciplina del Partido Liberal.

Hace un año, cuando Germán Vargas Lleras se disponía a lanzar oficialmente su aspiración presidencial, sostuvo varias reuniones privadas con el entonces máximo jefe liberal, el ex presidente César Gaviria Trujillo. Y más aún, cuando tras la consulta interna del liberalismo, Rafael Pardo fue ungido como el candidato a la presidencia por esa colectividad hubo algún acercamiento entre las partes..

En ese entonces la alianza era una posibilidad nada descartable. Hubo varios principios de acuerdo, pero no se concretaron porque Pardo, quien tampoco ha estado cerrado a los consensos, mantuvo abierta la puerta de una alianza que también incluyera al Polo Democrático, a través de su candidato Gustavo Petro.

Eran tiempos de incertidumbre. Días en que el referendo reeleccionista, que aún respiraba en su trámite legislativo, no solo bloquebaba la agenda política sino que parecía haber mandado al congelador cualquier estrategia electoral de quienes en ese entonces se habían decidido por buscar la presidencia.

Ahora, después del fracaso del referendo en la Corte Constitucional, y tras el primer examen que supusieron las elecciones legislativas, en donde todos los partidos midieron sus posibilidades en las urnas; y con todos los candidatos sobre el partidor -Partido Conservador y Partido Verde incluidos-, las posibilidades de maniobras políticas, de cara a la primera vuelta, han dado paso a posibles estrategias.

Analistas consultados por Semana.com descartan que entre Pardo y Vargas Lleras surja una alianza antes de la primera vuelta. Para el 30 de mayo, día de la primera jornada electoral, todo parece estar consumado, y cada uno buscara su suerte por separado.

Pero de cara a una segunda vuelta, y si alguno de los dos clasifica a la ‘gran final’, el matrimonio político entre estos dos candidatos se hace cada vez más necesario.

David Roll, catedrático de la Universidad Nacional, califica el regreso de Cambio Radical y su jefe al liberalismo, como una situación “inevitable”, además de señalar de “sensato” el regreso de uno de los hijos pródigos del Partido Liberal.

Pero que ese regreso se produzca antes de la primera vuelta, Roll lo califica de “antes que probable, imposible” y señala que a Rafael Pardo es a quien menos le conviene. “No es lógico que Pardo lo acepte”.

Sin duda, las elecciones legislativas del pasado 14 de marzo, en la que los partidos políticos “se midieron el aceite”, dejo a Cambio Radical en una situación “complicada”. Pues de haber sido la cuarta fuerza en el legislativo, con 15 curules en el Senado, ahora comparte representación con el PIN y el Polo, con ocho curules.
Con ese antecedente, sostiene Roll, una eventual alianza tendría en Pardo al hombre de poner las exigencias.

Aunque también considera que una alianza previa a la primera vuelta “es poco probable”, Jaime Castro, el último alcalde de Bogotá que tuvo el liberalismo, dice que tanto Pardo como Vargas Lleras, o el Partido Liberal y Cambio Radical, “se necesitan. Las posibilidades de ambos dependen de esa unión”.

Castro sostiene que antes de la primera vuelta, todos quieren “hacerse contar y cotizarse”, y la única forma de hacerlo es ir a las urnas por separado. Sin embargo, el ex constituyente liberal es de la idea que ni Pardo ni Vargas Lleras, por separado, “tienen firmes sus posibilidades de llegar a la segunda vuelta”.

El análisis de Castro también parte de las elecciones parlamentarias, donde ‘la U’ y el Partido Conservador sumaron más de dos millones de votos. “Si los liberales y Cambio Radical se unieran antes de la primera vuelta podrían ponerse a la par de ‘la U’, tanto en número de votos como en representación en el Senado, con 26 curules”.

La única forma de hacer un acuerdo antes de la primera ronda electoral, para que entre Pardo y Vargas Lleras saliera un candidato único, sería a través de “una encuesta calificada”. Es decir, en la que participen dirigentes liberales y de Cambio Radical, por ejemplo ex presidentes, ex ministros, ex congresistas, y hasta actuales concejales, diputados, gobernadores y alcaldes. Recuerda Jaime Castro que ese mecanismo se produjo a finales de los años 70 y, gracias a éste, Carlos Lleras se convirtió en jefe del liberalismo.

El regreso de Cambio Radical, para Castro, también es una posibilidad muy latente. Sobre todo si la aspiración de Juan Manuel Santos se fortalece en la primera vuelta. Pero el obstáculo que ve el ex constituyente, es que Pardo está en el centro del espectro político, lo que le permitiría hacer alianzas con cualquier sector, incluido el Polo. “Pero Vargas Lleras es alérgico al Polo, le produce urticaria”.

De momento, el panorama para la primera vuelta parece estar consumado. Vargas Lleras y Pardo intentarán jugarse su suerte. En ese sentido, la única forma de verlos juntos sería que alguno de los dos supere el listón, lo que les permitiría mantenerse vivos en la ronda final, claro está, cada uno en el lugar que dicten los electores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?