Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2008/11/25 00:00

Por crisis de pirámides, gobierno pierde dos votos decisivos para el referendo

Muchos habían dicho que el derrumbe de las pirámides le iba a costar la reelección a Uribe porque su popularidad iba a caer. Pero quizás nadie calculó que el vaticinio iba a ser literal: sin los votos de Nariño y Putumayo, no se podrá aprobar la reforma en la Cámara de Representantes.

Por crisis de pirámides, gobierno pierde dos votos decisivos para el referendo Foto: Foto: El Tiempo

Los representantes del Partido Conservador, Myriam Paredes de Nariño, y Orlando Guerra, del Putumayo, decidieron no participar de la discusión del proyecto que busca que se consulte a la ciudadanía si quiere o no una nueva reelección presidencial a pesar de reiterar que están de acuerdo con las causas del gobierno y su coalición.

Los representantes, durante el primer debate en la comisión primera de la Cámara, dijeron que su decisión está ligada a la crisis que se vive en el sur del país por el desplome de varias captadoras ilegales de dinero y pirámides. Según los representantes los pobladores de esta región les pidieron no participar en el proyecto hasta que el gobierno no atienda la emergencia.

"Me debo a mi pueblo, a él represento, y ellos me han exigido que no participe en la discusión del referendo", dijo Guerra, decisión que Paredes secundó. Los dos representantes se salieron de la Comisión Primera.
 
En octubre del año pasado, cuando DMG fue sancionada por la Superfinanciera y obligada a devolver 18.000 millones a miles de personas, Guerra defendió airadamente a al empresa captadora. 

El primer debate del proyecto de referendo se ha dilatado en varias ocasiones a pesar de que se radicó hace más de 10 semanas. La tensión generada entre los representantes de la coalición y los de la oposición ha dilatado la votación, no solo de este proyecto, sino de toda la agenda legislativa.

En la mañana de este martes estaban citados el presidente del Consejo Nacional Electoral, Juan Carlos Cepero, y el Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, con el fin de que explicaran con claridad la proveniencia de los recursos con los que se recogieron las firmas que apoyan el proyecto. Sin embargo, los dos funcionarios se excusaron por no poder asistir a la citación porque todavía no tienen una ponencia unificada para explicar el origen de los recursos.

Durante más de tres horas se debatió la necesidad de que los funcionarios se hicieran presentes, sin llegar a ningún acuerdo. Los representantes de la oposición pidieron que se votara la propuesta que demandaba la presencia del Registrador y del presidente del CNE mañana, proposición que fue aceptada y con la que se postergó nuevamente el debate.

Para los representantes de la coalición uribista esta no es más que una estrategia dilatoria de quienes no quieren la reelección. Sin embargo, los representantes de la oposición reclaman con urgencia que se determine si la financiación del proyecto cumple con los requisitos constitucionales.

Denuncian inconsistencias en aportes

El representante Germán Navas Talero, del Polo, denunció que siete números de cédulas de los aportantes del proyecto, no coinciden con sus nombres. También reiteró su denuncia de que dentro de los transportadores de las firmas a la Registraduría, estaba la firma Transval, cuyo socio Provitec pertenecía a la firma DMG, que fue intervenida por el gobierno por captar dinero del público.

“Si en este paneo tan escaso, a la información del origen de los recursos del proyecto, encuentro tantas inconsistencias, no es un capricho que se exija claridad en la documentación”, dijo Navas.

El representante conservador, Pedrito Pereira, dijo que los ciudadanos que firmaron a favor del proyecto no tenían la culpa de que el proyecto no cuente con los requisitos constitucionales, que lo más importante es que se respetara la voluntad de los firmantes. “Estudiemos las ponencias y dejemos en manos de las autoridades que definan la constitucionalidad del proyecto”, dijo.

Sin embargo, inmediatamente le respondió el representante liberal Carlos Piedrahíta quien volvió a reiterar que la regulación del trámite del referendo exige la certificación de la Registraduría y del CNE en dos temas: la autenticidad de las firmas y la financiación.

El primero de los temas está saldado, pero el segundo aún no, por lo cual Piedrahíta pidió que se aplazara la votación hasta que no se presenten en la Comisión, las autoridades encargadas de certificar quienes y cuáles fueron los aportes para promover el referendo.

En medio de la discusión se calentaron los ánimos de unos y otros. El representante de Cambio Radical, Roy Barreras refutó una versión que circuló en los medios, que decía que su voto favorable al proyecto le había sido pagado con una cuota burocrática en una Notaría del Valle. “Eso es una calumnia”, dijo Barreras. “La notaria Gloria Padilla, de quien tengo un muy buen concepto es la directora de un medio que se llama Polo Norte y trabaja bajo la dirección del senador Gustavo Petro, cosa que yo respeto”, agregó.

Barreras explicó a Semana.com que en esa Notaría trabajaba una mujer con el mismo apellido que se murió hace un mes, pero que fue nombrada durante el período presidencial de Andrés Pastrana. En su lugar fue nombrada la redactora del Polo provisionalmente, “pero como tenía el mismo apellido de la fallecida y la fallecida era amiga mía, dijeron claro así de barato le compraron el voto”, explicó Barreras.

El representante Barreras insistió en que él votará el proyecto a favor del texto que fue radicado en la Cámara y que permitiría una nueva reelección del Presidente en 2014 y dijo que esa fue la decisión de la bancada tomada a principios de este mes, pero que habían miembros de su partido que buscaban hundir el proyecto de consulta popular.

En respuesta, el representante del Polo Franklyn Legro le recriminó la insinuación de que su partido había recibido cuotas de la Presidencia y le exigió respeto.

Si la decisión de votar el referendo la toman en bancada, las cuentas para la aprobación seguirían empatadas:


A favor (17):

5 de La U
7 conservadores
2 de Alas-Equipo Colombia
1 de Apertura Liberal
1 Convergencia Ciudadana
1 Colombia Democrática

En contra (17):

5 de Cambio Radical
2 del Polo Democrático Alternativo
8 del Partido Liberal
1 de Por el País que Soñamos
1 de La U

(2 votos de los conservadores de Nariño y Putumayo aún indecisos)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.