Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/18/2011 12:00:00 AM

Presidente de La U rechaza eventual “propósito” político de vicepresidente

Juan Lozano expresó que sería “inconveniente” cualquier conformación de un “nuevo grupo político” en torno de la figura de Angelino Garzón.

El presidente del Partido de La U, el senador Juan Lozano, entró a terciar en la polémica desatada en el Gobierno por cuenta de la nueva metodología con que se mide la pobreza y fue más allá.
 
El directivo cuestionó las eventuales posturas políticas del vicepresidente Angelino Garzón al criticar los conceptos técnicos de Planeación Nacional y manifestó en un comunicado que “rechaza” la posibilidad de que se esté fraguando un movimiento político en torno suyo.
 
Es “inconveniente cualquier propósito que se pueda estar tejiendo de conformar un nuevo grupo político alrededor del vicepresidente”, dijo, y añadió que ello “es particularmente delicado habida consideración de la proximidad de las elecciones regionales”.
 
Tras su gira por Asia, que lo llevó a Japón y Corea del sur, el presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado de atención público a su gobierno para que dirima las diferencias que puedan surgir a su interior, sin mencionar directamente a Garzón.
 
Añadió que es posible "discrepar al interior del Gobierno, pero no en público. Si lo quiere hacer en público no puede hacer parte del Gobierno".
 
Lozano, por su parte, dijo que “expresa pleno respaldo a lo dicho” por el Santos Calderón “de manera que se asegure que las discrepancias se tramiten internamente en las instancias propias del Gobierno y no se salga al público a discutir las decisiones del presidente” y reiteró que esa posición “debe ser imperativa frente a todos los funcionarios del Gobierno”.
 
Más adelante, citó a Garzón para decir que su presencia en la actual administración “es conveniente y se debe expresar en una interlocución constructiva frente a la tecnocracia oficial”, aunque “observando los conductos institucionales”.
 
“La trayectoria del vicepresidente de la República y la votación obtenida le confiere plena legitimidad para opinar sobre los asuntos sociales y contribuir en su mejor solución, al interior del Gobierno”, dijo el texto.

Dos figuras representativas de La U, el codirector Roy Barreras y el expresidente del Senado Armando Benedetti, enfrentaron la semana pasada también sus posturas en torno a las recientes declaraciones del vicepresidente Angelino Garzón.
 
El directivo anunció que le pedirá a la dirección nacional del partido que “contemple la posibilidad” de hacer una “observación disciplinaria” al vicepresidente de la República, Angelino Garzón, “comoquiera que el partido de ‘La U’ lo avaló, lo inscribió y lo eligió”.
 
Barreras, al motivar este jalón de orejas, consideró que los funcionarios deben ser responsables con las posiciones adoptadas por el Gobierno.
 
“Angelino Garzón tiene que obrar con responsabilidad de partido de gobierno y con responsabilidad de gobierno, y no como un importante líder popular en la oposición”, manifestó Barreras.
 
Pero Benedetti salió en defensa de Angelino. Se mostró de acuerdo con su posición al señalar que “es imposible que en este país alguien pueda creer que es posible vivir con 190.000 pesos en el bolsillo”.
 
El trasfondo de esta nueva controversia está en la idea de que Angelino, como vicepresidente y aval de La U, esté construyendo su propio movimiento político. Roy Barreras no descarta dirigir una carta a la dirección del partido para pedir explicaciones al vicepresidente y establecer si está incurriendo en doble militancia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.