Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2010 12:00:00 AM

Por antigua demanda, congresista de La U renuncia a proceso contra expresidente Uribe

Una denuncia contra la exsenadora Piedad Córdoba, quien se convertirá en parte civil del caso, fue el argumento que motivó su decisión.

A pesar de ser uno de los más jóvenes en el Congreso, tiene 39 años y cumple su segundo periodo como representante a la Cámara, el pereirano Augusto Posada tiene en sus manos cuatro de los los procesos más neurálgicos y sobre los que la opinión pública ha tendido especial atención.

Uno de ellos era la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe por el caso de las chuzadas ilegales del DAS. Posada había declarado su independencia a pesar de ser del partido uribista de La U. Sus colegas en la Comisión decían que a pesar de su orientación política no conocía personalmente al expresidente.

Sin embargo, dos meses después de haberse abierto el proceso contra el exmandatario, Posada renunció a seguir como investigador de ese proceso.

Pero más allá de ser de La U, una demanda que había interpuesto en 2008 contra la entonces senadora Piedad Córdoba fue el principal argumento que motivó su decisión.

Posada, en abril de aquel año, demandó a Córdoba por traición a la patria y conspiración al considerar que la entonces congresista violó la Constitución y extralimitó sus funciones cuando hizo parte, junto al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la mediación ante las Farc para la liberación de los secuestrados. Para Posada, la conducta de la senadora “comprometió la seguridad nacional”.

Fue el comienzo de un pulso con Piedad Córdoba que de inmediato respondió con una queja disciplinaria ante la Procuraduría.

El tema parecía olvidado, pero asesores de la Comisión de Acusaciones coincidieron en que ese precedente podría tumbar todo el proceso de las chuzadas, pues la célula judicial del Congreso aceptará formalmente, en los próximos días, que Piedad Córdoba sea parte civil del proceso al admitirla como víctima de las chuzadas.

Aunque el pleno de la Comisión deberá decidir si acepta o no el impedimento de Posada, la decisión dilataría el proceso. El representante ya había tomado decisiones, como la citación a versión libre de varios testigos y había dirigido el interrogatorio a Martha Leal, exsubdirectora de inteligencia del DAS.

Posada, en diálogo con Semana.com, dice que su renuncia al proceso no deslegitima ni llena de vicios las diligencias ya adelantadas. “La decisión solo busca brindar garantías a todas las partes involucradas en el proceso”.
 
La Comisión está obligada a nombrar un nuevo investigador, que complete el triunvirato que integran Alfredo Bocanegra (P. Conservador) y Heriberto Escobar (PIN). El nuevo integrante será designado por sorteo.

Posada continuará con los otros tres procesos que tiene en sus manos, que también acaparan la atención de la opinión pública.
 
Se trata de la investigación contra el magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, José Alfredo Escobar Araújo, por sus presuntas relaciones con el italiano Giorgio Sale, detenido en Roma por narcotráfico; el caso de las sindicaciones de Hernando Gómez Bustamante, alias ‘Rasguño’, contra el expresidente Ernesto Samper y relacionadas con el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado; y la demanda a la segunda terna para fiscal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.