Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/4/2012 12:00:00 AM

Primero de julio: ¿habrá cambio político en el Valle del Cauca?

El Gobierno convocó para esa fecha las elecciones atípicas que permitirán escoger el reemplazo del suspendido Héctor Fabio Useche. Mientras tanto, el movimiento MIO, con Adriana Carabalí, se mantendrá en la administración a manera de encargo.

Luego de acoger el concepto del Consejo de Estado en el que se señaló que la suspensión del gobernador Héctor Fabio Useche constituye una falta absoluta, el gobierno nacional dispuso que las elecciones atípicas en el departamento serán el primero de julio.

Ese día, los vallecaucanos deberán salir a las urnas para escoger al gobernador que regirá los destinos del departamento hasta el 2015.

Mientras tanto, Adriana Carabalí, una de las tres ternadas por el Movimiento de Inclusión y Oportunidades (MIO), que en las elecciones del pasado octubre mantuvo su poder en el Valle del Cauca, se desempeñará como gobernadora encargada.

Carabalí venía trabajando en la administración que encabezaba Useche, y lo hacía como secretaria de Hacienda. La funcionaria asumirá las funciones que venía adelantando Aurelio Iragorri, asesor presidencial para asuntos políticos que fue encargado de la Gobernación de manera interina desde el pasado mes de marzo.

La decisión del Gobierno tiene mayores implicaciones. Porque con las elecciones atípicas se podría configurar un cambio político en el Valle del Cauca.

El poder en el Valle

El departamento ha sido dominado desde los años 90 por coaliciones políticas de dirigentes emergentes. Carlos Herney Abadía, con un movimiento político alternativo, y Juan Carlos Martínez, con otra disidencia, desarrollaron una elevada influencia en el departamento. La Gobernación ha sido su principal botín.

Carlos Herney Abadía, vinculado al proceso 8.000 (infiltración de dinero del narcotráfico en la política) es un influyente dirigente vallecaucano de origen liberal. A nombre de ese partido fue diputado y llegó al Congreso de la República. En los 90 fundó su propia organización política, el Movimiento Popular Unido. Bajo esa personería jurídica fue reclutando dirigentes políticos vallecaucanos de todas las corrientes.

Uno de los dirigentes reclutados fue Juan Carlos Martínez. De la mano de Abadía se hizo diputado y posteriormente congresista. Martínez fue elegido senador en 2006, pero por el partido Convergencia Ciudadana. Hoy está detenido y se conoció de su influencia en la formación de movimientos políticos como el ADN, y el PIN.

Los partidos tradicionales han intentado recuperar el poder mediante las elecciones. Sin embargo, es casi un secreto a voces que algunos dirigentes del departamento, incluso los que tienen curul en el Congreso, han llegado a acuerdos con la nueva fuerza política que ha tenido en Juan Carlos Abadía (hijo de Carlos Herney Abadía) y Héctor Fabio Useche a sus mayores exponentes.

Abadía y Useche llegaron al poder por coaliciones políticas, pero lideradas por los partidos MIO  y el Partido de Integración Nacional (PIN).

Posibles candidatos

Por eso, las elecciones atípicas podrían constituir un cambio político en el departamento. Aún no se conocen las determinaciones de los partidos políticos, pero ya han sonado algunos nombres que aspirarían a la Gobernación el próximo mes de julio.

Uno de los que estarían en contienda sería el liberal Jorge Homero Giraldo, quien precisamente fue derrotado por Useche por menos de 5.000 votos. Giraldo, excongresista, demandó la elección por presunto fraude, pero el Consejo Nacional Electoral no le dio la razón.

El MIO intentará mantener el poder y no hay mecanismos jurídicos que le impidan hacer parte de las elecciones atípicas. De momento sus dirigentes no han anticipado candidato, aunque ya habían dirigido una terna de aspirantes para asumir el encargo de la gobernación.

Los conservadores, que décadas atrás habían tenido el poder en el Valle, tienen varios aspirantes. El exsenador Ubeimar Delgado, quien fue candidato en octubre, y el exalcalde de Cali Ricardo Cobo, también tendría aspiraciones.

El Partido de La U podría estar en las elecciones. La decisión pasa en buena parte por los senadores Dilian Francisca Toro y Roy Barreras, si considera que tienen aspirantes o deciden llegar a acuerdos con otros partidos.

Congresistas del Valle también dijeron que el vicepresidente Angelino Garzón podría tener su participación en la elección. Se ha mencionado el nombre del alto consejero presidencial para Asuntos Afrocolombianos, Óscar Gamboa.

El 1 de julio, entonces, no sólo será el día de las elecciones atípicas en el Valle, podría ser el día del cambio político en el departamento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.