Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/22/2010 12:00:00 AM

"Por Uribe y por Peñalosa tengo respeto, pero no soy igual a ellos": David Luna

Luego de ser avalado como el candidato oficial del Partido Liberal a la Alcaldía de Bogotá, David Luna dice que su apuesta es congregar a todos los partidos políticos que aspiren a “reconstruir” la ciudad.

David Luna y el Partido Liberal le madrugaron a la disputa por la Alcaldía Mayor de Bogotá. El hecho de haberse lanzado al agua obligaría a que un partido fuerte en la ciudad como Cambio Radical analice si tiene o no candidato propio.

En entrevista con Semana.com, Luna dice que la ciudad no debe polarizarse entre diferentes fuerzas políticas, sino que el debate debe “demostrar que quien destruyó la ciudad fue el actual alcalde”.

Por eso, dice que ve altas las posibilidades de congregar también a la U y al Partido Conservador, y no descarta ver como contender ala ex presidente Álvaro Uribe, a quien acompañó en campaña en 2006, y a su ex jefe político Enrique Peñalosa. Luna decide subrayar en esta entrevista que los tres no son iguales y que hay varias diferencias con ellos.

Tras haber sido edil, concejal en dos oportunidades, representante a la Cámara y jefe de debate de un candidato a la presidencia, David Luna reclama estar preparado para gobernar.

-Semana.com: Un alcalde liberal oficial no se veía desde Jaime Castro, ¿qué reto supone ser, por primera vez en más de una década, el candidato oficial del liberalismo?

Dos cosas, demostrar que el Partido Liberal y sus ideas no solo gobiernan a nivel nacional si no que quieren gobernar a nivel distrital. Segundo, que somos una generación que con juicio se preparó y ahora tiene la oportunidad para demostrar que está en capacidad para gobernar, con ideas pero con acciones, Hemos tomado en la trayectoria política decisiones muy fuertes y controvertidas que responden solo al interés ciudadano., y de eso se trata esta actividad.

-Semana.com: Hace cuatro años un importante sector del liberalismo respaldó la candidatura de Samuel Moreno. Ahora el partido ha dicho que no apoyó al alcalde. ¿Cómo manejará esa ambigüedad en un debate en el que la apuesta es marcar diferencia con Samuel?


Hace ocho años un sector del liberalismo estuvo con Garzón, lo mismo hace cuatro años. Muy seguramente personas de origen liberal participaron y participan en el gobierno de Moreno. Pero nosotros no podemos ser corresponsables; de hecho, la bancada del concejo ha votado en contra de los proyectos que consideramos nefastos para la ciudad.
 
Por ejemplo, la bancada de concejales del Partido Liberal ha actuado de forma homogénea. Votó en contra del presupuesto del actual alcalde, en contra de la reforma tributaria, del cupo de endeudamiento, y lo hizo básicamente porque sabe que esta ciudad atraviesa por una crisis de confianza enorme, en cabeza del actual alcalde que no ha gobernado con decencia ni con eficiencia.

Yo, particularmente, desde que comenzó el gobierno del Polo con Lucho Garzón siempre he hecho oposición, porque he considerado que no eran las personas aptas para gobernar la ciudad y porque no se estaban tomando las determinaciones.

Hoy soy el candidato del Partido Liberal, motivo por el cual estamos lanzando un mensaje: queremos reconstruir la ciudad con fundamento en experiencia y en experticia, pero además con fundamento en un partido que tiene todas las capacidades de gobernar.


-Semana.com: ¿Su candidatura es unánime dentro del Partido?

Conseguimos un respaldo total de la bancada de ediles, concejales y directorios distritales, la bancada congresional está jugando muy unida, entonces lo que hay es un respaldo mayoritario. En todos los procesos políticos siempre hay unas voces que tienen que ser respetadas y toleradas, que no están de acuerdo, tal vez sean esas voces las que se ven representandas en la administración de Samuel Moreno, con quien yo tengo diferencias desde que comenzó su mandato e incluso desde que gobernaba Garzón. 

-Semana.com: ¿Cómo es relación con ese sector del liberalismo, muy afecto al expresidente Ernesto Samper?

Muy buena, como con todo el partido. Tengo buena relación con el ex presidente Samper, con el expresidente Gaviria, con el actual director del Partido, con excandidatos presidenciales como Alfonso López Caballero, Alfonso Gómez Méndez, Héctor Helí Rojas. Lo que estamos tratando es construir y sumar. Demostrar que para recuperar el poder en Bogotá, el primer paso es reunificar al Partido Liberal y esa es la tarea que estamos haciendo. 

-Semana.com: ¿Qué su campaña se oficialice este 21 de diciembre no obedece acaso a una estrategia para cortarles las alas a un partido fuerte en Bogotá como lo es Cambio Radical y obligarlo a adherir a su proyecto?

Al que madruga Dios le ayuda. Nosotros, por orden de Rafael Pardo, decidimos iniciar temprano en los departamentos y ciudades donde hubiera consenso. Evidentemente, hemos tenido varias charlas con los amigos de Cambio Radical con quien queremos lograr un trabajo conjunto para reconstruir la ciudad de Bogotá y en ese sentido estamos avanzando. No sabemos cuáles son las decisiones de Cambio, si va a tener de candidato a Néstor Humberto Martínez o a Carlos Fernando Galán, y si la decisión de ellos es hacer una consulta interpartidista o una adhesión. Lo único es que queremos trabajar conjuntamente para lograrlo. 

-Semana.com: El Partido Liberal hace parte de la Unidad Nacional, una coalición que, es evidente, tiene dos orillas. ¿Hay posibilidades que esa unidad se replique en Bogotá?

El liberalismo va a trabajar como partido para recuperar su credibilidad, pero, adicionalmente, para volver a ganar la confianza en los ciudadanos. Para sumar y no para restar. Que si se da un proceso de unidad distrital, bienvenido sea, porque en la U hay personas maravillosas con conocimiento sobre Bogotá, lo mismo en el Partido Conservador. Es por eso que tenemos que entender que no podemos seguir polarizando. Tenemos que seguir tomando determinaciones verdaderamente sustentadas para lograr disminuir los riesgos de la ciudad. 

-Semana.com: Ese sería un escenario ideal, pero en la práctica, si ve posible un acuerdo con la U o el Partido Conservador?

Hay muchas posibilidades en lograr armar una alianza entre la U, Cambio, liberales y conservadores. Solo faltaría definir el mecanismo, pero hay muchas posibilidades de hacerlo. 

-Semana.com: ¿A pesar de que la U hizo coalición y respaldó a Samuel Moreno?

Pues, hombre, habrá que preguntarles a quienes respaldan el gobierno de Samuel Moreno si quieren participar en una candidatura que claramente discrepa y se diferencia de Samuel Moreno. Esa respuesta la tendrán que dar los concejales, no todos, que están respaldando a la actual administración. 

-Semana.com: Hace unos meses, cuando muchos promovían la candidatura del expresidente Álvaro Uribe usted lo retó. ¿Hoy ve un escenario propicio como para enfrentarlo como contendor en la campaña?

Veo muy posible que ex presidentes y ex alcaldes aspiren a ser elegidos. Pero también he dicho que así se lancen Batman y Robin, el Hombre Araña, la Mujer Maravilla, yo voy hasta el final. Estamos mejor preparados que cualquiera de los posibles candidatos y lo vamos a demostrar en los debates. Yo conozco esta ciudad como la palma de mi mano, muy seguramente los demás tienen trayectoria y, ya tuvieron la oportunidad de gobernar, pero no tienen el mismo conocimiento. Nuestra generación merece la oportunidad porque nos hemos preparado, pero adicionalmente hemos demostrado, con hechos, que podemos gobernar decentemente. 

-Semana.com: Pero en concreto, ¿ve el nombre de Álvaro Uribe en el debate electoral?

Muy posible, pienso que el ex presidente Uribe no ha descartado ser candidato a la alcaldía de la ciudad. 

-Semana.com: Si usted no lo descarta, entonces encontrará un escenario con candidatos con los que trabajo de la mano. Por ejemplo su ex jefe político Enrique Peñalosa, con quien, en 2006, respaldaron la segunda candidatura de Álvaro Uribe. ¿Sería una campaña con candidatos similares?

Yo por Peñalosa y por Uribe solo tengo palabras de respeto y admiración, lo que no puedo bajo ninguna circunstancia es que se piense que yo pienso igual a ellos. Por ejemplo, con Uribe estuve en desacuerdo en la necesidad de quienes pensaban tramitar una segunda reelección, así lo expresé con mi voto en el Congreso. Con Peñalosa he tenido diferencias en el manejo de la descentralización, o lo que él piensa sobre la imposibilidad de hacer el metro en Bogotá. De eso se trata el debate, de diferenciarnos. Si ellos están en la contienda, bienvenidos, para mi será un honor competir contra ellos. Si no están, ojalá me puedan apoyar, porque se trata es de demostrar que quien destruyó la ciudad es el actual alcalde. 

-Semana.com: Usted ha dicho que siempre se opuso al Polo Democrático. Defina ¿cómo encontró este partido la ciudad y cómo la dejará?

A Bogotá la encontraron en un proceso de crecimiento y avance, con una confianza positiva de los ciudadanos y con una confianza inversionista inmensamente alta. Hoy la entregan destruida, desde el punto de vista institucional, de infraestructura, y lo más grave, desde el punto de vista de la confianza del ciudadano hacia sus autoridades. 

-Semana.com: ¿Cree que la actual administración dejará atado al próximo alcalde, hasta el punto de no tener plena libertad de acción?

Efectivamente, la nueva administración estará bastante comprometida en el tema de proyectos y recursos. Por ejemplo, se están tomando decisiones cuestionadas en prórrogas de contratos de aseo que valen 1.5 billones de pesos y que el próximo año se debe decidir sobre ellos.

Estamos viendo en la Carrera Séptima la crónica de una muerte anunciada con lo de TrasnMilenio. Garantizo que Bogotá va a perder esos 80 mil millones de pesos que adjudicó hace unos meses, porque esa obra no se va a poder hacer, está pésimamente diseñada, está sin la posibilidad de convertirse en una eficiente solución.

Por eso, lo que estamos advirtiendo es que no sigan tomando decisiones para resolverles los problemas a unos cuantos, que quieren hacerse ricos a cuentas de todos. En muchas decisiones, vamos a terminar administrando errores y equivocaciones y tendremos que revertir las irregularidades. Esa será una grave herencia que recibirá quien llegue a la Alcaldía. 

-Semana.com: Si llega a ser Alcalde, ¿cómo espera dejar a Bogotá?

Entregar una Bogotá con unos índices muy altos de confianza en las instituciones y en sus gobernantes. Eso significa decencia y transparencia. Uno debe dejar una ciudad que permita a los bogotanos no demorarse dos horas diarias en un trancón. Eso significa eficiencia a la hora de construir y control a la hora de exigir. Una ciudad segura donde el ciudadano este tranquilo. Mi administración será de principios, de ejecución y de norte. Acá siempre encontrarán acciones intachables, sabemos que es lo que tenemos que llegar a hacer y queremos demostrar para donde debe ir Bogotá en los próximos 30 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.